Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Intragables. Farándulas de la intolerancia en la televisión argentina

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La sociedad de la información falsificada. Y todos los noticieros que no tenemosAtrincherados en esa especie de egolatría burguesa a la que ellos llaman “periodismo”, desfilan todas las canalladas ideológicas que la oligarquía ha sabido financiar para cultivar opinadores serviles al mercado. Dicen que son muy “plurales” cuando la mayoría son parciales y anti Estado. Son autoritarios, parvularios e ignorantes que camuflados como “libres pensadores” inoculan en público su verborrea de cortesanos conspicuos.

No aprobarían un examen elemental en ninguna escuela de periodismo. Dicen conocer de “política” y de “políticos” pero de la clase trabajadora, de sus intereses emancipatorios, de las luchas de los pueblos y de las miserias que fabrica el capitalismo -a diario- minuciosamente omiten toda referencia. Ese es su mejor retrato.

La fuerza que los sostiene en las pantallas no es su lucidez, no es su audacia informativa, no es su talento politológico sino los anunciantes que pagan por esas vociferaciones estereotipadas con que salen a exhibirse los “periodistas” tarifados por la farándula del subjetivismo reaccionario. La decadencia misma. No hay emisión en la que, con el pretexto de la “libertad de expresión” (de ellos) no saboteen al pensamiento crítico, al pensar en disenso o a las consignas de base popular. A la primera afirmación critica saltan al unísono (como hienas) para sepultar con interrupciones, “chicaneadas”, risas burlonas o gesticulaciones descalificadoras, la voz siempre en desventaja de los invitados presos de las celadas consuetudinarias e intragables. Por ejemplo es un emblema patronal inequívoco cómo el conductor quita y da el micrófono.

Pero lo más deleznable suele ser la hipocresía, la mascarada y la puñalada planificadas para descargar los odios que, a raudales, chorrean por las pantallas. El acuerdo tácito o explícito radica en hacer parecer sus vociferaciones altaneras como reglas de una “democracia” de la palabra en la que ellos deciden el momento de dar la tarascada silenciadora contra el que opina diferente. Se les puede tomar el tiempo. Se trata de una vieja trampa practicada añejamente en los laboratorios de la intolerancia más rancia. Pero estos lo repiten como una “novedad” que vende publicidades. Y su utilidad coyuntural debe cobrar mucho por eso.

Uno no se engaña. Uno sabe siempre que la lucha de clases tiene escenarios muy diversos (incluidos los programas de televisión) en los que se disputa sentido y en los que se agudizan las contradicciones sociales todas. Uno no se engaña y sabe que la burguesía adiestra a sus lebreles para que salgan por todos los frentes a combatir cualquier idea que no admita la hegemonía del capitalismo contra los seres humanos. Uno no se engaña y sabe, muy bien, de qué maneras los vendedores de noticias han creado mercados de falacias donde a punta de gritos, ofensas y canalladas de todo género se trata de silenciar la expresión de lo popular en sus sentidos más revolucionarios. Y justamente porque uno sabe todo eso es por lo que debe denunciarlo y no trágaselo tal como se lo empaquetan o se lo imponen.

Es verdad que uno puede siempre cambiar de canal (para ver lo mismo en otro canal) y también puede no cambiarlo para desmontar críticamente las argucias planificadas para mentirnos. Uno puede elegir, también, entre ejercer su derecho a cuestionar los intereses y los “ingresos” de esas operaciones ideológicas burguesas disfrazadas de “periodismo” y las consecuencias que eso tiene cuando se mezcla el odio y la falsedad como cóctel nocturno para mandarnos a dormir en la desolación y atemorizados porque si uno opina diferente a esos “periodistas” comenzarán a gritarle y a silenciarlo con el repertorio de bajezas con que ellos trabajan a diario y cobran de lo lindo. Por que cobran. No hay duda.

Ellos dicen que tienen derecho a ser y hacer del “periodismo” que inventaron lo que les dé la gana porque trabajan para empresas privadas y para el mercado de las noticias. Creen que eso les autoriza una extraterritorialidad moral o ética desde donde su estulticia dicta cátedras. Ellos creen que eso es incuestionable e intocable y ellos hacen lo indecible por defender su trinchera de impunidad a toda costa y costo. Nosotros no le creemos a esa fórmula mercenaria ni a ese periodismo de mercaderes. Ya hemos visto sus fechorías en la historia de las comunicaciones dominadas por el capitalismo. Simplemente no lo tragamos.

