Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Desde Venezuela


Oíste Merce, qué jestival de puesía el que te perdites acá en Medallo.

E-mail Imprimir PDF

Qué bacanería de jestival, qué cosas las que se cantaron y se dijeron. Yo creo que la poesía sí puede salvar al mundo como dice Fernando Rendón y otros más, aunque no tengan poder pa'hacelo efetivo. Es que qué belleza de imágenes que soltaban en esos esenarios todos esos locos de atar, porque pa'decir todas esas cosas yo creo que hay que estar muy arrebatao de la cabeza, mientras el mundo sigue en el despelote que sabemos.

Me gustaron mucho los puetas de Mozambique, pues varios como que jueron luchadores por la libertá de su pueblo. En fin, eso estuvo de lo más de bueno, lástima que a la amargada de Merce no le gusten mucho esos soñadores impenitentes. Pero ese problema es por esa arrechera que mantiene a toda hora. La voy a despertar con unos versitos bien tesos.

-Trove trove compañera, trove que si no se va a morir, trove trove ñera, que eso sirve pa'vivir. Abrime ole que está haciendo mucho lorca acá juera. Abrí pa'contate del jestival de puetas.

-No pues semejante pueta la que graduaron. Dejá de hacer escándalo a las siete de la mañana que nos dan plomo estos paracos por bullangueras. Seguite, pero esperate me lavo la caja de dientes, pa'partar este aliento matinal.

-Merce, ¿por qué no juites al jestival conmigo? Hubiéramos pasao de lo más bueno. Ese 21 jestival jue en honor a África, y el otro va a ser en honor a Asia. No sabés lo que te perdites.¡ Trove, trove compañera, trove que se va a enjermar, trove ñera, que si no se va a asar! Uy, qué calor tan tenaz.

-Dejame y termino de despertar pa'oíte todas esas barbaridades, mientras tanto bajá la voz que mi marido vino a dormir y anoche tuvimos reencuentro amoroso, y además está la suegra lo más de enjerma. Hablá pasito que a mí también me duele la cabeza, pues me tomé con ese man una de guaro y la cosa está brava acá'rriba.

-Vámos pa'la calle y allí te cuento todo esto y nos reímos un rato pues ese jestival sirvió hasta pa'eso.

-Claro, y como te juites toda la semana a mamar gallo, se te olvidó este despelote de país y de mundo. ¿No te dites cuenta que no dejaron zarpar a la jlotilla de la libertá que iba pa' Gaza? Y ahí se demostró que Israel no es un jugador más del equipo del imperialismo, sino el diretor y casi que dueño de él. Tiene a Grecia arrodillada, y esos chafarotes militarotes griegos secuestraron a todos los barcos que iban a romper el bloqueo que esos nazis mantienen a los pobres de Gaza.  

-Sin rabia Merce, paz pa'todos los hombres de buena voluntá. ¿De qué nos sirve emputanos si nadie nos hace caso? Trove, trove compañera.......

-Vos como que no sólo juites al jestival de puesía sino que te la jumates toda y bien verde. Quedate callaíta cinco minutos que me vas a alborotar el avispero y no sabés de lo qué es capaz mi marido con un guayabo encima y con un polvo mal echao. Callaíta pues.

Me tuve que contener, pues el ambiente como que no estaba pa'trovar. Es que eso es lo que yo digo: una cosa es el arte y otra la realidad, y esta berraca que se destaca por tener esa habilidad  de bajalo a uno de la nube cada que le da la gana.

-¿Oíste Merce, ya estás más tranquilita? Entonces te cuento un poco antes de que pasés a la realidá real. Imaginate que ese cerro Nutibara se llenó el primer y el último día. Qué cosa tan tesa. Qué hubieras visto a ese montón de sardinos y sardinas poniendo atención y aplaudiendo. Qué hubieras escuchao a esos manes leer, cantar, reír y yo creo que hasta llorar, te hubieras muerto de la alegría y habrías salido por un ratico de ese alboroto calenturiento de tu menopausia.

-Vos creés a todas horas que la vida es un juego. Y saber que pa'eso si sos capaz de conseguir plata, pero pa'invitar a un desayuno parviao, dizque nunca tenés.

-Un momento Merce: una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa como lo dijo muy bien dicho nuestro gran pensador Julio César Turbay Ayala. El arte es una cosa que se ve muy poco por acá, en cambio la comida la estamos comiendo a todas horas, y más como estamos de gordas, ¿no ves que cada que te veo me acuerdo de esa película Tiburón I?

