Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


"Cuba denuncia la política de USA y dinamiza el papel de la Revolución" Entrevista con Luciano Vasapollo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_6024BisLas continuas presiones políticas y, sobre todo, las operaciones de "intensidad limitada" de la CIA y del Departamento de Estado de los Estados Unidos, llevadas a cabo en casi todos los países latinoamericanos, están manipulando la situación política y la estabilidad de muchos países latinoamericanos. Como resultado, las conjunciones políticas y económicas del continente se vuelven cada vez más complejas.

La VIII Cumbre de las América ha demostrado claramente que Estados Unidos está tratando de desintegrar todo lo que los gobiernos progresistas han creado en los últimos años. Desde las reformas sociales hasta los proyectos de cooperación regional (Mercosur, CELAC y UNASUR). Un contexto que, por analogía histórica, propone de nuevo la presencia y el papel político de Cuba, como defensor extremo de la soberanía e independencia de todos los países latinoamericanos. Por esta razón, la elección de Miguel Díaz-Canel, como presidente de la República de Cuba, es de extrema importancia por dos razones. El primero, porque con él el proceso revolucionario marxista y socialista -que el imperialismo yanqui desea extinguir- seguirá promoviendo la evolución económica y la dinámica política de la revolución iniciada en 1959. De hecho, es un proceso revolucionario que, en su totalidad y en pleno respeto por la lógica del socialismo, ha ampliado el concepto de democracia popular, viviendo directamente las fases de la evolución histórica, en las cuales se han realizado investigaciones continuas para sistematizar mejor la planificación del bien público y los elementos programáticos.

El segundo, ya que el gobierno, el Estado y el pueblo de Cuba han comenzado a vivir el tercer momento de una Revolución, que ha demostrado ser única en el tiempo y cada vez más moderna. Por esta razón, entrevistamos al profesor Luciano Vasapollo para analizar la fuerza ideológica de esta Revolución y, por lo tanto, comprender la importancia y el papel geo-estratégico del Estado revolucionario en la coyuntura política actual de Cuba y del continente latinoamericano.

Luciano Vasapollo es docente en la Universidad "La Sapienza" de Roma. Director científico del CESTES (Centro de Estudios para las Transformaciones Económico-Sociales) y de las revistas Proteo y Nuestra America (Italia). También es miembro del consejo de redacción de Laberinto. Hace parte de la coordinación nacional de la Rete dei Comunisti (Red de comunistas) y es uno de los coordinadores del capítulo Italiano de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Achille Lollo  — Mientras los italianos se quedaban dormidos con la telenovela "DiMaio X Salvini", Cuba en la VIII Cumbre de las Américas, realizada en Lima, Perú, denunció la esclavización de la OEA a la Casa Blanca y los nefastos efectos de la política imperialista de los Estados Unidos en América Latina. La dura intervención del canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, y luego la del nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, son chispas momentáneas o ¿resaltan el rol político que Cuba quiere ejercer en América Latina?


Luciano Vasapollo: Efectivamente, el 14 de abril, el ministro Bruno Rodríguez Parrilla provocó un cortocircuito en la Cumbre de Lima, acusando públicamente no solo al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, sino, sobre todo, al proyecto estratégico de la Casa Blanca, que quiere recomponer su esfera de influencia en todos los países de América Latina, utilizando las maniobras sucias electorales, los impeachments (destituciones) y el sabotaje económico. En este sentido, aprovecho esta oportunidad para citar las palabras del Ministro Bruno Rodríguez Parrilla: “... Los hechos recientes demuestran que la OEA, y especialmente su Secretario General, son meros instrumentos de los Estados Unidos. Ahora, el objetivo es restablecer la dominación imperialista, destruir las soberanías  nacionales  con  intervenciones no convencionales, derribar a los gobiernos populares, revertir las conquistas sociales y reinstalar, a escala continental, el neo liberalismo salvaje...”.