Es otro el periodismo que los pueblos necesitan y alientan. Es otra la necesidad de la verdad y la urgencia de la ciencia en las tareas de una comunicación social libre de mercachifles y petulantes de turno. Es muy otra la necesidad de un periodismo de base inspirado en el pensar, el sentir y el malestar de los pueblos y no la retórica de las cúpulas empresariales travestidas de “políticos” y sus escribanos de gatillo editorial fácil. Argentina dio pasos enormes en su soberanía comunicacional con leyes anti-monopolios de raíz histórica espléndida y valor estratégico en la revolución comunicacional que necesitamos todos. Ese es uno de los blancos donde se concentra el odio oligarca para arrebatarle al pueblo argentino una de sus más preclaras conquistas. El pueblo tendrá la palabra. Para ellos éste tema es intratable. ¿Nos negarán el derecho a opinar sobre esto libremente?


Fernando Buen Abad Domínguez para La Pluma, 29 de noviembre de 2015

Universidad de la Filosofía

http://fbuenabad.blogspot.com/

http://filmimagen.blogspot.com/

http://universidaddelafilosofia.blogspot.com/

http://paper.li/FBuenAbad/1315843074

@FBuenAbad

Fernando Buen Abad Domínguez (Ciudad de México, 1956) es Doctor en Filosofía. Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Ha publicado ensayos diversos sobre zapatismo y el libro Zapata (apunte sobre el futuro). Es integrante del “Movimiento Surrealista” (REDS). Rector Fundador de la Universidad de la Filosofía. Autor de Filosofía de la Comunicación (2001), Filosofía de la imagen (2003), Imagen, filosofía y creación (2004). Miembro del Comité Científico de la Asociación Mundial de Estudios Semióticos. Dirige el Laboratorio de Escritura Creativa en México y Argentina. Colaborador editorialista de diversos diarios y suplementos culturales. Colaborador de La Pluma

Artículos de Fernando Buen Abad Domínguez publicados por La Pluma:

Semiótica del Mundo. Luz y sombra de la UNESCO e-card

Argentina: ¿La Universidad Pública Bajo Amenaza? Una operación Buitre Recorre a Latinoamérica

¿Nuevos Golpismos Democráticos? Conquistar votos para aniquilar democracias

Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela… ¿Votos de Odio?

¿Es pecado cuestionar las Constituciones Políticas? Nuevos temas “tabú” en la geopolítica latinoamericana

"EE.UU. es un sospechoso principal de las operaciones del Estado Islámico en Siria"

Manifiesto de la Filosofía (nuestra) en plena crisis capitalista mundial. ¿Qué hacemos con este mundo?

Hora de FORMARNOS

EPN no ha sido capaz de ofrecer respuestas por el caso Ayotzinapa

Las Victorias de Ayotzinapa. La rebelión que no será televisada

Televisa es “un peligro para México”

Anorexia Sintáctica. Todo lo que no escribiste será usado en tu contra

Semiótica de la Radio. Meditaciones para una filosofía de la escucha

Ideología Chatarra para Niñas y Niños. Crueldades mercantiles contra la infancia

Doctrina Diplomática de los Pueblos: El Capital no puede estar por encima de la humanidad

Emiliano Zapata: Apunte sobre el Futuro

¿Síndrome de Estocolmo Electoral?

Reinos Culturales del Crimen Organizado

Adolfo Sánchez Vázquez, militancia de la Inteligencia

La sociedad de la información falsificada. Y todos los noticieros que no tenemos

México-Reiteraciones: Oaxaca: "La Ley" y "el Orden"

Eso que llaman “periodismo” La lucha de clases no se detiene en las puertas de los “diarios”

El Cristo de la hoz y el martillo: ​semióticas comunistas​

Operación Cóndor/ Operación Buitre: Las Bases Mediáticas son también Bases Semánticas.

Plan Buitre mediático

Bruselas: Las Bases y las Cumbres. Desde la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la UE

VII Cumbre de las Américas: ¿Algo más que un nuevo velorio para el ALCA?

Fernando Buen Abad: Formemos guerrillas continentales para alcanzar la comunicación emancipadora”

 

 

Palabras clave:Argentina  Medios de comunicación  “periodismo”  pinadores serviles del mercado  luchas de los pueblos  capitalismo  miserias  lucha de clases  verdad  urgencia  Fernando Buen Abad Domínguez  

 

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy37092
mod_vvisit_counterAyer86903
mod_vvisit_counterEsta semana219384
mod_vvisit_counterSemana precedente476327
mod_vvisit_counterEste mes1682386
mod_vvisit_counterMes precedente2045571

We have: 963 guests, 18 bots online
Tu IP es: 54.80.87.250
 , 
Hoy es el 24 de Abr de 2018