La pluma dice lo que el hombre calla...

22 febrero 2018 - 08:46
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Desde Venezuela


Oíste Merce, qué jorma de declarar ilegal a medio país el gobierno del Chucky Santos

E-mail Imprimir PDF

Hoy me llamó por teléjono un amigo, pues por jin recogí la plata y pagué estos servicios públicos tan caros, y me contó que Empresas Públicas de Metrallín, en Amalfi, en ese pueblito lleno de oro y de agua, estaba desalojando a varias jamilias de pescadores dizque porque desde hace más de quince años habitan tierras que le pertenecen a ese pulpo que es dizque de todos los antioqueños,

que porque necesitaban ese pedacito de tierra para sumalo a no sé qué proyeto de turismo. Mentiras y más mentiras, y me sacó de la cama semejante barullo y no supe qué hacer. Qué berraquera, acá en este país ya todos somos "ilegales". Los únicos "legales" son los extranjeros con plata. Voy a llamar a Merce, pa'ver qué me orienta o me desorienta, pues necesito hacer alguna cosa pa'bien de mi berraquera.

-Qu'hubo ole. ¿Te desperté? ¿Que se te hace raro que no esté tumbando tu puerta? Dejá ese mal genio y hablemos un ratico que te tengo que contar una bestialidad de estos neos como vos les decís, es decir, de los neoliberales maricas de este país. ¿Y por qué estás tan ronca, jue que juiste al clásico a gritar bobadas, a ver a ese par de troncos de equipos? ¿Qué con qué plata? Te noto berraca. Ah bueno, en media hora voy, ya sé que no puedo ir antes porque no me abrís.

....Qué geniecito, pero una la entiende. Su marido está que lo echan de la jinca, al nieto lo sancionaron en la escuela por suversivo y la hija y su suegra están en su casa que porque se le acabó el trabajo al yerno de ésta. Me imagino el desorden en ese manicomio; mejor me baño, tomo aire y salgo sin propósito de aguapanela, pero sí de un consejo así sea pa'ir a tirale piedra a ese pulpo de Empresas Públicas.

-Buenos días otra vez, ¿cómo te ha ido a vos Merce?

-Ya me has hecho esa pregunta una docena de veces, ¿cómo querés que me vaya? No ves el embale que tengo. Creo que me voy a volver loca. Ya las cosas personales no le dejan a una tiempo pa'las cosas coletivas.

-Y es que todo anda muy mal, ¿en qué te puedo ayudar querida?

-No, vos con esa joya de vago en la casa sí que me vas a poder prestar plata. Ahora la cosa es de hambre y de desempleo. Pero yo me tranquilizo, pues Chucky nos va a poner a trabajar....pero en el cementerio, enterrando lo bueno que queda de este país.

-Claro, y por eso te llamaba. Pero te sugiero que nos vamos a dar un vueltón, que aquí paradas se nos alborotan las várices. Aunque sea, vámonos pa'una sombrita, nos sentamos y nos ponemos a rajar de raimundo y todo el mundo.

-No, con ese programa tan teso, sí que me vas a levantar el ánimo querida. Y a propósito, te cuento que un vecino de po'acá se me acercó todo sigiloso y me dijo que muy bien lo que hicimos en el parque de Bolívar, que estaba de acuerdo con que nos indináramos, y que armáramos broncas pues en este país se vive muy maluco. Y que también le tocó correr cuando llegaron los Esmad. Bacano que piense así.

-Sí muy bueno, el hecho es que no salga medio sapo y nos empute la vida, porque vos sabés cómo es la gente. Te cuento pues, que estoy indinada con una cosa que me contó un amigo que me llamó a la casa.

-Vos tan pinchada recibiendo llamadas, ¿y desde cuándo conseguites plata pa'pagale a esas ratas de empresas impúdicas?

-De esas mismas porquerías es que te vengo a contar. Yo te había dicho que hace mucho tiempo esas empresas impúdicas de Metrallín tiene casada una pelea con los pescadores de Amalfi, pues quiere echarles en los embalses o sea en donde se represan las aguas pa'después mover las turbinas que dan la energía elétrica, un químico que usaron en Vietnam, un tal, un tal...

-Si jue en Vietnam, pues debió haber sido el tal agente naranja, el mismo que hizo mucho escándalo, pues yo me acuerdo que decían que con ese sacaban a la guerrilla de la selva, y lo que hicieron jue dejar más de un millón de niños con taras, con dejormaciones, y la tierra sirviendo pa'nada, leía yo en estos días en interné.

