Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica America Latina


Colombia: Avistemos la esperanza con la unidad y la lucha popular

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Insistir en lo que nos une…prescindir de lo que nos separa

(Camilo Torres Restrepo)

 

El movimiento de presos políticos, CAMILO TORRES RESTREPO, saluda desde el interior de las prisiones colombianas a toda la clase trabajadora, en el día en el que se conmemora la barbarie de la burguesía estadounidense del siglo XIX, de la que es fiel heredera nuestra clase política que por decenios ha gobernado nuestro país; día en el que se recuerda también las heroicas luchas y conquistas de los trabajadores; la decisión y firmeza de la clase trabajadora al seguir con la convicción de que aún no ha llegado el fin de la historia, a pesar de que en muchas ocasiones lo pregonen también, algunos que arrepentidos de su atrevimiento, hoy se muestran sumisos y dispuestos a defender lo que hace apenas unos años combatían.

Es fácil mantener la combatividad cuando la correlación de fuerzas es favorable o por lo menos parece serlo, pero apenas se presentan las primeras dificultades, lo más cómodo es comportarse indiferente y en el mejor de los casos, pasarse al bando contrario, con el argumento de que las circunstancias han cambiado, aunque las condiciones sociales, económicas y políticas sigan siendo iguales o peores que en el pasado.

El actual contexto político del país está atravesado por hechos de gran trascendencia que inquietan no solo el presente sino el futuro de los colombianos. Hechos que entre sí, se condicionan y afectan de manera singular al sector popular y su clase trabajadora en general: obreros, campesinos, mujeres, hombres, indígenas, negritudes; todos hoy sentimos la necesidad de cambios; nos encontramos con un escenario de lucha y de grandes movilizaciones; avistamos expresiones de articulación popular; presenciamos como nuestros vecinos latino americanos van encontrando el camino para construir una patria propia; hechos que caracterizan el momento político y social como una oportunidad especial para construir desde las mayorías. Nosotros somos las mayorías y tenemos esa gran oportunidad.

Hoy nuestro saludo y abraso solidario, va para aquellos y aquellas, que a pesar de que se pregone la derrota de quienes hemos luchado por los sueños y esperanzas de los oprimidos y desposeídos, se mantienen firmes en sus puestos de batalla, en el hogar, el barrio, la escuela, el colegio, la universidad, la fábrica, vereda y la montaña, convencidos con la objetividad que el momento requiere, de que las utopías se pueden poco a poco ir construyendo y conquistando en la realidad, siempre y cuando nos organicemos y articulemos, en un gran Bloque popular revolucionario, poniendo al frente de toda actividad los intereses del pueblo, antes que los personales, de gremio o de grupo y que como torrente revolucionario y democrática avancemos en la conquista de las transformaciones que requiere el país. La clase trabajadora no puede olvidar su papel de jalonador de esta gran alianza, en la práctica debe ratificar su lugar en la lucha por las transformaciones y el poder para el pueblo

Este primero de Mayo tiene lugar en medio del paro nacional agrario campesino étnico y popular y la gran movilización de los diferentes sectores del campo por sus reivindicaciones particulares, que enmarcan un gran contenido de soberanía, con la exigencia al gobierno y al Estado de la revisión de los tratados de libre comercio, el cumplimiento de los acuerdos pactados en las luchas anteriores, la defensa de la soberanía agroalimentaria, el reconocimiento de las territorialidades del campo; campesinas, interculturales, ambientales, el reconocimiento del sujeto agro como como sujeto intercultural agrario. Hoy no podemos olvidar que todos somos agrodescendientes y que nos unen unos derechos colectivos que tenemos que defender, el agua, el medio ambiente, los recursos naturales y nuestra madre tierra.

El gobierno como siempre intenta manipular la opinión para colocarla en contra de la movilización popular, busca “desprestigiarla” y deslegitimarla para poderla agredir y criminalizar, para no ceder ante sus demandas, porque afectan los intereses de las multinacionales y de los grandes consorcios económicos tanto nacionales como de Estados Unidos. Como en otras ocasiones estarán dispuestos a usar la violencia, el atropello, el encarcelamiento, el asesinato y la desaparición de quienes se atreven a levantar la voz contra el establecimiento, por esta razón la clase trabajadora y el resto de movimientos populares urbanos, debemos hermanar la lucha de nuestros hermanos del campo, acompañando y haciéndola nuestra; la solidaridad se da en la práctica, en la lucha de pueblo a pueblo de movimiento a movimiento.

Invitamos a toda la clase trabajadora colombiana a articularse también en torno a un gran movimiento ciudadano por la paz, que tenga como objetivo inmediato PARAR LA GUERRA exigirle al gobierno nacional, acordar con los movimientos insurgentes el cese bilateral del fuego, como alivio Humanitario que atenúe los sufrimientos que acarrea la guerra y como voluntad de paz de ambas partes, mientras se concretan los acuerdos finales para la terminación del componente militar del conflicto, ya que estamos plenamente convencidos de que acabar con la guerra, no significa acabar con el conflicto, pues el mismo continuará hasta tanto no se solucione las razones que lo generaron y para eso se requieren cambios estructurales, que solo serán posibles cuando el pueblo se reconozca como sujeto político, se organice y se decida a conquistarlos.

Honor y gloria a los trabajadores de Chicago y a la clase trabajadora de hoy que mantiene su banderas en alto haciendo sentir su dignidad ante las amenazas y los sobornos ofrecidos por las élite oligarcas que siguen pensando que todas las conciencias se pueden comprar.

Los camilistas también somos agrodescendientes.

"No los españoles sino nuestra propia división nos ha llevado nuevamente a la esclavitud" dijo Simón Bolívar en el manifiesto de Cartagena,

Mayo 1 de 2014. Cárceles de Colombia.

Palabras clave:Colombia  prisiones  movilizaciones sociales  construcción desde las bases  articulación popular  bloque popular revolucionario  1 de mayo  paro nacional agrario campesino étnico y popular  soberanía agroalimentaria  agrodescendientes  paz con justicia social  

Actualizado ( Jueves, 08 de Mayo de 2014 21:25 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy781
mod_vvisit_counterAyer68736
mod_vvisit_counterEsta semana447134
mod_vvisit_counterSemana precedente658499
mod_vvisit_counterEste mes1774338
mod_vvisit_counterMes precedente2540693

We have: 751 guests, 7 bots online
Tu IP es: 54.196.42.146
 , 
Hoy es el 22 de Jun de 2018