Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


La balcanización de Irak

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

«El arte de la guerra»

La ofensiva del EIIL en Irak no ha sorprendido a Estados Unidos, por la sencilla razón de que los comandantes históricos de esa fuerza yihadista ya eran oficialmente aliados de la OTAN en Libia. A pesar de todos los aspavientos retóricos de Washington, la ofensiva del Emirato Islámico en Irak y el Levante en territorio iraquí es parte de la estrategia tendiente a desmantelar Irak, aprobada por el Senado estadounidense en 2007 y como resultado de una propuesta de… Joe Biden.

 La balkanisation de l'Irak

 

Si lo que se dice en Washington fuese cierto –que la ofensiva iraquí del Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL, también conocido en árabe como Daesh) realmente sorprendió a Estados Unidos–, el presidente Obama tendría que destituir de inmediato a todos los dirigentes de la United States Intelligence Community, a la que pertenecen la CIA y las numerosas agencias federales que se dedican al espionaje y a la ejecución de operaciones secretas estadounidenses a escala mundial.

Pero no hay dudas de que, por el contrario, esos dirigentes han recibido, en privado, las felicitaciones del presidente. El EIIL es, en realidad, una herramienta de la estrategia estadounidense de destrucción de Estados mediante guerras secretas. Varios de sus jefes provienen de las formaciones islamistas libias que, inicialmente clasificadas como terroristas, fueron armadas, entrenadas y financiadas por los servicios secretos de Estados Unidos para derrocar a Muammar el-Kadhafi.

Y es el propio EIIL quien viene a confirmarlo al conmemorar la muerte de 2 de sus comandantes libios. Se trata de Abu Abdullah al-Libi, quien combatió en Libia antes de su muerte en Siria –el 22 de septiembre de 2013– a manos de un grupo rival; y Abu Dajana, quien también luchó en Libia y murió en Siria el 8 de febrero de 2014 durante un enfrentamiento con un grupo de al-Qaeda, que anteriormente había sido su aliado.

Cuando se inició la guerra secreta por el derrocamiento del presidente Assad numerosos combatientes que se hallaban en Libia llegaron a Siria, donde se unieron a otros, que en su mayoría no eran sirios sino que provenían de Afganistán, Bosnia y Chechenia, entre otros países. Fue precisamente en Siria donde el EIIL edificó gran parte de su fuerza. Y fue también en Siria donde los «rebeldes», infiltrados en ese país desde Turquía y Jordania, recibieron cargamentos de armas, provenientes también de Croacia, a través de una red organizada por la CIA (red cuya existencia ha sido incluso documentada en una investigación del New York Times [1]).

¿Es posible que la CIA y las demás agencias estadounidenses –que disponen de una vastísima red de espías, de eficaces drones y de satélites militares– no supieran que el EIIL estaba preparando una ofensiva de gran envergadura contra Bagdad, ofensiva por demás precedida por una serie de atentados? Es evidente que no podían ignorarlo. Entonces ¿por qué no dio Washington la alarma antes del inicio de esta ofensiva? Porque su objetivo estratégico no era defender el Estado iraquí sino controlarlo.

Después de haber gastado más de 800 000 millones de dólares en las operaciones militares de la segunda guerra de Irak, Estados Unidos ve ahora como China está cada vez más presente en Irak. China está comprando cerca de la mitad de la producción petrolera iraquí, en pleno aumento, y está haciendo grandes inversiones en su industria de extracción.

Pero eso no es todo. En febrero, durante la visita del ministro chino de Relaciones Exteriores, los gobiernos de China e Irak firmaron en Bagdad varios acuerdos para la entrega de equipamiento militar chino al gobierno iraquí. En mayo, el primer ministro iraquí Nuri al-Maliki participó en la Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia (CICA, siglas en inglés) realizada en Shanghai, en la que también participó el presidente de Irán, Hassan Rohani. Cabe recordar también que en noviembre de 2013, el gobierno de al-Maliki desafió el embargo estadounidense contra Irán al firmar con Teherán un acuerdo para la compra de armamento iraní por una suma total de 195 millones de dólares.