-Entonces desembuchá pues y contame qué hicites pa'viajar toa la semana a escuchar esas trovas

-Ve Merce, no despotriqués de la puesía, pues allá lo que menos se escuchó jueron esas trovas baratas que escasamente soy capaz de cantátelas. Allá se escuchó poesía mundial mija, cosas muy lindas. En eso si sos vos igualita a Varito Uribe al cual la única trova que le gusta es, y dicho por sus colegas ahora en los juicios que les están haciendo por el tal Agro Ingreso Seguro: Me gusta me gusta/ cuando mis paracos desplazan/ a mí nada me asusta/cuando mis muchachos arrasan. Hasta pueta que se volvió motosierro, ¿sí o qué Merce?

-Ve, primero que todo respetá, que no creo que tenga ni una millonésima parte del ADN parecida a esa bestia, y segundo no es que yo odie eso, sino que me parece que hay cosas más importantes en qué pensar, y a vos te gusta mamar gallo y hacete la loca con esas nubes que mantenés en la cabeza.

-Oíste Merce, vení pues te invito con lo que me sobró, a un desayunito trancao pa'que se te quite ese aliento de borracha que tenés, pero nos lo comemos más abajito que por estos lares ya perdí totalmente el crédito, pues lo que tengo no me alcanza pa'todo lo que pensás zampate.

Mientras bajamos po'la cuesta más empinada del barrio, miré de reojo a Merce y traía una cara que parecía el antifaz del protagonista de V, Vendetta, pero al revés, porque esta tenía un rostro de enojo que me pareció que iba a vinagrar el chocolate. Es que yo le he dicho más de una vez que nosotras no estamos con edá pa'hacer muchas piruetas en la cama ni con el estómago, y ella como tantas veces ni me hace caso, pues que chupe y me deje.

-¿Viste Merce el nombre de esta cajetería? El mariachi, y pa'mi que le pusieron ese nombre  porque son del cartel de Méjico, hasta serán de los zetas, son capaces.

-Hablá más pasito, que parece que estuvieras recitando un puema, y recordá que en este barrio no se puede pronunciar la palabra cartel porque te la pueden montar y son capaces de echate de por aquí, y hasta la despedida te la hacen los mariachis y vos sabés con cuáles guitarras y cuáles sombreros. Hablá pasito que todas estas panaderías tienen historias oscuras y hay muchos injormantes varaos esperando excusas pa'sapiar y pa'comer.

- Te voy a leer una parte de un puema que escribió un pueta de Urabá, el cual es projesor, pa'que sepás lo que es bueno y te des cuenta que no jueron trovas baratas como las que lanzan en la feria de las flores. Escuchá y no me interrumpás: "Aunque no pude lavar la sangre/esparcida en el patio/sobre las hojas secas del mango,/sí borré los panfletos amenazantes/garabateados con odio ciego en las puertas y paredes,/y en su lugar escribí versos/ a Cristóbal, Marta, Pedro y Raquel."  ¿Cómo me vites?

-Pero eso queda como trunco. ¿No le jalta más a ese puema?, porque uno queda como empezao

-Claro: oí como termina: "Recogeré los casquillos de bala y los fundiré/para hacer con ellos otra cosa,/un amuleto contra la tristeza,/ o quizás una copa/ y beber en ella sorbos amargos,/la ausencia de mis amados,/como un ritual de comunión/ con Cristóbal, Marta, Pedro y Raquel".

-Oíste Sofi, pero perdoná, a eso no le jalta un comienzo, porque mirá que cuando empezates ya el pueta habla de que no pudo lavar la sangre. ¿Sí o qué?

-Es que como a vos no te gusta esto pues no te la recité, pero mirá el primer verso lo que canta: "Después del destierro/ he regresado a rehacer el rancho,/ a techarlo con palma amarga/ y a envigarlo con madera de parasiempre./ Lo habitaré sin la compañía de Cristóbal, Marta, Pedro y Raquel/ y no me pregunten cómo murieron".

-Ay hijuemadre, me sacates los ríos de los ojos. Y pensar que mataron la semana pasada al trovador Jacundo Cabral. Qué pesar y qué barbaridad. Yo pues Sofi te digo que a mí sí me gusta todo ese arte pero es que esta cabeza me vive dando vueltas por esta mierda de mundo que sólo mantiene malos olores pa'toda la pobrería. Pero reconozco que sí están bonitas esas letras.