-Sí, y eso es lo que quieren echar pa'dizque acabar con una mata que les crece en sus embalses, un tal buchón que leía yo en la prensa alternativa. Y entonces los pescadores y muchos inteletuales hicieron escándalo y empresas impúdicas se les emputó y les dijo que esperaran el garrotazo

-Y entonces que pasó, ¿qué te contó el man que te llamó?

-Que el reyecito de esas empresas impúdicas les dijo que si era cierto que iban a envenenar aguas pues que entonces demostraran que el pescao que ellos cogen en los embalses estaba libre de culpas y penas, y que tampoco estaban de acuerdo con lo que les estaban diciendo desde la procuraduría agraria, pues allí una señora se les emberracó, y casi que les ordenó que no envenenaran las aguas que surtían a muchos pueblos.

-Bueno, entonces los pescadores tienen la razón. ¿Cuál es pues la preocupación?

-Merce, la preocupación es que el reyecito de empresas impúdicas dijo que eso no se quedaba así, y les hizo muecas y señas con el puño cerrado golpiando la nariz, queriéndoles decir que se  cuidaran pues y que no se iban a salir con las suyas, y entonces tomó muestras de los peces de esos embalses pa'demostrales que de toas maneras tienen más metales que la tabla periódica y ahora arrancó a desalojar a varios pescadores que viven en la orilla del embalse, dizque por invasión de propiedad ajena, a sabiendas que llevan viviendo ahí más de quince años. La razón: "necesitamos estas tierras pa'l negocio del turismo".

-Hijuemamas tan vengativos. ¿Pero no ves que las mismas empresas impúdicas ahorita mismo con el tal gobernador, el paraRamos y el Esmad, están echando a todos los mineros de Ituango dizque porque por obra de Chucky, la Uribestia y todos estos malparidos que manejan el país como una jinca, ya todos los mineros son "delincuentes", que porque el oro es pa'los extranjeros y punto y que necesitan la orilla del río limpiecita pues van a empezar a costruir la hidroelétrica?

-Claro Merce, y te dites cuenta que hasta al cura de Marmato, el mismo que se oponía a que desalojaran a los mineros de ese pueblo, en esa tierra donde yo estuve en la marcha con los indígenas y mineros del pueblo, lo mataron y dizque no se sabe quién jue y que de seguro jue por robale. Todo el que medio habla y protesta contra los extranjeros platudos que vienen por el oro o por la riqueza del país, lo borran del mapa, y nadie sabe nada. Es que las locomotoras de Santos....se llevan por delante lo que les estorbe.

-Oíste Sofi, ¿qué tal si nos paramos, nos apretamos los calzones, y nos vamos a dar una vueltecita por la cancha, por la casa del paraco mayor, aquel que sacan todas las semanas de la cárcel y lo llevan a bailar a su "humilde rancho"?

....Caminamos un rato al son del jilo, pues no había ni pa'un tinto. Nos veíamos como dos colegialas voladas de un curso que ditaba el peor profesor del colegio. Estábamos como achantadas, es que el sinnúmero de cosas que suceden y esta hambre tan berraca, y pa'colmo de males, el calor que nos estalla la cabeza y el jrío y el agua cuando menos lo esperamos.

Llegamos a la cancha, miramos pa'todos lados no vaya a ser que nos hagan correr, porque naide se les puede ni acercar. Pero la sombra que dan los arbolitos, ya es suficiente pa'intentar siquiera disjrutar de ella.

-Sí Merce, las cosas no son lo que parecen, ni los dueños de todo están dentro del país.

-Esperate Sofi tomo aire pa'sentame, que esta hemorroides a veces duele hasta pa'reise. Las cosas que les pasa a esos pescadores de Amalfi, ya se impusieron como normales en este país. Supites que en otras regiones como Montes de María en Bolívar, en el Norte de Colombia, o en Turbo, o en Putumayo, o donde sea, campesino que llega a pedir su tierra, la encuentra ocupada dizque por empresas muy respetables de Antioquia o de otras partes y que entonces, de acuerdo a Chucky y su pendeja ley de tierras, el campesino no puede reclamar su terruño sino asociase, que dizque porque de buena je la empresa que le tomó su tierra está explotándola sin mala je. Y si no le gusta, ahí tiene el cajón pa'que lo saquen con las patas pa'lante.

-Yo lo que oí jue que de ahora en adelante, por arte de magia, nadie puede pescar, nadie puede sacar oro, así éste se encuentre en tierra propia, nadie puede explotar su tierrita como bien tenga, pues las locomotoras ya no dejan pararse a nadie en la vía de los intereses extranjeros; y si alguien se atreve a salirse del corral, pues lo declaran ilegal o le echan a los paracos. Yo no sé Merce dónde vamos a caer.

