Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


El peso de ser la hermana de “Pablo Catatumbo”

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Fernanda Sánchez JaramilloNubia Torres Victoria, es hermana de Jorge Torres Victoria, alias “Pablo Catatumbo” y miembro del secretariado de las Farc. Está en el exilio hace 18 años y vive en Europa. Este es su testimonio acerca de la persecución que ha sufrido por ser hermana de un guerrillero

Entrevista exclusiva para La Pluma. Por Fernanda Sánchez Jaramillo, periodista, maestra en relaciones internacionales y trabajadora comunitaria. Colaboradora de La Pluma

FSJ: ¿Cómo ha sufrido usted la victimización y desde cuándo?

N: Desde que tengo uso de razón estoy sufriendo el hecho de “ser hermana de". Mis recuerdos de infancia y de adolescencia están vinculados a tres allanamientos en la casa donde crecimos, que realizaron militares armados en la madrugada.

Requisaban nuestras pertenencias, nuestros libros, nuestros armarios y hasta el entretecho de la casa para buscar -según ellos- armas o cosas vinculantes que jamás encontraron.

Estoy hablando de finales de los años 70 y principios de los 80. Mi hermana mayor, Amparo, fue secuestrada por la mafia del cartel de Cali, estuvo secuestrada y desaparecida por cuatro meses en los que no tuvimos vida porque no sabíamos si la habían matado ni sabíamos por qué la habían desaparecido.

Ella era nuestra hermana mayor y el único sustento económico de nosotras las hermanas más pequeñas. En esos meses nuestra familia vivió un auténtico calvario; además, ella tenía tres hijos pequeños que la preguntaban a diario.

FSJ: ¿Cuál ha sido la respuesta de su familia a estos hechos?

N: En Nuestro país se ha sembrado el miedo a la persecución. Sufrimos aislamiento y soledad, otros familiares nos tenían miedo porque relacionarse con nosotros les traía problemas. Por eso crecimos ocultando en la medida de lo posible nuestro parentesco, como si se tratara de un delito.

FSJ: ¿Qué consecuencias a nivel familiar ha tenido la victimización. Ha significado ésta la ruptura de lazos familiares?

N: Ha significado ruptura de lazos familiares al tener que abandonar el país para preservar la vida y no conseguir asilarnos en un mismo país, sino cada una en un país diferente. Los reencuentros representan un gran esfuerzo económico, coincidir en tiempos vacacionales y en espacios comunes ha sido dificilísimo.

Los hijos nuestros no se conocen entre sí. La relación de primos y sobrinos está dada sólo por compartir la misma sangre, ausente de experiencias y anécdotas juntos porque ha sido imposible. Cuando mis hijos estaban pequeños me preguntaban por qué ellos no tenían primos, ni abuela como los demás niños.

FSJ: ¿Cómo se siente al ser perseguida por la pertenencia de su hermano a la guerrilla, fue perseguida también por la pertenencia de su otro hermano Ernesto Torres Victoria?

N: Nuestro hermano mayor era Ernesto Torres Victoria y su nombre en la guerrilla era “Pablo”. Por eso Jorge después de que él murió, tomó su nombre, de él yo tengo pocos recuerdos, pues cuando él se fue a la guerrilla yo estaba muy pequeña.

Yo me siento una víctima más. He sufrido las consecuencias de una decisión que mis hermanos tomaron en su momento muy convencidos y que respeto como si hubieran decidido ser curas o cualquier otra cosa. Pienso que la gente debe perseguir sus utopías y luchar por ellas y eso es lo que ellos han hecho. Esa fue su decisión, no la mía. Nosotros fuimos perseguidos y utilizados políticamente por sus enemigos para chantajearlos.

FSJ: ¿La incorporación de su hermano Jorge Torres Victoria al comité central y después en el secretariado aumentó el hostigamiento contra ustedes?

N: Sí. Empezaron a señalarnos más. Nuestros teléfonos estaban intervenidos, en los trabajos no mencionábamos nunca nuestro parentesco, teníamos problemas para realizar cualquier transacción bancaria porque fuimos acusados de manejar dineros de las Farc, nada más lejos de la realidad.

Nuestra hermana Yaneth, antes de ser secuestrada, pensaba montar un negocio con sus ahorros fruto de 20 años de trabajo y fue investigada hasta el último centavo. Mi otra hermana estaba en un hermoso proyecto comunitario para, por medio de una cooperativa, hacerse a una vivienda y salieron diciendo que era testaferra de la guerrilla. Debido a esa persecución nunca pudimos salir adelante.