De esta manera, las duras palabras del Ministro Bruno contra los Estados Unidos se han convertido en una referencia política para los gobiernos progresistas de América Latina y para los partidos de izquierda de todo el mundo, especialmente cuando dijo que: “... Cuba no aceptará amenazas ni chantaje del gobierno de los Estados Unidos. No desea la confrontación, pero no negociará nada de sus asuntos internos ni cederá un milímetro en sus principios. En defensa de la independencia, de la Revolución y del Socialismo, el pueblo cubano ha derramado su sangre, asumido extraordinarios sacrificios y los mayores riesgos, así que el próximo 19 de abril conmemoraremos firmes, seguros y optimistas la victoria contra la agresión mercenaria de Playa Girón ...”.

En la práctica, estas dos frases sintetizan el futuro político de Cuba, especialmente después de lo que se ha hecho contra Venezuela y contra Cuba en esta Cumbre, destacando nuevamente el comportamiento y las posiciones revolucionarias cubanas que en la casa Blanca pensaban que se habían desvanecido después de la reunión de Raúl Castro con Obama. De hecho, cuatro días después, el 19 de abril, el nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel fue aún más específico y radical y para esto quiero citar su frase: ... En tal contexto, ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones contra su soberanía e independencia, no negociará principios ni aceptará condicionamientos. Jamás cederemos ante presión o amenaza; los cambios que sean necesarios, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano...”.

Me gustaría recordar que en esta plenaria de gobiernos latinoamericanos, la presencia de la CIA se ha hecho sentir vergonzosamente. Especialmente cuando un grupo de países ha propuesto excluir al presidente Maduro para dar voz a los representantes de la oposición venezolana. Una operación de propaganda electoral auténticamente provocadora, si consideramos que, el 20 de mayo, se realizarán tres elecciones en Venezuela. A saber las elecciones presidenciales, la de renovación de los miembros de los parlamentos de los estados de la federación y la de los miembros de los consejos municipales. El show de los medios, organizado por las antenas de Langley continuó con la presencia de una docena de oponentes cubanos, evidentemente llegados de Miami».

La elección como presidente de la República de Miguel Díaz-Canel sorprendió a los observadores y especialmente a los críticos, que ya habían anunciado el fin de la Revolución. ¿Esta elección qué representa en el conjunto de la situación política en Cuba?

La elección de Miguel Díaz-Canel refleja la gran fuerza de expresión que la democracia popular, socialista y participativa, hoy en día, demuestra tener en Cuba. De hecho, Miguel Díaz-Canel representa la continuidad de la Revolución Cubana, ya que es un compañero que se formó dentro de este proceso revolucionario, participando en todas las fases de la construcción de la democracia popular. Me gustaría recordar que desde muy joven Miguel Díaz-Canel ha participado en esta Revolución, primero como militante y luego como líder de la juventud comunista universitaria. Profesionalmente, él es un ingeniero electrónico. Fue profesor titular en la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central de Las Villas y también rector de la universidad homónima. Dirigió el PCC durante diez años en la provincia de Villa Clara y luego en Holguín. En 1991 integró el Comité Central del PCC y en 2002 fue llamado al Buró Político. En 2009 fue llamado a dirigir el Ministerio de Educación Superior como ministro. Luego, en 2013, el Parlamento cubano lo designó para ejercer el cargo de primer vicepresidente en el Consejo de Estado y de Ministros.

Me gustaría subrayar que su elección como presidente fue muy transparente, representando así la afirmación de la tercera generación en este proceso revolucionario, perfectamente integrada en la línea política e ideológica de Cuba. De hecho, Miguel Díaz-Canel fue elegido presidente unánimemente por los 605 miembros del Parlamento, para gobernar cinco años, es decir hasta 2023, teniendo la oportunidad de ser reelegido por la segunda vez hasta 2028. Puedo afirmar, con extrema sinceridad, que Miguel Díaz-Canel además de ser un gran líder marxista, es también un gran compañero que conozco como hermano y que considero el mejor continuador de la tradición comunista y socialista cubana. ¡Por eso en las capitales del mundo occidental algunos hicieron mala cara!

