Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


Carta abierta a National Geographic: Alto a la cooperación con BAYER National Geographic

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_234Bis1National Geographic Society
A la atención de Gary E. Knell, Presidente y Director General
1145 17th Street N.W.
Washington, D.C., EE.UU.

 28 de octubre 2015

Estimado Sr. Knell:

La semana pasada, National Geographic y Bayer CropScience anunciaron el lanzamiento de su juego en línea “La gran cosecha: Una agricultura para el futuro”. Melina Bellows, Directora Principal de Educación de National Geographic, anunció que “este juego es un gran ejemplo de cómo podemos educar a los niños acerca de los retos y las soluciones a que los agricultores se enfrentan en el mundo real”.

 

La Coalition against BAYER Dangers (Coalición contra los peligros de BAYER), que ha estado monitoreando la empresa BAYER durante más de 35 años, desea expresar su desacuerdo con esta iniciativa. En nuestra opinión, National Geographic debería en cambio discutir la responsabilidad que tienen las corporaciones multinacionales sobre los problemas ambientales, especialmente en el campo de la agricultura. Al contribuir a que BAYER enverdezca su imagen ponen ustedes en entredicho la misión y la integridad de National Geographic Society.

BAYER ha establecido decenas de asociaciones con organizaciones médicas, ambientales o educativas, en particular en los ámbitos en los que su práctica empresarial está siendo puesta en entredicho. A la vez, BAYER ha abusado de estas asociaciones para desviar las críticas de los grupos de vigilancia o los medios de comunicación. BAYER pretende explotar la buena imagen de sus asociados con el fin de presentar una imagen corporativa humanitaria, sin cambiar por ello su comportamiento en el mundo real.

Indicamos a continuación algunos ejemplos de cómo BAYER da prioridad a los beneficios por encima de un medio ambiente sano:

 => Con una cuota de mercado mundial del 20%, BAYER es el segundo mayor fabricante de pesticidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se producen hasta 20 millones de casos de intoxicación por plaguicidas, de los cuales unos 200.000 casos provocan la muerte. BAYER incumplió su promesa de retirar todos los plaguicidas clasificados por la OMS como “extremadamente peligrosos” para el año 2000. Muchas vidas podrían haberse salvado de haber dado este paso. La empresa también incumple habitualmente el Código de Conducta de la FAO sobre el manejo de plaguicidas.

 => Desde principios de la década de 1990, los directivos de BAYER saben de las amenazas que los plaguicidas neonicotinoides suponen para el medio ambiente. Sin embargo, la empresa ha restado importancia a estos peligros, presentando estudios deficientes a las autoridades e ignorando la disminución de las poblaciones de abejas y otros polinizadores en muchas partes del mundo.

 => BAYER es uno de los más importantes proveedores de semillas modificadas genéticamente. Contrariamente a las afirmaciones de la compañía, los cultivos transgénicos no ayudan a resolver el problema del hambre en el mundo. Alrededor del 80 por ciento de los cultivos transgénicos se utilizan como alimento para animales. Las plantas modificadas genéticamente no son ni más resistentes a la sequía ni producen más altos rendimientos. Su cultivo en áreas cada vez más grandes está haciendo retroceder la producción de cultivos alimentarios, lo que dificulta la alimentación de las poblaciones locales.

 => El glufosinato, un herbicida utilizado en combinación con la soja, el algodón y el maíz genéticamente modificados, puede causar deformidades en los fetos y está clasificado como una toxina reproductiva. Esta sustancia deberá ser retirada de la venta en Europa en 2017. Lo cual no ha impedido a BAYER aumentar de manera significativa la producción de glufosinato en EE.UU.

 => BAYER ha contribuido con millones de dólares a las campañas que han derrotado las iniciativas dirigidas a lograr el etiquetado de los alimentos transgénicos. Este es un ejemplo clásico de doble moral: no hace falta recordar que en Europa los productos modificados genéticamente tienen que ir etiquetados.

 => BAYER ha combatido, por medio de sus grupos de presión, la mayoría de los acuerdos sobre cuestiones ambientales, ya sea el Protocolo de Kyoto para la protección del clima, las leyes de la UE sobre productos químicos, la eliminación gradual de los CFC o los esfuerzos para reducir el uso de pesticidas.

 => BAYER sigue produciendo un gran número de sustancias altamente peligrosas, tales como los plastificantes, el bisfenol A y el fosgeno. En el pasado, la empresa llegó incluso a producir PCB, gas venenoso y medicación contaminada con el VIH contra la coagulación de la sangre.

Coalition against BAYER Dangers ha documentado cientos de casos en que los productos o las fábricas de Bayer han causado daños a las personas o el medio ambiente. La empresa sólo ha detenido la producción de productos peligrosos cuando se ha visto presionada a hacerlo por el público.

Nos tememos que al establecer una asociación con esta corporación, National Geographic estará menos dispuesto a discutir los aspectos negativos de la empresa BAYER. Por ello, les instamos a poner fin a esta asociación y colaborar con todas las partes interesadas a fin de obtener más información sobre la empresa y sus actividades.

A la espera de sus noticias le saludan atentamente,

Philipp Mimkes
Brigitte Hincha
Axel Koehler-Schnura
Ene Pehrke
Uwe Friedrich

Coalition against BAYER Dangers

CBG Coordination gegen BAYER-Gefahren/Coalition against BAYER-Dangers

Original: Open Letter to National Geographic: Halt Cooperation with BAYER

Traducido por S. Seguí

Traducciones disponibles Français  Deutsch  Italiano 

Fuente : Tlaxcala, 30 de octubre de 2015

Palabras clave:Juego TOP CROP | National geographic Society | BAYER  

Actualizado ( Domingo, 29 de Noviembre de 2015 13:41 )