Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


Sika y el “control” de insectos transmisores de enfermedades

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Lilliam Eugenia Gómez Álvarez Siempre he pensado que el abordaje de un tema tan extenso y complejo como el manejo de plagas exige un ejercicio de reflexión sincera a la luz del conocimiento. Es necesaria la visión holística dada por el pensamiento complejo, esto es, la visión universal del mundo, que falta a quienes hablan o escuchamos hablar de controles con plaguicidas o xenobioticos (compuestos sintetizados en el laboratorio), integrados y hasta biológicos, pues esos discursos tienen bastantes carencias y son altamente reduccionistas.

En ellos se tratan relaciones complejas en formas desintegradas: el medio ambiente por fuera del ecosistema y del hombre; los factores bióticos (característicos de la vida) y abióticos como si todo no fuera parte intrínseca del conjunto naturaleza.

Distribución mundial de Aedes aegypti. El mapa muestra la probabilidad de ocurrencia.     Ninguna.      Ocurrencia más alta.

Distribución mundial de Aedes aegypti. El mapa muestra la probabilidad de ocurrencia.
     Ninguna.      Ocurrencia más alta.

Es necesario dar una nueva lectura enmarcada dentro de la Historia de la Doctrina Científica de la Evolución, en la que Ernest Haeckel, padre de la ecología, estableció en 1884 que “la ecología llamada también la distribución geográfica de los organismos, es la ciencia del conjunto de las relaciones con el mundo exterior, con las condiciones orgánicas e inorgánicas de la existencia; lo que llamamos Economía de la Naturaleza, no es más que las múltiples relaciones de todos los organismos vivientes en un mismo lugar, su adaptación al mundo que lo circunda, su transformación por la sobrevivencia, especialmente los fenómenos de parasitismo, depredación, migración, emigración.

Precisamente estos hechos de "Economía de la Naturaleza” que en una opinión superficial parecen una sabia disposición prevista por una creación dentro de un plan, mirados a la luz de la ciencia, no son otra cosa que el resultado de los efectos de la adaptación y evolución de la vida".

La falta de lecturas juiciosas, el desconocimiento de los ecosistemas, el desarrollo de los sistemas políticos y económicos por fuera del contexto universal y evolutivo de la naturaleza, hizo reflexionar a René Dumont, el gran ecólogo e ingeniero agrónomo francés, concluyendo: “nosotros somos todavía muy ignorantes...”

Si bien el hombre no tiene una función definida fuera de ser consumidor secundario y terciario en las cadenas tróficas (alimenticias) de los ecosistemas, es él quien ha concebido los sistemas de desarrollo político a través de la historia, ignorando las leyes que rigen la naturaleza. No son solamente los ecosistemas los afectados, sino también los seres vivos como integrantes fundamentales de estos.

Los humanos en esta relación olvidamos, o ignoramos, que somos nosotros y nuestros sistemas de desarrollo económico y político quienes debemos plegarnos a la naturaleza y no es la naturaleza la que se debe doblegar a la domesticación miope e inmediatista, de provecho económico del hoy, a costa del aniquilamiento futuro. Olvidamos que los ecosistemas son propiedad colectiva y que como tal se deben respetar, pues son parte de la naturaleza y ella ha necesitado miles de siglos de procesos de evolución, adaptación e interacción para que la existencia de la vida en la tierra se hiciera realidad; para que una flor se abriera y un pájaro colibrí pudiera fecundar con el polen traído en su pico y el estigma de ella y su ovario maduro nos regalase un fruto.

Como ecóloga-etóloga en entomología, siempre me he ocupado del manejo de las plagas, no de su erradicación, pues una plaga se maneja y para ello es indispensable saber qué son los insectos y cuál es su etología (comportamiento). Esta es la única forma de disminuir poblaciones por debajo de los umbrales (topes) de daño, y de esta forma establecer controles biológicos, permanentes en el tiempo. Un ejemplo de control biológico realizado en Colombia en 1914, el cual aún se sostiene, es el que se aplica con la langosta migratoria. Fue un trabajo brillante hecho por el entonces ministro de salud, Dr. Federico Lleras Acosta, con la bacteria Coccobasillus acridiorum, traída al país por él desde el instituto Pasteur.

En nuestro medio se hace todo lo contrario y se recurre constantemente a prácticas peligrosas para la salud humana. Es el caso del vector Aedes aegypti, (mosquito o zancudo [NdE]) transmisor de los virus de fiebre amarilla, chikungunya, dengue y zika. Las autoridades intentan “combatirlo” apresuradamente en los países del trópico -eso incluye nuestro país-, con venenos de multinacionales como Monsanto, Syngenta, Bayer y otras. Uno de ellos es el malathion, el cual,  se asperja en nuestro medio con concentraciones cercanas a 5 partes por millón, considerándolo "no riesgoso para la salud humana".

Two mosquitoes on person's skin

Aedes aegypti.jpg

Adulto Larva

Aedes aegypti

Para rebatir lo anterior, es importante consultar las “Apreciaciones al Informe emitido por la IARC[1]" (agencia internacional para la investigación del cáncer) y su potencial impacto en el uso del herbicida glifosato en Colombia. En su segundo párrafo habla del malathion, con el que se viene asperjando en Antioquia contra los insectos vectores. (Ver también World Health Organization: Carcinogenicity of tetrachlorvinphos, parathion, Malathion, diazinon, and glyphosate[2].

