Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Europa no recibe

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Koldo Campos Sagaseta¡Qué extraña y triste mueca la de esa Europa sin memoria, la de ese común conglomerado de poses y apetitos, hoy empeñada en desandar su historia, en negarse hasta la náusea en aquella virtud en la que, si aún fuera generosa, debería asentar su razón y su respeto, cuando los horizontes se echaban a la espalda y la punta de la bota era el camino!

 

¡Que amargo y vano olvido el de esa Europa que, así fuera el hambre que empujara la mano o la ambición que sostuviera el puño, rompió amarras un día y puso rumbo al sur, siguió el curso del sol hasta encontrarse de nuevo con la noche mientras fundaba el este y el oeste, y ya hastiada de andar, señora a veces, casi siempre golfa, ha terminado anclando espantos y miserias en el mismo corazón de su virtud!

¡Qué sórdida palabra que no dice, que abrazo que no une, que beso que no besa!

Bien temprano hubo ingleses surcando las aguas del Caribe, en un trasiego armado de alborotos, acarreando esclavos y devengando haciendas, honrando piratas como corsarios devenidos en sires, desde el lago Ontario hasta la Patagonia, a lomos de elefantes en la India, de la mano del opio en el mar de la China, en las antiguas Egipto y Palestina, en los llanos de Australia, en el África austral, en la vecina Irlanda.

Eran franceses los que entraron en Quebec, pisaron Martinica, durmieron en Haití y despertaron en Guyana, los que hablaron francés en Mauritania y fumaron hachís en Marrakech, los mismos que llegaron a Argelia y acamparon en Chad, Costa de Marfil, Túnez, Senegal, Madagascar… y volvieron a amar en Indochina y a quienes todavía maldicen en Vietnam. Ni siquiera para defenderse les bastó la Polinesia, y aún se empeñan en seguir viendo franceses cuando miran a un corso, a un vasco o a un bretón.

Y fueron españoles los que hicieron Primada a La Española, ascendieron al Cuzco, cuando América valía un Potosí, bajaron a Santiago, nominaron Caracas, La Habana, Buenos Aires, recorrieron Centroamérica y Colombia, a vueltas por las dunas del Sahara, de Nápoles a Flandes, hasta las Filipinas, en un imperio en el que no se ponía el sol, e insisten en contar como españoles a gallegos, catalanes y vascos.

Y también portugueses deambulando el negro meridiano, de gira por Angola, de Madagascar a Mozambique, de Mindanao a Singapur, de Sao Paulo al Amazonas. Y holandeses a bordo de reales empresas surcando ajenos mares desde las Antillas hasta Sudáfrica, pasando por Formosa, Malasia o Indonesia. Y belgas que hicieron belga al Congo. Alemanes en Ruanda, Namibia, Tanzania, Camerún, Burundi, Togo…Italianos en Libia, Somalia, Eritrea… Y rusos, suecos, europeos…

Hasta que no quedó una sola costura en el mundo que no padeciera el despojo europeo, nada en ese bautizado “tercer mundo” que conservara su propia identidad; hasta que, como escribiera Neruda, “los garrotazos fueron argumentos tan poderosos que los indios vivos se convirtieron en cristianos muertos”. Porque Europa tenía que trazar nuevas rutas comerciales para sus productos y expandir sus mercados y multiplicar sus beneficios; porque Europa tenía que “hacer las Américas” e imponer sus lenguas y culturas, y convertir sus expolios en moneda de cambio, y trazar nuevas fronteras y saquear viejos recursos, no importa el exterminio, la segregación, la esclavitud, la miseria que todavía perdura y reclama justicia.

Pero esa Europa que nunca supo de puntos y de comas, que ha marcado su acento en todos los idiomas, la pertinaz viajera, la que avistó los polos y coronó todas las cumbres, la misma que anda a vueltas, también, por el espacio…esa Europa, hoy no recibe, hoy no quiere que nadie la perturbe y reitera la vieja cantaleta: más muros, más candados, más rejas. Hoy Europa no quiere emigrantes.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 30 de agosto de 2015

Juan Carlos (Koldo) Campos Sagaseta de Ilúrdoz es poeta y dramaturgo. Nacido en Iruñea /Pamplona (Euskal Herria/País Vasco) el 14 de abril de 1954, se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que vivió durante mucho tiempo, antes de volver al País Vasco en 2005. Laboró como corrector y columnista en el periódico dominicano El Nacional, donde publicaba la columna diaria Cronopiando. Publica actualmente en Gara (www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info .Colaborador de La Pluma.

 

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

Gracias Cuba (Dedicado a Mey)

Sueños o pesadillas

EEUU necesita psiquiatras

Elecciones animales

Medios de comunicación

39 años después

Carnavales y disfraces

La confesión de un crédulo ateo

Odiosas comparaciones

¡Lo nunca visto!

Mis hijas y los Beatles

A propósito de atentados

Dar pasos

El señor de los impulsos

España se los envía a domicilio

Mundo insólito

Haizea y la lógica

Cronología para el futuro

Infancia que nos delata

Catalunya: Derecho a decidir

La memoria no prescribe

Silencio elocuente

Carta abierta a los extraterrestres

El terror de la “tregua”

España: No la defiendan

España: La etiqueta de la ceremonia

Baba real

“Elemental, mi querido Watson”

¿Reciclar? Sí… pero no

También van a la guerra

Elogios que matan

La Globalización

España y el perdón

Canción de cuna

La memoria de Haizea

Con todos

La ternura de los pueblos

¡ALLENDEEE EEEE!

Deseo para una masacre

Ni errores ni mentiras/¿El Caso Bárcenas?

“La dama de las camelias… parte atrás”

Amamantar por obligación

¡ALLENDEEE EEEE!

Deseo para una masacre

Ni errores ni mentiras/¿El Caso Bárcenas?

“La dama de las camelias… parte atrás”

Amamantar por obligación

El zoológico del automóvil

Disociaciones peligrosas

« Funcionarios de EE UU, heridos en Venezuela ».

La última agenda semanal de un presidente cuerdo

¡Condecórenlo!

Alharaca en Boston y silencio en Texas

Defensa propia

Más sueños e ilusiones

Chávez

Vamos a hablar mierda con propiedad

 

Palabras clave:Fortaleza Europa | Migraciones humanas | Mediterráneo cementerio | Refugiados | Fronteras | Movilidad | UEropa | UEropa | Unión europea | política de asilo | Mare Nostrum | EUNAVFOR | EUNAVFOR | Represión | Koldo Campos Sagaseta