 

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_18452.jpg

Miguel Díaz-Canel y su esposa Lis Cuesta Peraza, en la cola para el voto de la nueva asamblea nacional en Santa Clara el 11 de marzo de 2018

Inicialmente, la "gran prensa" del mundo occidental comentó la elección de Miguel Díaz-Canel usando adjetivos llenos de horror. Luego, todos o casi, desde "La Repubblica" en Italia hasta el "New York Times", intentaron transmitir la idea de que la Revolución cubana estaría en su fase final "... Porque la familia Castro va abandonar las salas del poder ...". ¿Podría explicar por qué este rencoroso terrorismo mediático?

Desafortunadamente cuando hablamos de Cuba, los medios del Primer Mundo recurren a los adjetivos simples en lugar de los análisis. Usan mentiras para ocultar la dignidad de un pueblo. Practican una continua estafa semántica para degenerar la realidad ganadora de la democracia socialista y popular, precisamente porque esta realidad continúa viviente, resistiendo a cualquier tipo de ataque. Estoy convencido de que si hoy un editor usa palabras ofensivas contra Cuba, como eran utilizadas durante la Guerra Fría, a saber "...El régimen dictatorial de Castro ...", o "... El poder de la familia Castro ...", lo hace solo para respetar el reglas que la lógica del imperialismo ha establecido para los medios.

En realidad, el objetivo de estas formas de expresión es negar, en todos los sentidos, que en Cuba existe un proceso revolucionario popular, que implica el ejercicio de la democracia directa y participativa y la afirmación de la igualdad. Es decir negar los fundamentos de la democracia socialista. Por ejemplo, durante años han mencionado el llamado "... Poder de la familia Castro...", pero siempre han omitido que ¡ninguno de los siete hijos de Fidel y los cuatro de Raúl hayan ocupado cargos en el gobierno!

La verdad es que el pueblo cubano ha encontrado sus propios líderes en los mejores arquitectos de la Revolución de 1959 y luego en el PCC, de los que tienen plena confianza. Fidel Castro, Che Guevara, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos y todos los demás militantes de la Sierra han puesto en marcha una Revolución que se ha vuelto profundamente popular, anticolonialista, anti-imperialista, marciana y socialista. ¡Una revolución que sin el apoyo político y moral del pueblo cubano no habría durado tanto, rechazando todos los ataques que sufrieron desde 1959 hasta hoy!

Entonces, aquellos que recurren a la fraseología de la Guerra Fría simplemente hacen terrorismo mediático. Y esto se aplica al prestigioso editor del "New York Times", así como al, evidentemente, menos prestigios, de "Libero" o de "La Repubblica". Un terrorismo mediático que, sin embargo no es gratis, porque es una parte integral del "negocio de la propaganda política" diseñada por las excelencias del imperialismo, que luego es compensada con los contratos publicitarios de las multinacionales.

Inmediatamente después de la elección de Miguel Díaz-Canel, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro ha emitido una declaración absurda, descalificando el sistema electoral cubano. ¿Podría dar algunos ejemplos para explicar el funcionamiento del modelo electoral de Cuba?

¡Siguen diciendo que las elecciones en Cuba no son democráticas porque estarían limitadas solo a los miembros del Partido Comunista de Cuba! ... Desafortunadamente por ignorancia o por malicia olvidan que de los ocho millones de votantes, solo 800,000 tienen la tarjeta del PCC y solo 400,000 son miembros de la juventud del PCC, es decir la UJC. Esto significa que el 85% de los votantes, es decir, aproximadamente 6,800.00 no son miembros del PCC! Sin olvidar que de los 605 diputados, 322 son mujeres (53%) y 338 (56%) fueron elegidos por la primera vez. Además, el 40% de los diputados elegidos son negros o mestizos, la edad promedio es de cuarenta y nueve años, mientras que un grupo de ochenta diputados nuevos tiene entre 18 y 35 años. ¡Los viejos combatientes de la Sierra Maestra son solo 60, es decir el 9.5%!