- Sofi: Hay una cosa que me decía mi nieto que está suspendido porque le gritó unos cuantos vivas a un cantante farucho, el tal Julián Conrado, que tiene preso Chávez allá en Venezuela, y del cual muchos esperamos que no lo vaya a entregar a estos carniceros de aquí, y lo hizo en pleno recreo el muy berraquito. Esa cosa, de acuerdo a su profesor de sociales, es muy importante, y es: Colombia es un país lleno de ríos, nacimientos de éstos, quebradas, humedales, páramos, y que por eso es simplemente imposible que llenen el país con explotaciones mineras a cielo abierto, pues acabarían con toda la riqueza natural y dejarían a millones de personas sin recursos y sin agua. Que Colombia es muy distinta a Chile, Nueva Zelanda, Australia y a muchas otras que no son sino aridez, pero que eso no lo quieren entender estos camajanes que gobiernan el país. Él dijo otra cosa: vendepatrias, eso jue lo que dijo.

-Pero qué se puede esperar si llevamos doscientos años en las mismas. Ellos allá dirigiendo la carnicería y cagándose en las riquezas, y nosotros acá viendo cómo lo hacen. Te cuento que en una volaíta que hice a la casa de una amiga que tiene interné, me enteré de que en estos días las tales bacrim, los mismos paracos, han masacrado poblaciones enteras en Nariño, en el Cauca y los batallones a la vuelta de la esquina mirando simplemente cómo pasan las horas. Los dueños del gobierno, su ejército de casos aislados como le dicen a toda participación de los milicos en crímenes de lesa humanidad, y toda la parafernalia del Estado es simplemente un montaje pa'mantener las cosas como quieren, como les da la gana hacelo.

Qué hambre tan berraca Merce, qué tal si nos ponemos a cantar y recogemos mil pesitos aunque sea pa' un pedazo de pan duro. Estoy que salgo corriendo a buscar algo pa'matar este jilo.

-Esperate terminamos, quedémonos otro ratico, al jin de cuentas no hay ni pa'hacer sopa, y tiempo sobra pa'conseguir de qué hacela. Yo me he puesto a pensar, pa'dentro, qué va a ser de este mundo si las cosas continúan igual a como las hemos vivido, y por veces pienso en mi apá que decía que este mundo no lo cambiaba ni el patas.

-Pero esperate, que vos sos la más adelantada de las dos. Vos me has dicho que analice las cosas y que no me desespere, y ahora vamos a caer en lo que los ricos quieren que caigamos: en el desespero existencial, nanay cucas, yo no me voy a meter en una depresión así me esté muriendo de hambre. ¿Vos no juites pues la que me contó que el 30 de setiembre empieza un tal Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías en Cali y que allí iban a participar miles de hombres del pueblo colombiano y iban a decir unas cuantas verdades? ¿Entonces pa'que me mantenés calentándome la oreja, si después te coge la depre y te pone a mirar pa'l páramo?

- Es que a veces no es jácil jalar pa'lante cuando el buche está jalando pa'trás. Es que si mirás la casa, te desmayás del susto: no hay ni agua pa'hacer una sopa, entonces por ratos lo coge a una el desespero; es que te cuento que están que echan al marido mío de allá de esa jinca de San Luis, y si esa jíquera se viene pa'cá, pues se pone la cosa pior. Pero de todas maneras, vos tenés razón, no podemos dejanos llevar al terreno de lo inútil. Ese Congreso es una berraquera de las buenas, pues hasta allí se podría denunciar lo de los pescadores y de todos los campesinos que están siendo despojaos de sus tierras y echaos de sus territorios. Los de abajo se van a reunir tercamente y en contra de la mirada ojicial, y espero tener noticias de ellos. Yo sí no pude ir. ¡Qué pesar! Y hasta me invitaron, pero ¿cómo iba a dejar el rancho ardiendo?

-Me imagino que temas van a sobrar, y de seguro sabremos cuáles jueron tratados pa'dalos a conocer en nuestro movimiento de indinaos, porque tenemos que insistile a ese y ojalá que hasta al de hambriaos.

-Hambriaos, indinaos y desempleaos colombianos, todos en un solo movimiento sumamos más de cuarenta millones. Se quedarían ajuera los arribistas de la clase media, que piensan pior que los que nos aprietan las tetas a toda hora.

-Y lo mejor Merce, hasta podemos comunicanos con los indinaos de Francia y España y Grecia y hasta de Somalia, y de esa manera hasta nos internacionalizamos y hasta podemos aparecer en la tele. Una no sabe, que hasta nos veamos en la pantalla chica internacional hablando de nuestras tristezas.

