Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Tres fallos imperdonables

E-mail Imprimir PDF

Algunos medios de comunicación nos contaban la noticia. Un ex presidiario portugués de 61 años, Artur Baptista da Silva, nada más salir de la cárcel tras cumplir condena por falsificar cheques y documentos, decidió reinsertarse en la sociedad convirtiéndose en todo un economista, incluso, como experto de Naciones Unidas. Eso era, al menos, lo que Baptista aseguraba.

Su innata capacidad para hablar mierda, rápidamente le abrió las puertas de periódicos y canales de televisión en los que exhibir su depurada oratoria, así como de ilustres academias en las que pronunciar solemnes conferencias, cena incluida.

Armado de las imprescindibles tarjetas de presentación, de un informe económico que encontrara en Internet e hiciera suyo, y avalado por un inexistente doctorado en Economía Social de la desaparecida Milton Wisconsin University, cerrada hace 30 años, Baptista frecuentaba toda clase de tertulias y espacios de opinión en los medios portugueses, llegando a ser portada del semanario Expresso con motivo de una entrevista a doble página en relación a la crisis europea.

En la cárcel, quienes fueran sus compañeros, cuando lo veían en televisión disertando sobre las políticas económicas de austeridad que ahogaban al país, lamentaban no haber sabido aprovechar mejor tan ilustre compañía. Y así fue hasta que, descubierto el fraude, Baptista optó por abandonar su prometedora carrera y desaparecer.

Obviamente, cometió tres errores imperdonables. El primero, no haber contribuido a hundir ninguna economía; el segundo, no haber pretendido sacar mayor provecho de sus títulos, asesorías y labia que la cena cada vez que impartía una charla en alguna reputada academia o foro; y el tercero, más grave todavía, no haber hecho valer su trayectoria para incoporarse como consejero asesor a Telefónica.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 22 de enero de 2013

*Koldo Campos Sagaseta: natural de Pamplona (País Vasco) se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que residió hasta el 2005 en que regresó al País Vasco, en concreto, a Azkoitia donde reside actualmente. Obtuvo el premio Gregorio Aguilar Barea (Nicaragua 1984) en poesía; el premio de teatro Casa de Teatro (Rep.Dominicana, 1988) por su obra "¡Hágase la mujer!"; el premio "La tacita de té" (Rep.Dominicana 2001) por su poemario "Amargue de lunas rotas"; el premio de literatura infantil "Letras de Ultramar" por su cuento "El rey necio", (Rep. Dominicana, 2012). Su columna periodística "Cronopiando" se publica actualmente en Gara ( www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info . En los últimos 4 años ha publicado "Diario de Itxaso" (Tiempo de Cerezas); "Cronopiando en verso y otras vainas (Tiempo de Cerezas), "Diario íntimo de Jack el Destripador" (Tiempo de Cerezas); y la novela "La Estatua" (Ediciones Clandestinas)Se ha desempeñado como actor en teatro: "Hágase la Mujer" "La verdadera historia del descubri-miento de América", "La Dama de las Camelias parte atrás" y en algunas películas como "La maldición del padre Cardona" o "Haiti cherie". Colaborador de La Pluma

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

La cita es en Bilbao

La frase del año

Españolizar Euskalherria

Inmunes a la crisis

"Spain is different"

Nos cambiaron la pregunta

Sólo por dar ideas

Sostenida y sustentable

La experiencia y los pendejos

El cuento de la Justicia

"Egin" vive

El Nobel de la Paz no se merece a Fidel

Oración por el 1 de mayo

Invitación al emigrante

¡Feliz Cumpleaños!

Discreción informativa

Paradojas

Normalidad

Independencia

¿También sin estrés?

Huelga General

Titulares ambiguos

Titulares elocuentes

Palabras clave:Koldo Campos Sagaseta  Columna Cronopiando  para La Pluma  

Actualizado ( Domingo, 10 de Febrero de 2013 16:51 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy70472
mod_vvisit_counterAyer76584
mod_vvisit_counterEsta semana329348
mod_vvisit_counterSemana precedente476327
mod_vvisit_counterEste mes1792350
mod_vvisit_counterMes precedente2045571

We have: 1422 guests, 32 bots online
Tu IP es: 54.81.166.196
 , 
Hoy es el 25 de Abr de 2018