Sin embargo, el elemento más importante que los analistas de la "gran prensa" olvidan cuando critican el modelo electoral cubano es que el Partido Comunista Cubano "por ley" no puede presentar candidatos para las elecciones. Estos son seleccionados y elegidos por las bases populares en las elecciones municipales, luego en las provinciales y finalmente en las legislativas. ¡No es como aquí en Italia, donde los candidatos del PD o de Forza Italia que no fueron elegidos por falta de votos, luego son recuperados con la llamada "lista del partido"!

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_15906.jpg

La declaración de Luis Almagro es el resultado del resentimiento que tiene contra la izquierda y contra todo lo que la izquierda representa en América Latina. De hecho, Almagro siempre ha sido un "Blanco", es decir, un militante del "Partido Nacionalista". Pero para hacer una carrera como diplomático comprendió que tenía que trabajar con el Frente Amplio. Por esta razón se matriculó en el MPP, convirtiéndose en el asesor especializado en asuntos internacionales de José Mujica, cuando era ministro de agricultura en el gobierno de Tabaré Vázquez y luego fue promovido a embajador en China. Después, cuando Mujica se convirtió en presidente, Almagro fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores ya que en el Frente Amplio era el único con experiencia en asuntos diplomáticos. Posteriormente Mujica lo propuso como Secretario General de la OEA, donde Almagro volvió a ser el "Blanco" atacando sobre todo a Venezuela, Cuba y Bolivia. Tan cierto es que el periódico uruguayo "El Observador" del 20/11/2015 publicó la carta con la que el ex presidente Mujica lo llamó traidor. En Washington, Almagro es llamado "Mr Panqueca", como escribió Antonio Mercader de "El País", porque: "... Cambia las ideas políticas más rápido que la freidura de una panqueca y su zigzag político ha sido una constante en su carrera política.... ¡”Así que todo lo que dijo Almagro contra la elección de Miguel Díaz-Canel es parte del glosario de un Mr. Panqueca!.

Por las excelencias de la Casa Blanca, todo lo que hoy se mueve fuera de los conceptos de la democracia burguesa, que cuestiona la lógica del imperialismo y que denuncia los efectos de la dependencia geo-estratégica y económica, es considerado un enemigo, como en los tiempos de la Doctrina de Seguridad Nacional?

Las apariencias y las morfologías de los medios han cambiado, pero el concepto de« Estado canalla» es el mismo. Para la Casa Blanca, Cuba sigue siendo un estado canalla, como Siria, Irán, y cómo, en el pasado, se etiquetaron a Angola, Nicaragua, Libia y muchos otros países con gobiernos revolucionarios. Por ejemplo, si examinamos los anales de los periódicos de EE. UU. encontramos las absurdos declaraciones de Chester Croker cuando, en 1982, el ejército del régimen racista sudafricano invadió, por segunda vez, el sur de Angola. También encontramos los controvertidos editoriales de los principales periódicos europeos cuando los ocupantes sudafricanos finalmente fueron derrotados, en mayo de 1988, en la batalla de Cuito Cuanavale, gracias a la valiente participación de los combatientes internacionalistas cubanos al lado del ejército angoleño (FAPLA).

Desafortunadamente, la lógica del imperialismo es una lógica de poder que - con el demócrata Barack Obama o con el súper-conservador Donald Trump, se repite a lo largo de los años, cambiando solo el lenguaje y los aspectos externos. La verdad es que la concepción geo-estratégica de la Casa Blanca nunca ha cambiado, desde la Operación Fénix en Vietnam hasta la Operación Cóndor en América Latina, desde la invasión de Granada a la de Nicaragua con los Contras, desde la invasión de Iraq hasta el ataque aéreo contra Libia, desde el bloqueo económico contra Cuba hasta las sanciones contra Venezuela.

La solicitud del senador estadounidense, Marco Rubio, para una mayor aplicación del Bloqueo económico y la presión del gobierno de Donald Trump sobre el Canadá, para tratar de reducir la presencia de las 85 compañías canadienses, algunas de las cuales garantizan el refinado de níquel ¿Son iniciativas políticas personales o representan la concepción geo-estratégica de los Estados Unidos?