-Qué pesar la muerte de Jacundo, se nos llevaron al trovador del pueblo, es que esa es la parte que me hace aterrizar a este caos universal. De seguro broncas de la derecha y de los narcos, pues ese man cada que le preguntaban de los políticos los asociaba a los payasos de la aldea y aseguraba que nunca votaba por ellos. Y de los narcos también hablaba sin pelos en la lengua. Nos dejó esa poesía, " no soy de allí ni soy de acá".

-Sofi: oí una anédota de ese man en estos días. Imaginate que un día que estaba en un pueblito de Guatemala, el mismo país en donde jue asesinao, de ascendencia maya, un anciano, el más anciano de todos se le acercó y le leyó un poema maya, porque los mayas tienen mucha poesía, y terminaba así, más o menos: ".....me voy de este mundo sin haber dejado nada, ni el perjume de una jlor ni el sonido de un río....." Dizque Jacundo dijo después en un concierto que dio: "Oí el puema, me conmovió, pero pensé por mis adentros cuando lo escuché: yo sí me puedo morir tranquilo, pues dejé una canción"  Esa que acabás de decir: no soy de aquí ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir......

-Si Merce, la puesía sirve pa'paliar nuestras penas y quebrantos que nos proporciona este marica mundo. Por eso: trove, trove compañera, trove que no se arrepentirá......"

-Ve Sofi, antes de que te salgás de madre, mejor pedí otro pandequeso y otro cubito de azúcar que el guayabo ataca sin misericordia.....

-Señor mesero, tráiganos un pandequeso, que si no a mi compañera, se le va a poner el culo tieso. ¿Cómo me vites?

-Más mal que hastai. Dejate de bobadas con estos paracos que como son de acomplejaos, van a creer que te estás burlando d'ellos.

-Vos con esa conspiradera a todas horas. Bajale a la vida y ponele más alegría que por acá no todos son motosierros. Tranquis, no paisa nada. Trove trove compañera, trove que se le va a enjriar, ese cajé con leche tan maluco, que la va a mandar a miar.

-Ve Sofi, eso no es puesía, mejor cerrá la jeta y hablemos de Gaza. Qué vamos a hacer con esos israelitas que están manejando el mundo como les da la gana. Todos los días le quitan más tierra a los palestinos, cada día los matan y los encarcelan y ni los niños se escapan. Y mirá a medio mundo apoyándolos y todavía dizque llorando por el Holocausto de ellos de manos de Hitler, pero nadie habla de que Hitler se jue a vivir a Israel y ahora el Holocausto está ocurriendo en territorio palestino.

-A propósito Merce, allí hubo puetas de Palestina, Turquía, Afganistán, Japón, Irán, India, Birmania, del África, de América, de Europa, es decir de todos los continentes, y muchos hablaron de la tragedia de esos pueblos del Asia aplastaos por la bota yanqui, europea y sionista. Lo bueno del arte es que da hasta pa'eso. A mí me da pesar, pero el arte colombiano poco poco muestra el mundo y el país que nos tocó vivir. Le jalta mucho pelo pa'la moña a nuestro arte nacional.

-Es que talvez no conocemos mucho. Yo creo, de toas maneras, que a la izquierda le ha jaltado acercar a toda esa mole de puetas, pintores, escultores, escritores y todos los terminados en ores, que hay en el país. Y antes que la izquierda lo haga, lo hace la derecha que es más rápida y tiene más recursos. Lo hace sobre todo con los que se destacan. Al resto los manda a comer de aquella. Pero Sofi, sigamos hablando de lo que te acabo de decir.

-Te decía pues que jueron muchos puetas y hasta vendieron libros de puetas de Palestina y Irak. Si no mirá el que me compré, pues hasta alcanzó la plata pa'traémelo. Te voy a leer parte de este puema del pueta Mahmoud Darwish y me contaron que habla de un niño que quedó atrapao en medio de un tiroteo entre la población palestina y los sionistas. Mirá y verás que cosa tan berraca, y de esa manera entenderás por qué la puesía nos puede servir pa'entender este mundo, pa'rreglalo o pa'llorar más, yo no sé. El puema se llama Muhammad, pues así se llamaba el niño, el cual al jinal jue asesinao por los soldaos sionistas, como cosa rara: Muhammad,/ acurrucado en brazos de su padre, es un pájaro temeroso/ del infierno del cielo: papá, protégeme,/que salgo volando, y mis alas son/ demasiado pequeñas para el viento... y está oscuro./ Muhammad,/quiere volver a casa, no tiene/ bicicleta, tampoco una camisa nueva./ Quiere irse a hacer los deberes/ del cuaderno de conjugación y gramática: llévame/ a casa papá, que quiero preparar la lección y cumplir años uno a uno.../ en la playa, bajo la palmera.../Que no se aleje todo, que no se aleje..../

