La pluma dice lo que el hombre calla...

16 diciembre 2017 - 12:59
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Medios de comunicación

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Koldo Campos SagasetaSi existiera la justicia, más allá de la burla de la toga y el birrete; si la ética no fuera un mal respingo, por ende inoportuna y nada lucrativa; si los medios fueran independientes y no cautivos de los intereses de sus dueños; si la verdad no estuviera secuestrada tras un código de barras,  Obama, sí, Obama, el flamante Premio Nobel de la Paz, el mejor spot urdido en la fábrica de presidentes de la Casa Blanca, ya habría sido juzgado y condenado.

Y con él, ese siniestro coro de voraces fortunas cuya suerte no se dirime en las urnas porque está por encima de cualquier derecho y al margen de cualquier obligación. No importa qué inventario se hiciera de los cargos en todos sobresaldría Obama y el poder que representa.

gal_9976Hace apenas un mes el presidente estadounidense se jactaba públicamente de la impunidad de sus delitos y, en cuidada entrevista para el portal Vox, cómodamente sentado, hasta llegaba a anunciar la intención del crimen antes de perpetrarlo: “Nuestra política exterior tiene una dosis de realismo por lo que Estados Unidos, en ocasiones, tiene que torcer el brazo a los países cuando no hacen lo que queremos”.

Y en estos días,  Obama, precisando su “política exterior”, ha ido un poco más lejos y ha acusado a Venezuela de “amenazar su seguridad”. Obama ha declarado la “emergencia nacional” por el “extraordinario riesgo” que supone la situación en Venezuela.

Si este mundo fuera ese que ya ni nos atrevemos a soñar, Obama nunca habría sido posible, pero este mundo no es el que soñamos sino el que padecemos. Y por ello, ese estado delincuente que ahora amenaza a Venezuela con torcerle el brazo sigue dictando los destinos del mundo y decidiendo el bien y el mal. Son la salvaguarda contra el cambio climático que ellos, más que nadie, han provocado; la respuesta a la crisis que su modelo de desarrollo multiplica; la solución al problema del hambre que sus políticas generan; la seguridad del mundo ante la amenaza terrorista que nadie como ellos encarna;  la reserva espiritual frente al caos que se avecina y que ellos promueven. Ellos y quienes desde las sombras, esas que tanto invoca el presidente estadounidense, gobiernan realmente el mundo, su poder y sus finanzas, no desde las  calles de Caracas, sino desde Wall Street, desde el Pentágono, desde esos putos canallas mentideros que todavía se llaman medios de comunicación.

 “El que ignora la verdad es un iluso, pero el que conociéndola la llama mentira, es un delincuente”, lo decía Bertold Brech para que los grandes medios, en absoluto ilusos, no ignoren de qué se les acusa.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 15 de marzo de 2015

Traducciones disponibles: Français

Juan Carlos (Koldo) Campos Sagaseta de Ilúrdoz es poeta y dramaturgo. Nacido en Iruñea /Pamplona (Euskal Herria/País Vasco) el 14 de abril de 1954, se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que vivió durante mucho tiempo, antes de volver al País Vasco en 2005. Laboró como corrector y columnista en el periódico dominicano El Nacional, donde publicaba la columna diaria Cronopiando. Publica actualmente en Gara (www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info .Colaborador de La Pluma.

Lea en La Pluma:

Especial: Venezuela ¡resiste! Campaña de Solidaridad

 

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

39 años después

Carnavales y disfraces

La confesión de un crédulo ateo

Odiosas comparaciones

¡Lo nunca visto!

Mis hijas y los Beatles

A propósito de atentados

Dar pasos

El señor de los impulsos

España se los envía a domicilio

Mundo insólito

Haizea y la lógica

Cronología para el futuro

Infancia que nos delata

Catalunya: Derecho a decidir

La memoria no prescribe

Silencio elocuente

Carta abierta a los extraterrestres

El terror de la “tregua”

España: No la defiendan

España: La etiqueta de la ceremonia

Baba real

“Elemental, mi querido Watson”

¿Reciclar? Sí… pero no

También van a la guerra

Elogios que matan

La Globalización

España y el perdón

Canción de cuna

La memoria de Haizea

Con todos

La ternura de los pueblos

¡ALLENDEEE EEEE!

Deseo para una masacre

Ni errores ni mentiras/¿El Caso Bárcenas?

“La dama de las camelias… parte atrás”

Amamantar por obligación

¡ALLENDEEE EEEE!

Deseo para una masacre

Ni errores ni mentiras/¿El Caso Bárcenas?

“La dama de las camelias… parte atrás”

Amamantar por obligación

El zoológico del automóvil

Disociaciones peligrosas

« Funcionarios de EE UU, heridos en Venezuela ».

La última agenda semanal de un presidente cuerdo

¡Condecórenlo!

Alharaca en Boston y silencio en Texas

Defensa propia

Más sueños e ilusiones

Chávez

Vamos a hablar mierda con propiedad

 

 

Palabras clave:Venezuela | Caracas | USA | Washington | Obama | Premio Nobel de la Paz | Política exterior| emergencia nacional | estado delincuente | medios| Presidente Nicolás Maduro | Golpe de Estado | injerencia |soberanía | América Latina |Abya Yala| CITGO Derechos Humanos | Mercosur | UNASUR | Koldo Campos Sagaseta  

Actualizado ( Martes, 24 de Marzo de 2015 15:29 )