Desafortunadamente, en los Estados Unidos, se utilizan importantes cuestiones geo-estratégicas para impulsar campañas electorales o fortalecer el liderazgo dentro de los partidos. De hecho, el senador de Miami Marco Rubio, ya le dijo a los patrocinadores del Partido Republicano que el próximo presidente de EE. UU. tendrá que ser de origen «hispano». Por esto, reclamando el origen cubano de sus padres y para promover su campaña en el Partido Republicano, el senador Marco Rubio defiende una mayor aplicación del bloqueo económico y el rompimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba. Al mismo tiempo, el gobierno de Donald Trump multiplica la presión política sobre el gobierno canadiense tratando de imponer el «mando imperialista» y, por lo tanto, satisfacer la burguesía estadounidense y las excelencias de Wall Street ».

 

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_18455.jpg

De cada manera, el bloque económico ha sido y sigue siendo el tema central del desarrollo económico y social de Cuba para esto el presidente Miguel Díaz-Canel en su discurso en la Asamblea Nacional del Poder Popular enfatizó: “...Ningún país ha resistido por tantos años sin rendirse al asedio económico, comercial, militar, político y mediático que ha enfrentado Cuba. Por esta razón, seguiremos enfrentando las amenazas del poderoso vecino imperialista. Siempre estaremos dispuestos a dialogar y a cooperar con quienes a su vez lo estén desde el respeto y el trato entre iguales. En esta Legislatura no habrá espacio para los que aspiran a una restauración capitalista. Esta Legislatura defenderá la Revolución y continuará el perfeccionamiento del socialismo. Digámoslo con todas sus letras: la Revolución cubana sigue de verde olivo, dispuesta a todos los combates.... ».

Con el presidente Raúl Castro, el gobierno cubano ha implementado una serie de cambios en su sistema económico, donde la presencia del Estado permanece concentrada en los sectores estratégicos, a saber, la planificación socialista, el desarrollo energético y la defensa de la soberanía. ¿Continuarán las reformas del modelo económico cubano?

El drama y las dificultades del «Período Especial» permitieron al gobierno cubano definir la metodología para perfeccionar el modelo económico socialista. Por esta razón, desde 1995 los índices económicos comenzaron a mejorar. Posteriormente, en 2000 el desarrollo de la economía cubana se estabilizó entre 4% y 5%, y luego, en 2006, registró un crecimiento repentino, alcanzando el 11%. Por lo tanto, en 2010, el gobierno de Raúl Castro decidió reducir la presencia del estado en la economía, permitiendo que una serie de actividades comerciales y servicios sean administrados por particulares, convirtiéndose así en propietarios. Muchos de ellos, ahora, se han elegido en los Consejos Municipales o en el Parlamento. En 2016, cuando la crisis económica estalló en Brasil y en Argentina y los Estados Unidos organizaron el sabotaje de la economía venezolana, la recesión amenazó atacar la economía cubana. Por lo tanto, fue en esta etapa que el gobierno cubano verificó todas las medidas tomadas para promover la mejora del modelo económico socialista, incluyendo el refinamiento de las actividades del sector privado.

Lo que muchos no entienden es que en Cuba las decisiones políticas y, sobre todo, las decisiones económicas dependen de la acumulación de las experiencias vividas. Es decir, cada decisión corresponde a una fase específica del proceso de desarrollo y, por esta razón, cada decisión se estudia y analiza colectivamente. Miguel Díaz-Canel estuvo presente en todos los debates y programas de investigación llevados a cabo para definir los cambios que debieron introducirse en el proceso de desarrollo, lo que significa que la Revolución Cubana, una vez más, tendrá un presidente que conoce los mecanismos y las dificultades para perfeccionar el modelo de planificación, que siempre ha tenido su propia dinámica. Tanto es así que hasta ahora la planificación de la economía ha sido definida nueve veces, no solo para dinamizar los nuevos sectores, sino también para corregir la evolución restringida de los que encallaron debido al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos.

