Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Educacion


Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó* Reseña del libro Después de Chávez, de Geraldina Colotti

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_6072BisA finales del 2017, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro anuncia que, en las bolsas de alimentos subsidiados destinadas a las familias, se incluirá el pernil, tradicional comida navideña para los venezolanos. En efecto, su gobierno ha ordenado a Portugal toneladas de aquel corte de carne de cerdo. Sólo que Venezuela está bajo las sanciones de la Unión Europea. Los bancos portugueses encargados del pago rechazan hacer el trámite. Los cargamentos, ya preparados, no parten.

Entonces el gobierno de Caracas se dirige al país vecino Colombia, donde adquiere una cantidad equivalente de piernas. La carne llega a la frontera. Aquí es bloqueada por pretextos burocráticos, y retenida el tiempo necesario para que se pudra. Maduro no logra mantener su promesa. La gente de Venezuela no tendrá su plato de Navidad. ¿Culpa de quién? De Maduro, es obvio.

Este episodio no es narrado, por límites temporales, en el último, formidable libro de Geraldina Colotti: Después de Chávez. Lo añado yo porque es emblemático de cómo actúan los «democráticos» países occidentales con aquellas realidades que tienen la audacia de declararse «progresistas» o aún más «socialistas»”: estrangulándolos con un mordida mortal. Cuando no es posible una intervención militar directa, se las sofoca, se las hambrea. Para luego culpar de los sufrimientos de aquellos pueblos al ordenamiento político que han elegido. Con la esperanza de encontrar un caguetas como Tsipras, listo a renunciar a toda promesa y todo principio, con chillidos de perrito, al primer tirón de la correa.

Contra la Venezuela chavista USA (y, de manera solo en parte subordinada, la Unión Europea) todo lo ensayó, con la plena complicidad de la derecha local. Desde el golpe directo (2002) hasta una feroz guerrilla callejera, que en el 2014 y en el 2017 ha causado más de un centenar de muertos e innumerables heridos. Llena de atrocidades dignas del ISIS, cometidas por la Jeunesse dorée (juventud dorada) de los barrios ricos, abiertamente fascista. Y luego una agresión económica igualmente despiadada, por ejemplo con la creación de agencias de rating (calificación) fraudulentas (Dollar Today, basada en Miami, o también Dollar Hoy), que amplifican la inflación más allá de lo soportable.

jovenes_democraticos_torurando_a_un_chavista

Jóvenes «democráticos» torturando a un chavista, 2017

¿Por qué tanto odio, que nos recuerda lo que aconteció en su tiempo con Cuba, el Chile de Allende, la Nicaragua sandinista? ¿Contra un país que nunca ha agredido a nadie, y que se atiene, en sus formas de gobierno, a su propio dictamen constitucional? (a diferencia del Brasil del golpista Temer, de la Colombia en la que los opositores son asesinados por centenares, de la obscena Honduras, etc.).

Geraldina Colotti, como en el precedente Talpe a Caracas (Lo vi no me lo contaron, publicado por Vadell Hermanos), lo explica detalladamente y con abundancia de ejemplos. Venezuela es una blasfemia, en el cuadro geopolítico actual. Aunque entre miles de dificultades, destina el 70% de sus propios recursos a las clases pobres o desfavorecidas. Desmantela los barrios de chabolas construyendo y asignando viviendas populares amuebladas, incluyendo electrodomésticos (dos millones de viviendas, hasta hoy). Asegura las jubilaciones para las mujeres desde los 55 años de edad y a los hombres desde los 60, independientemente de las contribuciones (imposibles de calcular, donde domina todavía la economía informal). Desde la victoria de Chávez hasta hoy, el número de jubilados ha subido de 300 mil a tres millones. La asistencia médica es gratuita, también la educación, en todos los niveles.

Geraldina Colotti explora las instancias de base, extra estatales, de la revolución venezolana. Las fábricas recuperadas y autogestionadas (más de 500), los colectivos feministas, las comunas agrícolas (miles), las iniciativas desde abajo escolares y culturales, hasta los «colectivos» (de los que ya traté aquí), las milicias revolucionarias y la iglesia de los pobres. Es un cuadro impresionante, el que se deriva y es reconfortante. El anti-liberalismo en acción, de cara al «pensamiento único» y de la oligarquía impropiamente llamada «democracia representativa».

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_18466.jpg

«Colectivos» en movimiento

Esto no es por sólo por iniciativa de un gobierno que puede gustar o no gustar. Chávez ha definido el contexto. La autonomía proletaria prácticamente se desbordó, desahogando la propia creatividad. Hasta el punto que sigue manteniéndose fiel al legado del Comandante, en su gran mayoría, a pesar de las penurias cotidianas y la austeridad a la que es sometida por el sabotaje económico. Sabe de dónde proviene, y lo que sucedería si regresaran al poder los patrones de siempre.

Leído el texto de Colotti, es difícil entender la indiferencia, la desconfianza, o además la hostilidad, de una parte de la izquierda italiana más o menos extrema (me rehúso a usar el término «radical», que no quiere decir nada), frente al experimento venezolano, chavista o post-chavista. Hay quien lo acusa de apaciguamiento (!), y quien de autoritarismo. Puede ser entendible por parte de algunos renegados de allá, que con tal de derrocar el odiado «régimen» están listos a aliarse a la extrema derecha (los «sociólogos» Nicmer Evans, Antonio Vivas Santana, etc.), pero es verdaderamente paradójico que la condena venga de ciertos «trotskistas» italianos (no todos, por fortuna). No hay registro de que Lenin y Trotski fueran grandes aficionados de la democracia formal.

Aparte de estas bobadas de franjas marginales, sería oportuno que la izquierda italiana antagonista y anticapitalista (no hay otra, por definición) prestara atención a lo que ocurre en América Latina, y sobre todo en Venezuela. A costo de una durísima lucha de clase, se desafía el imperialismo a rostro descubierto. La Asamblea nacional constituyente está haciendo permanentes para las clases subalternas derechos que aquí en Italia son pisoteados todos los días. Es un país lejano, pero la lucha de fondo es la misma. El libro fundamental de Geraldina Colotti es una guía de viaje, pero también una sugerencia de acción.

NdE

*Primeras palabras del coro del himno nacional venezolano





Geraldina Colotti

Dopo Chávez. Come nascono le bandiere

(Después de Chávez, Cómo nacen las banderas)

ed. Jaca Book, 2018

pp, 226

€ 22,00

Ordina

(A publicarse próximamente en español)

 






Valerio Evangelisti

Original: Recensione di ‘Dopo Chávez’, di Geraldina Colotti

Traducido por Gabriela Pereira

Editado por María Piedad Ossaba  -  Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Fuente : Tlaxcala, 10 de mayo de 2018

Lea en La Pluma:

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!




 



Palabras clave:Revolución Bolivariana  Chavismo  Chávez  Maduro  Contrarrevolución  Injerencias imperialistas  Venezuela  Geraldina Colotti  Valerio Evangelisti  

Actualizado ( Miércoles, 23 de Mayo de 2018 20:52 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy7344
mod_vvisit_counterAyer70280
mod_vvisit_counterEsta semana402043
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1890981
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 733 guests, 1 members, 22 bots online
Tu IP es: 54.162.163.181
 , 
Hoy es el 25 de May de 2018