-Dejá Sofi de soñar como la lechera, que de pronto das un brinco y me estripás los juanetes y ahí sí se te acaban los sueños con un puño que yo te dé. En vez de pensar en bobadas lo que deberíamos de hacer es movenos pa'denunciar esto que hemos hablao y además no dejar pendiente en la sopa lo de los Tratados Ladrones de Comercio, pues ¿no te dites cuenta lo que pasó con Europa?

-¿Qué pasó? Apuesto que se quebró otro banco, o haber, de pronto y haciendo un poquito de recorderis, ¡rechazaron el acuerdo con Colombia!

-¡Cómo no moñito!, a esos europeos ese cuentecito de los derechos humanos no les importa tanto como los negocios. Cómo vamos a confiar en una Europa culta, cuando una mira a África y ve el resultado tan horrible de pobreza, de destrucción de naciones como en Somalia; cuando una mira la historia de Argelia, Vietnam y la de nosotros. ¿Nosotros no juimos pues "conquistaos" a la juerza hace más de 500 años por los europeos españoles y el resultao de esa belleza jue cerca de 75 millones de indígenas asesinaos, más de 70 millones de toneladas de oro robadas y llevadas a esa Europa que bostezaba y se reía desde lejos de nuestra tragedia?

- Y como dijo Pablo Neruda, pues de lo poquito que he oído de él: "Se llevaron todo, nos dejaron todo, nos dejaron las palabras"

-Pues sí, pero también nos dejaron desarmao un país como Locombia, que desde que se sacudió de esa lepra de imperio, quedó manejao nada más y nada menos que por los hijos del Uribe de entonces, el tal sinvergüenza de Santander. Todos los oligarcas son hijos del bestia ese que como decía nuestro ilustre Fernando González, "chiquito se comía la caca pa'no dejar rastro".

-Pero en vez de ite a la jilosojía, por qué no terminás lo que empezates y nos vamos a cantar a la terminal de buses de esta jaldas pa'conseguir la de comer.

-Pues Sofi, te decía que esos canallas blanquitos y tan cultos, jueron los que empezaron las dos guerras mundiales, jueron los que volvieron a África un etcétera, y jueron los que nos robaron y nunca reconocieron eso ¿Y no vites la última cagada con la matazón en Libia y con Palestina, pues ni siquiera quieren apoyar el nuevo país palestino en la ONU porque los nazisionistas así lo acordaron con ellos?. Por jortuna Simón Bolívar les dió a los españoles por donde sabemos. Ahora lo que jalta es que todos juntos les demos po'allá mismo a estos sinvergüenzas que jirmaron el Tratado de Libre Comercio con la oligarquía más bandida del mundo.

-No jodás Merce, y vos que me habías contao que se iban a joder los pobres lecheros con eso, y que el remate iba a ser el robo de tierras y el renacimiento del putas de los paracos, con eso del uso de la tierra pa'la minería y pa'la agroindustria. Ah bellacos, ahora te entiendo. Vamos a terminar viendo este barrio popular hinchao con tanta gente que se va a volcar acá con el nuevo despojo. ¿Y entonces qué nos queda Merce? ¡Y con este jilo que una ni puede pensar!

-¿Qué nos queda? Pues lo primero, paranos que ahí veo venir a cuatro careuribes a jodenos la vida, porque de seguro llevamos mucho tiempo atisbando la casa del malo, y también pa'ir a conseguir la platica pa'hacer el almuerzo ya que no hubo pa'l desayuno.

....Y llegaron muy majos en dos motos grandes, con tremendas cachuchas......

-Sí señor, ya nos íbamos. ¿Y qué pasa pues que no podemos quedanos aquí en esta mañana tan linda, disjrutando de este sol tan teso que se respira en esta cancha de jútbol tan bacana? Ah, que porque no lo permiten por seguridad, ¿y usted cree que nosotras somos terroristas o qué? Sí listo, ya nos vamos, ya, ya, ¡no nos empuje pues!

-Vites Sofi, estos malparidos no sé ni por qué nos dejaron sentadas tanto tiempo aquí, pero no permiten que le ensuciemos la panorámica a su jefe. Manada de muertos de hambre estos paracos que "Medellín la más educada" mantiene en manteles, disjrutando de entera libertá, haciendo y deshaciendo como en San Javier, ¿te enterates de la matazón de muchachos po'allá, a pesar de estar llena esa comuna de ejército y policía?