Me gustaría recordar que en abril de 2011, se lanzó el plan para actualizar el modelo de planificación socialista, que de hecho trajo una serie de pequeños, medianos y grandes cambios en la economía cubana. Luego, en 2016, durante el VII Congreso del Partido Comunista, estos cambios fueron objeto de un control completo para determinar la continuación y la posible ampliación. Es decir, se hizo una descripción analítica de lo que se logró, luego se definió lo que se deberá hacer en el futuro. Por lo tanto, es sobre esta base que se está lanzando el nuevo modelo de planificación que se extenderá hasta 2030, es decir, un proceso de actualización de la planificación socialista en todas sus dimensiones.

 El presidente Raúl Castro logró abrir un canal de diálogo con el gobierno de Barack Obama. Sin embargo, el sucesor, Donald Trump, lo interrumpió de inmediato. Para reanudar este diálogo, ¿tendremos que esperar a que Trump salga de la Casa Blanca? Mientras tanto, ¿qué puede hacer Miguel Díaz-Canel?

Los eventos internacionales no dependen de los individuos, sino de las relaciones y de las acumulaciones de fuerza que se desarrollan a nivel internacional. Reitero que Miguel Díaz-Canel, - precisamente porque lo conozco personalmente -, tratará de mostrar la voluntad de paz de Cuba y de crear relaciones equilibradas con los Estados Unidos. Quiero recordar que el intento de iniciar un proceso de negociación con los Estados Unidos siempre ha sido una decisión política de la Revolución cubana y del pueblo cubano. Raúl Castro, en el papel de presidente, ha representado y coordinado esta decisión colectiva del pueblo. Un proceso que luego se concretó gracias también a la multiplicación de los llamamientos de muchas entidades internacionales, el Papa Francisco ante todo. En este contexto, las manifestaciones de solidaridad llevadas a cabo en todo el mundo fueron muy importantes, también porque contribuyeron a la liberación definitiva de los Cinco Héroes cubanos. Desafortunadamente, después de este buen comienzo, Obama intentó imponer condiciones imposibles, mientras la gran prensa intentaba arrinconar al gobierno cubano, haciendo creer que la normalización de las relaciones entre los dos países estaba teniendo lugar, de modo que ¡el capitalismo estaría de regreso a Cuba!

La verdad es que Obama y sus asesores nunca han dado espacio a la discusión sobre los principales problemas relacionados con la normalización. De hecho, hubo un primer paso tímido con el funcionamiento regular de las embajadas, que no fue seguida por ninguna decisión de la administración estadounidense sobre la cuestión del Bloqueo económico y la ocupación del territorio de Guantánamo. De hecho, para Cuba estos son los argumentos «sine qua non», hasta cuando los Estados Unidos no decidan cambiarlos, es imposible hablar de la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

Con Trump, el proceso de negociación definitivamente ha terminado, no porque sea un reaccionario malo y colérico, sino porque representa los intereses de una parte de la burguesía predominante de Estados Unidos. Como resultado, la Casa Blanca ha reforzado el Bloqueo económico contra Cuba porque desea extender este bloqueo incluso contra la Venezuela del presidente Maduro. Es, por lo tanto, una decisión que cae dentro del marco de las acciones estratégicas para volver a dominar en América Latina, eliminando a todos los gobiernos progresistas. Una estrategia que, como primer punto, impone la ruptura con Cuba. De hecho, para el imperialismo, el proceso de negociación con Cuba se ha vuelto políticamente incompatible con los golpes judiciales en Brasil, Paraguay y Ecuador, con el sabotaje de la economía venezolana, asociado con los intentos subversivos de la oposición. ¡Por eso todo depende de la voluntad de los Estados Unidos!