-Ah hijuemichica mija, eso sí es desgarraor. Me imagino a ese niño aterrao por las balas de esos nazis, temiendo la muerte y ésta le llegó seguro con un tiro de cazador, porque Sofi, esos malditos israelíes consideran a los palestinos "bestias de dos patas", tal como Hitler consideraba a los rusos. Pero pensándolo bien, sí puede ser cierto que la puesía nos puede ayudar a liberar este mundo de tanto canalla. Si sólo el pueblo leyera un tantico así, pues tendríamos ganancia por todos laos.

-Oíste Merce, y mientras yo estuve tan entretenida con el jestival, ¿qué pasó al jin con Chávez y la tal ley de vítimas del Chucky Santos?

-¡Qué no ha pasao! Hasta Chávez parece que se mejoró un poquito; ojalá pues lo necesitamos más vivo que antes pa'que esa revolución no se tuerza y asimismo dé la orden pa'que le den el asilo político a Julián Conrado y no lo manden a las garras de estos asesinos de aquí. Te cuento también que, como dice Iván Cepeda el del Polo y del Movice, pues ese señor tiene más puestos y amenazas que un tren, esa ley es alguito pero muy chiquito, porque lo que pretende Santos en últimas es poner a cada vítima en la pelea personal, pa'sacar de los juzgados a todas las asociaciones que están peleando coletivamente y también pa'dar la imagen de país civilizado y así poder venderla en Estamos Undidos pa'que los sindicatos allá y acá coman carreta y ayuden a aprobar el Tratado Ladrón de Comercio, mija. Pa'mí es una pantomima pa'lavale la cara sucia al país y a esta oligarquía y relegar al olvido a cada hombre y mujer vítimas de la guerra sucia del Estado colombiano.

-O sea Merce que como siempre, las cosas siguen de mal en pior. Nada de reforma agraria, nada de proteción pa'los que quieren regresar a las tierras robadas, ¿nada de nada pues?

-Y la que se inventaron. Imaginate que por ejemplo Cementos Argos, Colanta y un poco de empresas más, "casualmente y sin saber", es decir, de buena fe entrecomillas, compraron un poco de tierras por el Cesar y por toas partes, y resulta que como ellos muy bien lo sabían, esas tierras tienen dueño. ¿Y qué pasó? Pues que los campesinos al averiguar por sus tierras encontraron que allí ya habían proyetos de produción y entonces la malévola ley dizque pa'remediar eso, pues ya habían hecho toda la trampa posible en las notarías, les permite ser socios de los ricos ladrones. ¡No, qué berraquera de solución! A eso sí llamo yo un verdadero despojo. ¿Y sabés qué le sumó don Chucky " el jugador de póker" Santos, a esa leyecita hecha a la medida de una buena imagen externa? Pues que si no hay plata pa'pagar las tales reparaciones económicas que se van a hacer a punta de impuestos y no expropiando a los desterradores, pues que entonces todo se paraliza, tal como quedaron las pensiones. Y el pueblo ahí, viendo telebobelas y nadie se da cuenta de esa bellaquería.

-O ganan a las buenas o ganan a las balas, estos berracos sinvergüenzas toda la vida han hecho lo mismo y aquí no pasa nada. No creo que sea posible pacificar el país con esta lepra de oligarquía ladrona y asesina que tenemos, tuvimos y tendremos en el poder con este pueblo tan adormecido y tan manipulao. La cosa está muy berraca.

-Por eso es que te digo que la puesía es muy bacana, pero el país real y el mundo son otra cosa. Ve, y mejor vamos abriéndonos que vos como llegates tan alta de nube, no te has dao cuenta que estás acá en la tierra de las bandas democráticas, como nos lo hace pensar el alcaide Alonso " medellín obra con amor" Salazar. Y aquel tipo de camiseta verde que acaba de entrar y que se bajó de esa moto 500, está como muy interesao en tus voluménicas palabras. Y si te lo detallás bien, tiene una cara de uribista que pa'quitásela no le sirve ni una docena de limones. Mejor pagá, salgamos balbuciando alguna trova tuya bien zanahoria y mirando pa'otro lao como si no juera con nosotras. Hacele pues vieja, que yo quiero seguir viviendo.

