Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Colombia: la paz como imperativo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La jornadaTras una misa multitudinaria celebrada en la Plaza de la Revolución de La Habana, el papa Francisco llamó a concluir con éxito el proceso de paz iniciado en noviembre de 2012 entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno encabezado por el presidente Juan Manuel Santos. El máximo líder de la Iglesia católica dijo que no se debe permitir otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación, cuyas negociaciones tienen lugar precisamente en la capital cubana.

Para poner en contexto y antecedentes lo dicho por el pontífice, cabe recordar que la guerra en Colombia tiene más de medio siglo de historia, que se trata de un conflicto alimentado por múltiples factores –empezando por la profunda desigualdad social y la pobreza que padecen millones de campesinos– y que, de 1982 a la fecha, en casi todos los gobiernos que se han sucedido en el Palacio de Nariño las partes en conflicto han explorado vías para poner fin a la confrontación, si bien con distintos grados de voluntad política y reconocimiento de los motivos reales que detonaron el surgimiento de la oposición armada.

Los intentos más significativos de encontrar una salida negociada al conflicto ocurrieron durante los gobiernos de Belisario Betancur (1982-1986), quien logró la desmovilización del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), y de Andrés Pastrana (1998-2002), quien impulsó la creación de una zona desmilitarizada de más de 40 mil kilómetros cuadrados para dar garantías de seguridad a las negociaciones. Sin embargo, todos los intentos anteriores de poner fin al conflicto fracasaron, principalmente porque no fue posible encontrar un acuerdo entre el gobierno y la guerrilla sobre los términos de la desmovilización.

Las negociaciones actuales enfrentan obstáculos importantes, como la actitud provocadora del grupo político liderado por ex presidente Álvaro Uribe y de los sectores más reaccionarios de Colombia, quienes todavía sueñan con solucionar el conflicto mediante el aplastamiento militar de las FARC. Asimismo, existe el problema de las certezas jurídicas que se deben otorgar a los guerrilleros porque, como expresó hace unos meses el propio presidente Santos, la guerrilla no quiere ser la primera en la historia que entrega las armas para irse a una cárcel. Adicionalmente queda por resolver el problema de la seguridad para los desmovilizados. No debe olvidarse, en este aspecto, que más de 5 mil militantes y decenas de líderes de la Unión Patriótica –partido político creado por las FARC durante las negociaciones de paz con el ex presidente Belisario Betancur– fueron exterminados por paramilitares de extrema derecha a finales de los años 80 del siglo pasado.

En una pista distinta a la de las negociaciones de paz, es ineludible la necesidad de disipar la tensión provocada por el conflicto fronterizo entre Colombia y Venezuela, toda vez que el diferendo entre estas naciones vecinas impide a Caracas desempeñar el valioso papel de intermediador que ha tenido en el pasado en la confrontación armada colombiana.

En conclusión, pese a los obstáculos y las diferencias históricas, el gobierno de Santos y las FARC deben dar muestra de flexibilidad, contención y madurez, y mantenerse firmes en la búsqueda de una solución definitiva y de fondo al conflicto armado. Ambas partes tendrán que hacer concesiones, única forma de desactivar un conflicto armado sin vencedores ni vencidos, y acaso inspirarse, para ello, en los acuerdos de paz construidos hace dos décadas en Centroamérica por bandos que hasta entonces parecían irreconciliables. El exhorto formulado por Francisco ayer en La Habana resulta, pues, más que pertinente.

Fuente: La Jornada, 21 de septiembre de 2015

Lea en la pluma:

Cobertura especial: Visita Papa Franciso Cuba y EEUU



Palabras clave:Cuba  La Habana  Iglesia Católica  Papa Francisco  Proceso de Paz  Colombia  FARC-EP  paz con justicia social  paz y reconciliacion  paz como imperativo  

Actualizado ( Lunes, 21 de Septiembre de 2015 16:02 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy29318
mod_vvisit_counterAyer88312
mod_vvisit_counterEsta semana415628
mod_vvisit_counterSemana precedente512365
mod_vvisit_counterEste mes1402303
mod_vvisit_counterMes precedente2045571

We have: 693 guests, 15 bots online
Tu IP es: 23.20.245.192
 , 
Hoy es el 21 de Abr de 2018