JPEG - 18.9 ko

De conformidad con la perspectiva de rediseño del «Medio Oriente ampliado» concebida en 2001 por el estado mayor estadounidense y el informe de la Comisión Baker-Hamilton de 2006, el entonces senador Joe Biden y el presidente del CFR, Leslie H. Gelb, propusieron retirar las tropas estadounidenses de Irak después de lograr la federalización del país («Unity Through Autonomy in Iraq», por Joe Biden y Leslie H. Gelb, The New York Times, 1º de mayo de 2006.). En aquel proyecto de federalización, el poder central iraquí conservaba solamente 3 funciones: la protección de las fronteras, las relaciones exteriores y… el manejo del petróleo. Pero perdía otras importantes prerrogativas del Estado, como la moneda y la justicia. El plan fue presentado al Senado estadounidense por el demócrata Joe Biden y el republicano Sam Brownback, dos senadores cercanos al estado mayor de las fuerzas armadas estadounidenses. “The Biden-Brownback Resolution” fue adoptada en el Senado el 25 de septiembre de 2007, por 75 votos contra 23. Pero la administración Bush retrasó su aplicación porque seguía esperando la oportunidad para desatar la guerra contra Irán. La ofensiva conjunta de los yihadistas del EIIL y los peshmergas kurdos viene a reactivar ese viejo proyecto.

Es en ese contexto que se produce la ofensiva del EIIL, que incendia Irak recurriendo al material altamente inflamable que encuentra en la rivalidad entre sunnitas y chiitas, una rivalidad que la política de al-Maliki ha acentuado. Esto permite a Estados Unidos reactivar su estrategia destinada a hacerse con el control de Irak.

Ante este panorama, no podemos perder de vista el plan que el actual vicepresidente Joe Biden hizo aprobar en el Senado en 2007, plan que prevé «la descentralización de Irak en 3 regiones autónomas: kurda, sunnita y chiita» con un «gobierno central limitado a Bagdad».

En otras palabras, el desmembramiento de Irak.

Manlio Dinucci Μάνλιο Ντινούτσι

[1] “Arms Airlift to Syria Rebels Expands, With Aid From C.I.A.”, por C. J. Chivers y Eric Schmitt, New York Times, 26 de marzo de 2013.

Original: «L’arte della guerra» La balcanizzazione dell’Iraq

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio

Traduction disponibles : Français عربي

___________

Irak, las páginas borradas de la historia

 

Hace 24 años que Washington está «pacificando» Irak.

 

Como en la conocida novela 1984, de George Orwell, el Big Brother político-mediático reescribe la historia constantemente borrando páginas como las de las dos guerras contra Irak, fundamentales para la comprensión de los acontecimientos actuales. Es por lo tanto importante recordar los aspectos esenciales de ambas agresiones.

 

La primera guerra post-guerra fría

 

El Irak de Sadam Husein, que al invadir Kuwait el 2 de agosto de 1990 proporcionó a Estados Unidos la justificación necesaria para poner en práctica su estrategia posterior a la guerra fría, es el mismo Irak que Estados Unidos había estado apoyando justo antes de la invasión. A partir de 1980, Estados Unidos lo apoyó en la guerra contra el Irán del ayatola Khomeiny, considerado en aquel entonces como el «enemigo número 1». En aquella época, el Pentágono incluso proporcionó al mando iraquí las fotos del dispositivo militar iraní captadas por los satélites estadounidenses. Obedeciendo instrucciones de Washington, Kuwait concedió grandes préstamos a Bagdad.

 

Pero en 1988, con el fin de aquella guerra, Washington teme que Irak llegue a asumir un papel predominante en la región gracias a la ayuda soviética. Eso determina un cambio en la actitud de Kuwait, que exige entonces el pago inmediato de la deuda e intensifica la extracción de petróleo en el yacimiento de Rumaila, que se extiende entre Kuwait e Irak. El emirato perjudica así la economía de Irak, que está saliendo de 8 años de guerra con una deuda externa superior a los 70 000 millones de dólares. Sadam Husein piensa entonces que puede resolver el problema «reanexando» el emirato kuwaití que, en función de las fronteras trazadas en 1922 por el procónsul británico sir Percy Cox, corta el acceso de Irak a las aguas del Golfo.

 

Perfectamente al tanto del plan de Sadam Husein, Estados Unidos hace creer al gobernante iraquí que no tiene intenciones de intervenir en el asunto. El 25 de julio de 1990, en momentos en los satélites militares estadounidenses muestran que la invasión es inminente, la embajadora de Estados Unidos en Bagdad, April Glasbie, asegura a Sadam Husein que Estados Unidos no tiene opinión alguna sobre la disputa con Kuwait y que Washington desea mantener las mejores relaciones con Irak. Una semana después, Sadam Husein ordena la invasión, cometiendo así un colosal error de cálculo político. Estados Unidos designa al ex aliado como enemigo número 1, forma una coalición internacional, envía al Golfo una fuerza de 750 000 hombres (el 70% son estadounidenses) bajo las órdenes del general [estadounidense] Norman Schwarzkopf. La operación «Tormenta del Desierto» se inicia el 17 de enero de 1991.