- Si Merce, "Medellín obra con amor", como dice en sus carteleras el paralcalde, y el mismo paragobernador y el paraestado, y la paraiglesia, y todos los malparidos que siguen creyendo que Colombia es el país que más jelicidad proporciona dizque a su pueblo.

-Sofi, sin malas palabras que eso da más grastitis. El hambre reverbera con esas vulvaridades. Mejor emputemos pa'la casa y apenas resolvamos lo del almuerzo, nos ponemos en la tarea estratégica de conseguir plata pa'ir a hablar donde sea y motivar al que sea pa'que, aunque sea, volvamos a intentar dale nacimiento al movimiento de desparchaos, desempleaos, hambriaos, mataos, desalojaos, despojaos y en general emputaos y indinaos con toda la mierda que acá pasa y que lleva a que no pase casi nada.

....Miramos con cierta perecita las tres jaldas de cuarenta y cinco grados que hay que remontar pa'llegar a nuestras casas. Con desaliento empezamos a trepar, con berraquera po'esa echada tan maluca de la cancha, con hambre hasta más no poder, pero animadas con este pueblo, con tantos que están moviendo la colita pa'no dejar morir la resistencia que ahora se reaviva con los estudiantes, mineros, campesinos pobres y con todas las vítimas de esta grosera clase dominante que por jortuna no domina nuestro corazón, nuestra rebeldía, nuestros principios, porque de lo contrario, sin rebeldes, así seamos pocos, este país sería insoportable. Voy berraca, pero segura que de Cali, de ese Congreso de los Pueblos, pueden salir cosas muy buenas y hasta el mismo paro cívico nacional. Eso por lo menos creemos, así tengamos la barriga vacía. Pero nuestro espíritu está lleno de esperanza.

Lea la Saga en la rúbrica: Politica en otro tono

Oíste Merce, estoy que armo un movimiento de indinaos en Metrallín Oíste Merce, estoy que armo un movimiento de indinaos en Metrallín

Oíste Merce, hoy tengo un defolt de todo, pero principalmente de plata

Oíste Merce, qué jestival de puesía el que te perdites acá en Medallo.

Oíste Merce, qué Medellín y qué mundo tan distinto al que pintan en la prensa capitalista

Oíste Merce, ¿por quién doblan las campanas?

Oíste Merce, qué medios de desinjormación tan jodidos

Oíste Merce, la que te perdites en Marmato

Oíste Merce, qué bacanería la protesta en este primero de mayo

Oíste Merce qué pelotera la que le hizo armar Chucky a Chávez

Oíste Merce, armemos un congreso contra el capitalismo

Oíste Merce, qué marchotas contra chucky

Oíste Merce, hablemos de Medellín y del mundo

Oíste Merce, no entiendo nada de lo que sucede en Libia

Oíste Merce, van a invadir a Libia, explícame un poquito

Oíste Merce, me gusta esa revolución árabe

Oíste Merce, rajemos de los dictadores de este mundo

Oíste Merce, hablemos de todo un poco

Oíste Merce, me cortaron el teléfono

Oíste Merce, de verdad que Colombia es una fosa común

*Álvaro Lopera, corresponsal de “La pluma dice lo que el hombre calla…”

Artículos de Alvaro Lopera publicados por La Pluma:

Ante las reiteradas violaciones de derechos humanos, nos queda la esperanza de la lucha

Business are business

Libia, espejo donde deben mirarse los pueblos del mundo

Todo en orden

Crisis en África y en el Medio Oriente: un análisis para el debate

 El Túnel de Oriente, una megaobra que violenta un acuífero, un ecosistema y un modo de vida

¡Salud, Hernández!: te felicitan el oprobio, la falsedad y el fascismo

Marmato: la resistencia contra las transnacionales mineras avanza sin pausa

Colombia: ¿Existe el pleno empleo en la ciudad de Medellín?

Porce II: una hidroeléctrica que devora pueblo (1a. parte)

Estamos a la espera de su pedido de perdón señor Chávez

Comportamiento injustificable de un gobierno popular

Oíste Merce, la saga irreverente

Escenarios impensables para la mente decorosa de los pueblos

Diatriba, desde el conocimiento, contra la guerra imperialista

La insoportable sed que nos quiere vender el capitalismo

El doble rasero del imperialismo y el qué hacer en la ola del cambio

Los pueblos del Norte de África, Yemen y Jordania se sacuden de la modorra dictatorial proimperialista

Gaza: a dos años del genocidio, a 5 años de barbarie sionista

El resplandeciente horizonte de la verdadera educación

Actualizado ( Domingo, 02 de Octubre de 2011 19:59 )