-Oíste Merce: no será que vos estás viendo más cosas de la cuenta con ese guayabo, yo a ese man lo distingo y yo no creo que sea un paraco. Tranquila home que no es pa'tanto. Salgamos pues, pero riéndonos que la vida es bella.

-Ve Sofi: yo no sé si es que toy un poquito histérica o qué me pasa, pero ese tipo es un paraco o no me llamo Maruja. Aplicá el repentismo que ese man es un duro de los injormantes. Yo no estoy asustada, sólo que es la primera vez que veo a un man de estos a estas horas tan interesao en tus versos o en las bobadas que estamos hablando. Y recordá el montón de gente que han expulsao o matao en este barrio por menos, y de seguro es por personajes como estos de 500 centímetros cúbicos en las motos.

-Trove, trove compañera, trove que no va a pasar, las cosas que usted me dice, ni nada así de igual. Salgamos pues, y esperá pa'que vias la trova que le voy a lanzar a ese tipo.

-Hacele y ojalá disimulés un poquito el miedo que me acaba de atacar. Yo no sé por qué estoy tan cobarde hoy. ¿Será por lo de Jacundo Cabral? o talvez es el efeto del guaro.

-¿Cuánto le debo señor? Vámonos pues Merce. Trove trove compañero, qué mañana más hermosa, usté qué opina ñero, sabe qué le hace jalta: una rosa..... Se rió Merce, te dije que ese es un bobo como cualquiera. Pero pa'evitar malos entendíos, mejor ni miramos pa'tras. Vámonos ya pa'la casa, vos a seguir durmiendo la rasca y yo a buscar el almuerzo.

Yo salí pensando en la puesía, en mi pueblo, en Palestina, en tantas cosas por resolver que no se me ocurre por onde empezar. Mientras tanto tirémonos una última trova pa'dale duro a la mañana: Trova trova pueblo mío, trova que así no podrán, acabar con nuestro río, de amor y luchas sabrán.

El pelo no me alcanza pa'la moña de la puesía, pero algo le hacemos a la trova. A este paso van a verme como pueta invitada en el próximo jestival. Amanecerá y veremos dijo el ciego.

 

Oíste Merce, la saga irreverente (Presentación)

Lea los capitulos anteriores:

Oíste Merce, qué Medellín y qué mundo tan distinto al que pintan en la prensa capitalista

Oíste Merce, ¿por quién doblan las campanas?

Oíste Merce, qué medios de desinjormación tan jodidos

Oíste Merce, la que te perdites en Marmato

Oíste Merce, qué bacanería la protesta en este primero de mayo

Oíste Merce qué pelotera la que le hizo armar Chucky a Chávez

Oíste Merce, armemos un congreso contra el capitalismo

Oíste Merce, qué marchotas contra chucky

Oíste Merce, hablemos de Medellín y del mundo

Oíste Merce, no entiendo nada de lo que sucede en Libia

Oíste Merce, van a invadir a Libia, explícame un poquito

Oíste Merce, me gusta esa revolución árabe

Oíste Merce, rajemos de los dictadores de este mundo

Oíste Merce, hablemos de todo un poco

Oíste Merce, me cortaron el teléfono

Oíste Merce, de verdad que Colombia es una fosa común

*Álvaro Lopera, corresponsal de “La pluma dice lo que el hombre calla…”

Artículos de Alvaro Lopera publicados por La Pluma:

¡Salud, Hernández!: te felicitan el oprobio, la falsedad y el fascismo

Marmato: la resistencia contra las transnacionales mineras avanza sin pausa

Colombia: ¿Existe el pleno empleo en la ciudad de Medellín?

Porce II: una hidroeléctrica que devora pueblo (1a. parte)

Estamos a la espera de su pedido de perdón señor Chávez

Comportamiento injustificable de un gobierno popular

Escenarios impensables para la mente decorosa de los pueblos

Diatriba, desde el conocimiento, contra la guerra imperialista

La insoportable sed que nos quiere vender el capitalismo

El doble rasero del imperialismo y el qué hacer en la ola del cambio

Los pueblos del Norte de África, Yemen y Jordania se sacuden de la modorra dictatorial proimperialista

Gaza: a dos años del genocidio, a 5 años de barbarie sionista

El resplandeciente horizonte de la verdadera educación

Actualizado ( Jueves, 14 de Julio de 2011 21:44 )