Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


¿Hasta cuándo las matarán dos veces?

E-mail Imprimir PDF

Resulta deprimente constatar lo baldíos que pueden llegar a ser los esfuerzos desplegados durante años y por tanta gente, en el interés de que los medios de comunicación tomen conciencia de la violencia machista, de la discriminación de la mujer; de que periodistas y comunicadores vuelvan a reeducarse, a pensarse como tales.

Recientemente, el periodista de un matutino dominicano que refería el caso de dos militares muertos luego de que se balearan entre ellos, además de recurrir al falso y tópico titular de la muerte que emplaza a dos hombres “por el amor de una mujer”, se extendía, ya en la crónica, sobre la mujer en disputa, “manzana de la discordia” la llamaba, y otros comentarios en verdad indignantes.

Hace dos días volvía a repetirse el titular en referencia a otro suceso y en otro periódico: “Joven se suicida luego de fuerte depresión porque su novia lo dejó”. Y al igual que en la crónica anterior, el periodista que llama la atención del lector sobre la novia que abandonara al joven, hasta el punto de identificar a la novia por su nombre y apellidos (los dos), referir su romance, citar su edad… Sólo le faltó publicar su teléfono y domicilio.

Como si el amor fuera un virus letal, se responsabiliza al más hermoso de los sentimientos de ser la más miserable de las pasiones. Y el enfermo no es el amor, es la manera en que muchos hombres, demasiados, viven y matan el amor. Cada vez que un medio de comunicación al amparo de la crónica de un feminicidio da cobertura al amor, está realmente haciéndose cómplice de un asesinato, así sea como simple encubridor, porque convierte el amor, que no estuvo en la escena del crimen, en el más comprensible de los pretextos para una sociedad que sigue escondiendo en la bragueta, la de abajo y la de arriba, a su peor enemigo.

Por hablar o por callarse, por denunciarlo o por exculparlo, por soñar o por resignarse, nunca ha de faltar, hasta que lo impidamos, el insulto, la amenaza, el golpe de un macho despechado y violento. Por salir o por quedarse, por obediente o por insumisa, por fuerte o por vulnerable, nunca ha de faltar, mientras lo consintamos, la discriminación, la violación, la violencia machista. Porque es por ser mujer que se la margina, que se la excluye, que se la mata.

Y ello ocurre con la connivencia de una justicia que descarga de culpa al acusado so pretexto de provocaciones o arrebatos; con la indolencia de una Iglesia que no tiene más propuestas que el arrepentimiento y la oración; con el beneplácito de un Estado que siempre se las ingenia para encontrar alguna nueva prioridad en las que disponer políticas y recursos; con la indiferencia de una sociedad que sigue sin exigir respuestas porque en su triste ignorancia ni siquiera es consciente de la más terrible tragedia que afecta a su desarrollo y a su convivencia; y con la complidad de unos medios de comunicación que siguen amparando en crónicas y titulares los llamados “delitos pasionales”.

La culpa de esta reiterada insistencia con que los medios de comunicación contribuyen a la cultura que encumbra la violencia machista, no es sólo de los periodistas. Los directores y dueños de los medios son quienes más podrían hacer por estimular en sus redacciones y estudios otra visión y, en consecuencia, otras maneras, porque es desalentador, aunque esta columna desmienta mi estado de ánimo, seguir asistiendo, un día sí y otro también, a crónicas infames que sirven de coartada a esa violencia y que, incluso, atentan contra la propia ética periodística… digo, si es que el delito del lucro que, por cierto, también es pasional, la ha dejado con vida.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma,7 de septiembre de 2012

*Koldo Campos Sagaseta: natural de Pamplona (País Vasco) se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que residió hasta el 2005 en que regresó al País Vasco, en concreto, a Azkoitia donde reside actualmente. Obtuvo el premio Gregorio Aguilar Barea (Nicaragua 1984) en poesía; el premio de teatro Casa de Teatro (Rep.Dominicana, 1988) por su obra "¡Hágase la mujer!"; el premio "La tacita de té" (Rep.Dominicana 2001) por su poemario "Amargue de lunas rotas"; el premio de literatura infantil "Letras de Ultramar" por su cuento "El rey necio", (Rep. Dominicana, 2012). Su columna periodística "Cronopiando" se publica actualmente en Gara ( www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info . En los últimos 4 años ha publicado "Diario de Itxaso" (Tiempo de Cerezas); "Cronopiando en verso y otras vainas (Tiempo de Cerezas), "Diario íntimo de Jack el Destripador" (Tiempo de Cerezas); y la novela "La Estatua" (Ediciones Clandestinas)Se ha desempeñado como actor en teatro: "Hágase la Mujer" "La verdadera historia del descubri-miento de América", "La Dama de las Camelias parte atrás" y en algunas películas como "La maldición del padre Cardona" o "Haiti cherie". Colaborador de La Pluma

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

Leyes y bicarbonato

La prueba del algodón

¿De quién reírnos ahora? Hambre de gloria

El Caribe volvió a ganar las Olimpiadas

Los tres riesgos que afronta Carromero

Sonrisas olímpicas

Hipócritas y medallas

Ni Grecia ni Uganda

El día en que la calle se dirigió al Congreso

¿Por qué no recortar ministros?

Fármacos que seguirán siendo públicos y gratuitos

El día de la impunidad no ha llegado”

¿Visionarios o ciegos?

¡Son como niños!

"Spain is different"

Nos cambiaron la pregunta

Sólo por dar ideas

Sostenida y sustentable

La experiencia y los pendejos

El cuento de la Justicia

"Egin" vive

El Nobel de la Paz no se merece a Fidel

Oración por el 1 de mayo

Invitación al emigrante

¡Feliz Cumpleaños!

Discreción informativa

Paradojas

Normalidad

Independencia

¿También sin estrés?

Huelga General

Titulares ambiguos

Titulares elocuentes

Palabras clave:Koldo Campos Sagaseta  Columna Cronopiando  

Actualizado ( Sábado, 08 de Septiembre de 2012 19:25 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy22102
mod_vvisit_counterAyer65933
mod_vvisit_counterEsta semana446234
mod_vvisit_counterSemana precedente526066
mod_vvisit_counterEste mes1536326
mod_vvisit_counterMes precedente2043764

We have: 560 guests, 6 bots online
Tu IP es: 54.227.104.40
 , 
Hoy es el 20 de Ene de 2018