De hecho, el ex presidente Raúl Castro ha dicho esto: «... El sentimiento mayoritario entre los ciudadanos estadounidenses y dentro de la emigración cubana es contrario a la continuidad del bloqueo y favorable a proseguir el mejoramiento en las relaciones bilaterales. Paradójicamente, los individuos y grupos que hoy parecen tener mayor influencia sobre el Presidente norteamericano son partidarios de una conducta agresiva y hostil contra Cuba....Hoy el imperialismo norteamericano crea conflictos ... Utiliza sus transaccionales y plataformas tecnológicas hegemónicas para imponer un pensamiento único, manipular la conducta humana, invadir nuestras culturas, borrar la memoria histórica y la identidad nacional, así como controlar y corromper sistemas políticos y electorales... ». En realidad, las negociaciones comenzarán nuevamente solo y cuando los Estados Unidos respetarán las siguientes reglas: 1) respeto e igual dignidad entre las partes contratantes; 2) No renuncia de Cuba a su proyecto de sociedad socialista y revolucionaria; 3) Fin inmediato del bloqueo económico; 4) Inmediato retorno del territorio cubano, donde se construyó la base militar de Guantánamo.

Los primeros presidentes que encontraron a Miguel Díaz-Canel fueron el venezolano Nicolás Maduro y el boliviano Evo Morales. ¿Es una mera demostración diplomática o, en su lugar, estas reuniones representan el fortalecimiento de una alianza política, económica y estratégica?

Estuve encantado de ver a Nicolás Maduro reunirse con Miguel Díaz-Canel, inmediatamente después de su elección y luego, gracias a Telesur, asistir a la reunión con el presidente boliviano, Evo Morales. Dos reuniones que no son solo demostraciones diplomáticas. Por otro lado, representan incluso lo que dijiste, es decir el fortalecimiento de una alianza, política, económica y estratégica. En realidad significa el fortalecimiento de ALBA, CELAC y UNASUR porque el imperialismo estadounidense intenta socavar los organismos regionales creados por los países progresistas, después de haber logrado desarticular el Mercosur explotando «ad hoc» la crisis de Venezuela y la de Brasil, después de la falsa acusación contra Dilma Rousseff y luego con el encarcelamiento del ex presidente Lula.

Me refiero no solo a las próximas elecciones en Venezuela, donde el PSUV y los partidos que integran el Frente Popular seguramente ganarán esta elección, confirmando a Nicolás Maduro como presidente y jefe de gobierno, cada vez más decidido a hacer cumplir la soberanía nacional y las decisiones del pueblo. También me refiero a las elecciones en Paraguay, donde la oposición, reunida en el Frente GANAR, registró el 47.8%, impidiendo así a la derecha de tener una mayoría absoluta. Me refiero a la situación en Nicaragua, donde las antenas de Langley intentaron poner en marcha un proceso subversivo, manipulando algunas controversias con el gobierno sobre la reforma de la ley para las nuevas contribuciones de las pensiones. Me refiero a la situación de Brasil, donde para continuar el proyecto de privatización total de las riquezas naturales y estructurales a favor de las multinacionales, el ex presidente Lula fue arrestado e injustamente condenado y así evitar su victoria en las elecciones presidenciales de octubre. Me refiero a la situación de Argentina, que el gobierno conservador de Mauricio Macri ha declinado nuevamente en el atolladero de la recesión. Me refiero a la situación de Colombia, donde el acuerdo de paz con las FARC comienza a cuestionarse y el del ELN sigue siendo cada vez más incierto y lejano.

El 18 de abril, los cancilleres de Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú declararon que suspenderían temporalmente su acceso a UNASUR. De esta manera, ¿UNASUR corre el riesgo de hacer lo mismo que Mercosur?

¡Es posible y el riesgo es grande! Por otro lado, es lo que Estados Unidos siempre querían y que el Mr. Luis Almagro, es decir, el Mr. Panqueca, ayudó a hacer. No olvidemos que la controversia y las divisiones en Mercosur comenzaron precisamente cuando Almagro dijo «... Nicolás Maduro no puede asumir la presidencia de Mercosur porque es un dictador...». Desafortunadamente, la elección en Chile del conservador Sebastián Piñera Echenique y el oportunismo del presidente peruano, Martín Vizcarra, han llevado al enterramiento de UNASUR, hasta el punto de que el canciller de Paraguay, Luis Loizaga, uno de los autores de la acusación contra el presidente Fernando Lugo - declaró que «... UNASUR necesita de un nuevo lavado ideológico...».