Quiero hacer hincapié en que así el plaguicida sea asperjado o nebulizado en dosis bajas, él solo contribuye a la adquisición de resistencia de la plaga y se acumula en el organismo humano, teniendo a la larga una evolución manifestada en efectos cancerígenos. Considero que el uso de productos xenobióticos es y será siempre una chambonada que buscaría por azar, o chiripa como se dice coloquialmente, el exterminio de una plaga.

Las denuncias sobre el fenómeno del zika en el informe “Zika: El fraude y la operación encubierta continúan”, planteadas en sus artículos por periodistas investigadores como Jim Stone, Kathy Ford, Jim West, Martin Maloney y Claus Jensen, no son gratuitas: ¿por qué endilgar ahora a un virus reportado hace 70 años la microcefalia de los neonatos nacidos recientemente y en los próximos meses y no indagar en las secuelas de herbicidas como Atrazina y Metolaclor, ampliamente usados en monocultivos en Brasil y otros países latinoamericanos? Se deben hacer estudios más a fondo sobre las vacunas necesarias para el ataque de otros virus, aplicados en Brasil, país destacado por el altísimo consumo de plaguicidas y gran presencia de enfermedades tropicales.

Pensemos primero en prevenir criaderos de insectos vectores, en educar la población y en aprender a conocer los insectos; esto es, qué son, cómo viven, cómo podemos evitar que convivan con nosotros. Después podemos empezar el verdadero combate, alejado de los intereses de las multinacionales de plaguicidas.

Lilliam Eugenia Gómez Álvarez para La Pluma, 26 de febrero de 2016

Biografía de lecturas realizadas :

[2] World Health Organization: Carcinogenicity of tetrachlorvinphos, parathion, Malathion, diazinon, and glyphosate, 20 March 2015:

https://www.iarc.fr/fr/media-centre/iarcnews/pdf/MonographVolume112.pdf

http://www.gmofreeusa.org/wp-content/uploads/2015/03/2015_03_TheLancetOncology_CarcinogenicityOfTetrachlorvinphosParathionMalathionDiazinonGlyphosate.pdf

[Nota de la editora]

El mosquito (Aedes albopictus) es una especie de díptero nematócero (es decir que tienen dos alas membranosas, largas antenas filiformes, multisegmentadas, frecuentemente con muchas sedas en los machos. En este grupo se incluyen la mayoría de los mosquitos) perteneciente a la familia Culicidae (mosquitos o zancudos). Se caracteriza por su coloración negra con ornamentación blanca en el tórax y el abdomen, patas con bandas negras y blancas y una notable línea blanca longitudinal central en el tórax y la cabeza. Tiene una longitud aproximada de 5 a 10 mm. Como otras especies de mosquitos, la hembra posee una trompa fina y alargada, situada en la cabeza (probóscide) semejante a un estilete, que utiliza para picar inyectando veneno y extrayendo sangre de vertebrados, en especial mamíferos y aves; sangre que aprovecha para el desarrollo de los huevos a modo de proteínas, utiliza unos pequeños filamentos (bigotes) a los lados de la probóscide para detectar dióxido de carbono (CO2) proveniente de animales (incluidos seres humanos). En sus picaduras utiliza una sustancia anticoagulante para extraer y almacenar la sangre de su huésped. Los machos de la especie, al igual que la de otros mosquitos, se alimentan de néctar. Está incluida en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo1 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Lilliam Eugenia Gómez Álvarez: Ingeniera Agrónoma de la Universidad Nacional, Doctora con especialidad en Ciencias Biológicas, Opción Eco-Etología, Ph.D. (Doctor en Ecología modalidad formación avanzada). Université Francois Rabelais, I.B.E.A.S. Tours, Post - Doctorado I.B.E.A.S. Université PAU – FRANCE.Corresponsal de la Pluma. Responsable de la rúbrica Economía de la Naturaleza.

 

Editado por María Piedad Ossaba

Artículos de Lilliam Eugenia Gómez  Álvarez publicados por La Pluma

Lea en La Pluma:

El negocio del zika y los mosquitos transgénicos

Zika: El fraude y la operación encubierta continúan

Ébola: “Es un asunto político: epidemia sin muertos no es epidemia creíble”, Carlos Arturo Guerrero


Palabras clave:Sika  Aedes aegypti  virus  epidemías  manejo de plagas  control biológico  asperciones  plaguicidas  glifosato  Atrazina  Metolaclor Saneamiento básico  OMS  Mosquitos o zancudos  OGM  Fraude  Pesticidas  Monsanto  Syngenta  Bayer  Vacunas  Medicina  asunto político y económico  emergencia global  Salud  arma política  Africa  América Latina  industria farmacéutica  Negocio de vacunas  Mercado de la salud  

Actualizado ( Lunes, 29 de Febrero de 2016 19:36 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy10244
mod_vvisit_counterAyer63455
mod_vvisit_counterEsta semana73699
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1562637
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 911 guests, 14 bots online
Tu IP es: 54.156.76.187
 , 
Hoy es el 21 de May de 2018