 

En 43 días, en lo que fue presentado como «la más intensa campaña de bombardeos de la historia», la aviación de Estados Unidos y de sus aliados (entre ellos Francia e Italia) utiliza 2 800 aviones en la realización de 110 000 misiones aéreas y lanzan sobre Irak 250 000 bombas, entre ellas las bombas de racimo que a su vez contienen en total 10 millones de submuniciones o bombas más pequeñas. El 23 de febrero las tropas de la coalición, con más de 500 000 hombres, emprenden la ofensiva terrestre que, al cabo de 300 horas de carnicería, se termina el 28 de febrero con un «cese del fuego temporal» proclamado por el presidente George Bush (padre).

 

Nadie conoce con exactitud la cantidad de iraquíes muertos en esa guerra. Según un estimado, serían unos 300 000, entre militares y civiles, seguramente muchos más. Miles fueron sepultados vivos en las trincheras por los tanques, convertidos en buldóceres.

 

El embargo y la ocupación

 

En esa primera guerra, Washington decide no ocupar Irak para no alarmar a Moscú, en plena fase crítica de la disolución de la URSS, y evitar favorecer al Irán de Khomeiny. Washington prefiere avanzar paso a paso, primeramente golpeando a Irak y aislándolo después con el embargo.

 

A lo largo de los siguientes 10 años, el embargo provoca la muerte de alrededor de medio millón de niños iraquíes y de una cantidad similar de adultos, víctimas de la desnutrición, de la escasez de agua potable, de los efectos del uranio empobrecido y por falta de medicinas. La estrategia del embargo, iniciada por Bush padre (presidente de 1989 a 1993), se mantiene bajo la administración del demócrata Clinton (de 1993 a 2001).

 

Pero algunos factores cambian durante los años 1990. La ocupación de Irak, que ocupa una posición geoestratégica clave en el Medio Oriente, parece haberse convertido en un objetivo realizable. El Project for the New American Century, grupo de presión creado para «promover el liderazgo global americano», pide en enero de 1998 al presidente Clinton «emprender una acción militar para sacar a Sadam Husein del poder». Más tarde, en septiembre de 2000 y en otro documento, ese mismo grupo precisa que «la exigencia de mantener en el Golfo una fuerza militar americana consistente va más allá de la cuestión del régimen de Sadam Husein» ya que el Golfo es «una región de importancia vital» donde Estados Unidos debe desempeñar «un papel permanente».

 

La nueva estrategia, cuyo ejecutor será George W. Bush (hijo del presidente autor de la primera guerra), está por lo tanto decidida antes de que el sucesor de Bill Clinton llegue a instalarse en la Casa Blanca, en enero de 2001.

 

Esa estrategia recibe un impulso decisivo con los atentados terroristas registrados en Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001 (orquestados –como lo demuestran toda una serie de pruebas– desde adentro).

 

En febrero de 2003, el secretario de Estado Colin Powell presenta al Consejo de Seguridad de la ONU las «pruebas» –proporcionadas por la CIA y que posteriormente resultaron ser falsas, cosa que reconoció el propio Powell en persona– de que el régimen de Sadam Husein posee armas de destrucción masiva y de que respalda a al-Qaeda. Como el Consejo de Seguridad se niega a autorizar la guerra, Estados Unidos pasa por encima de ese órgano de la ONU.

 

La guerra comienza el 19 de marzo. El 1º de mayo, a bordo del portaviones USS Lincoln, el presidente George W. Bush anuncia «la liberación de Irak» subrayando que de esa manera Estados Unidos «ha eliminado un aliado de al-Qaeda».

 

Manlio Dinucci Μάνλιο Ντινούτσι

 

 

 

Original: La prima guerra dopo l’89, l’embargo e l’occupazione

 

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio

 

Traducciones disponibles : français  Türkçe  عربي 

 

Fuente: Red Voltaire, 19 de junio de 2014

Palabras clave:Irak  EIL  USA  OTAN  CIA  Libia  fuerza yihadista  Washington  Emirato Islámico  Joe Biden  Obama  

Actualizado ( Lunes, 30 de Junio de 2014 21:01 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy22227
mod_vvisit_counterAyer63442
mod_vvisit_counterEsta semana85669
mod_vvisit_counterSemana precedente480170
mod_vvisit_counterEste mes1655931
mod_vvisit_counterMes precedente2043764

We have: 998 guests, 16 bots online
Tu IP es: 54.83.81.52
 , 
Hoy es el 22 de Ene de 2018