Está claro que detrás de este escenario, los hombres vinculados a las excelencias de la Casa Blanca se están moviendo y están tratando de socavar los proyectos de UNASUR. Especialmente los programas regionales de energía, para volver a proponer las fórmulas ortodoxas neo liberales incluidas en el «Consenso de Washington». De hecho, Estados Unidos planea reciclar Mercosur asociándolo con la Alianza del Pacífico, donde las multinacionales estadounidenses establecen leyes. Sin embargo, lo que considero muy serio es que aquí en Italia y en la Unión Europea, la llamada izquierda eurocentrista, los reformistas y ciertos sectores de la izquierda, para evitar de tomar una posición política definida, ignoran la dramática situación de América Latina.

El silencio de la «Gran Prensa» y especialmente el de los representantes de la derecha venezolana, confirma las predicciones de la victoria del Frente Popular y por lo tanto del presidente Maduro en Venezuela. ¿Cree que un nuevo éxito del Chavismo aumentará aún más la evolución agresiva de la estrategia imperialista que en este momento considera a Cuba y Venezuela «enemigos comunes»?

Estados Unidos promueve la subversión, el sabotaje y el terrorismo mediático contra el gobierno bolivariano y contra el presidente Nicolás Maduro porque impiden que las multinacionales estadounidenses exploten la inmensa riqueza petrolera y mineral de Venezuela. Si Chávez hubiera permitido a Chevron, Mobil y Texaco de continuar bombeando petróleo y gas como en el pasado, seguramente la Sexta Flota de los Estados Unidos habría permanecido parada en la base naval de Norfolk.

Desafortunadamente, los intereses económicos de las multinacionales y de los corredores de Wall Street no brindan momentos de paz para Venezuela, ni para Cuba. Estoy seguro de que con la victoria del Frente Popular y la confirmación del presidente Nicolás Maduro, los Estados Unidos aumentaran la presión y las restricciones económicas y financieras contra Venezuela. De hecho, al atacar a Venezuela en el aspecto económico y financiero, Estados Unidos quiere debilitar el ALBA y así imponer su influencia en todas las pequeñas naciones del Caribe. Algunos de ellos se unieron al ALBA, sobre todo, para aprovechar los beneficios de los contratos petroleros con Petrocaribe. De hecho, si el gobierno venezolano sigue estando obligado a importar el 80% de los alimentos e ítems industriales, que anteriormente eran producidos por las industrias venezolanas, la compañía petrolera nacional, PDVSA, ya no podrá garantizar los precios especiales y las cantidades de petróleo para Petrocaribe. En este sentido, me gustaría recordar que el "Impeachment" (destitución “legal”) llevado a cabo en Paraguay contra el presidente Francisco Lugo, impidió la firma del contrato con Petrocaribe, la participación de Paraguay en el ALBA y el voto de este país a favor de la entrada de Venezuela en el Mercosur. Sin embargo, una victoria mayoritaria del Frente Popular en Venezuela es de extrema importancia, porque puede reavivar en muchos países del continente latinoamericano la esperanza y la voluntad de consolidar la democracia y la soberanía popular.

 

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_18454.jpg

Museo de la Revolución, La Habana

Achille Lollo

Original: “Cuba denuncia la politica degli USA e dinamizza il ruolo della Rivoluzione!”
Intervista con Luciano Vasapollo

Editado por María Piedad Ossaba

Traductions disponibles : Français 

Fuente: Tlaxcala, 8 de mayo de 2016


 

Palabras clave:Cuba  Miguel Díaz-Canel  Achille Lollo  

Actualizado ( Martes, 22 de Mayo de 2018 13:18 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy7214
mod_vvisit_counterAyer70280
mod_vvisit_counterEsta semana401913
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1890851
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 724 guests, 1 members, 25 bots online
Tu IP es: 54.162.163.181
 , 
Hoy es el 25 de May de 2018