La pluma dice lo que el hombre calla...

16 diciembre 2017 - 13:03
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


La Semana Santa

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Koldo Campos SagasetaEn la Picota

Los usureros al frente de bancos y financieras, en Semana Santa, no perdonan nuestras deudas así como nosotros tampoco perdonamos a nuestros deudores pero, virtuosos que son, y agradecidos, se encomiendan a Dios por permitirles multiplicar impunemente sus panes y sus peces.

Los políticos, acostumbrados a tomar el nombre del pueblo en vano y a no dejar ileso ningún mandamiento, en Semana Santa, sin embargo, oran para no volver a caer en la tentación… hasta que caigan si no están aforados y, Dios mediante, resucitar al tercer día.

Los empresarios y demás gentiles mercaderes, en Semana Santa, después de despedir obreros, tramitar expedientes y abaratar soldadas, cubren sus vergüenzas con negros capirotes y en devota cofradía desmienten una por una sus siete palabras.

Los jueces, versados en el Sanedrín de sus audiencias en postrar ante la cruz a vergüenzas sin cargos y en poner en la calle a cargos sin vergüenza, en Semana Santa se lavan las manos y suscriben lo que firme el anillo que besan y disponga el poder que veneran.

Los torturadores, por misericordiosos, antes de incorporarse el Viernes Santo al habitual calvario en que trajinan ora la bolsa ora la picana, piadosos se persignan y flagelan también al cirineo por ser parte del entorno.

Los hipócritas, en Semana Santa, penan encapuchados las velas en las que arden sus arrepentimientos mientras se dan golpes en el pecho invocando el nombre de Dios en el temor de que los oiga.

Y Dios, cansado de tanta indescriptible emoción contenida, de ese fervor popular que levanta los pasos bajo cuyos faldones corre el aguardiente tanto como la cera por las calles; harto de tanta mojiganga y cofradía, de tanto capirote y penitente, de tanta hipocresía, de tanto nazareno, de tanta vela en tanto entierro ajeno, en Semana Santa también se marcha a la playa así sea por no tener que coincidir con las procesiones de tantos fariseos.

(euskal presoak-euskal herrira)

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando para La Pluma, 10 de abril de 2017

Juan Carlos (Koldo) Campos Sagaseta de Ilúrdoz es poeta y dramaturgo. Nacido en Iruñea /Pamplona (Euskal Herria/País Vasco) el 14 de abril de 1954, se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que vivió durante mucho tiempo, antes de volver al País Vasco en 2005. Laboró como corrector y columnista en el periódico dominicano El Nacional, donde publicaba la columna diaria Cronopiando. Publica actualmente en Gara (www.gara.net) (País Vasco) y en el periódico brasileño www.desacato.info .Colaborador de La Pluma.

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma

Palabras clave:Semana Santa | Cronopiando | Koldo Campos Sagaseta  

Actualizado ( Jueves, 13 de Abril de 2017 16:20 )