FSJ: ¿Hace cuantos años vive en el exilio, regresará a Colombia o se siente desterrada?

N: Regresé a Colombia en el año 1991 después de estudiar, becada, en la antigua Checoslovaquia y juré no volver a ser extranjera en mi vida. Pero el futuro que me esperaba fue diferente.

Después de mi regreso al país, mi hermana Amparo fue secuestrada. En el año 1996 mi hermana Yaneth fue secuestrada, durante seis meses, por el paramilitar Carlos Castaño sin tener ninguna noticia de ella en esos meses y cuidando a su hijo de cuatro años. Salimos de Colombia porque nadie nos garantizaba la vida, desde entonces no he regresado. Llevo 18 años en el exilio.

FSJ: ¿Es estigmatizada en el exilio por ser hermana de “Pablo Catatumbo”? ¿Ha tenido que mudarse, cambiar de identidad, dejar trabajos o relaciones por esta causa?

N: He vivido en tres países diferentes. Nunca he cambiado mi identidad ni mi nombre pero sí he mantenido oculta mi relación con mi hermano por temor a represalias. He tenido pretendientes que al contarles este hecho han decido mejor no tener problemas.

Mis hermanas sí han tenido problemas laborales, yo no. Digo, creo que no, pero al regresar de La Habana -en mi primer viaje- me despidieron de mi empleo después de 12 años en una institución hospitalaria sin darme ninguna explicación. Me queda la duda de si fue por mi viaje.

FSJ: ¿Ha perdido sus derechos como sujeta política, ciudadana y mujer por el hecho de ser las “hermana de” ¿Ha afectado esto la construcción de su propia identidad?

N: Claro que sí. Como asilada he perdido mis derechos ciudadanos a ejercer la política sin ser acusada de ser hermana de un guerrillero. Como asilada no podía participar abiertamente en actividades de partido, cualquiera que éste fuera, siempre me recomendaron tener un bajo perfil de participación. Vivir en el extranjero y asilada es como volver a empezar, las amistades y las trayectorias recorridas se pierden.

FSJ: ¿Cómo viven ustedes como familiares el dolor del secuestro y asesinato de su hermana Yaneth y luego el ataque contra su reputación al ser presentanda - por los medios de comunicación y en series como Los Tres Caínes- como la amante de Carlos Castaño, su verdugo? ¿Por qué no se pronuncian al respecto?

N: El tema de Yaneth es un capítulo bastante doloroso para nosotros y me imagino que será lo mismo para las familias de todas las personas secuestradas del conflicto. Pero da la casualidad de que Yaneth era una mujer completamente apolítica e ingenua que no quería saber nada de la realidad, que vivía inmersa en su trabajo y en su hijo y nunca participó en una protesta.

Ella es una víctima inocente y acusar a las víctimas de su desgracia es una infamia. Yo no he visto la serie de la que hablas, porque no vivo en Colombia, no puedo opinar de eso. Pero lo que sí sé es que los medios de comunicación no son inocentes inventando y difamando su memoria. Pero ya que la mataron y desaparecieron su cadáver podrían como mínimo respetar su memoria y nuestro dolor, así como el de su hijo.

FSJ: En las negociaciones en La Habana se discute el punto de las víctimas. En Colombia se realizaron cuatro foros sobre el tema, se realizaron foros internacionales con exiliados, en varias partes del mundo, están viajando grupos de víctimas a La Habana, pero uno de los asuntos menos tratados es la victimización de la que han sido objeto familiares de la guerrilla. ¿Por qué tanto silencio, pensaron en algún momento en participar en los foros nacionales?

N: Nuestro silencio es involuntario, más por desconocimiento de la realización de dichos foros, ya que en los países donde residimos no se da una cobertura total a los acontecimientos paralelos a la mesa de diálogos de La Habana. Personalmente desconozco los mecanismos que se utilizaron para escoger a las víctimas y cómo ofrecerse a participar.

FSJ: ¿En este proceso de paz se habla de reconciliación, de que todas las personas victimizadas deben unirse. ¿Se ha imaginado sentada junto a otras personas victimizadas, por diferentes actores, qué les diría?

N: Yo hago parte de este conflicto como víctima, como pueblo, como población civil. Yo no he tenido participación activa en la guerra, por lo tanto haré lo que decida el pueblo porque como colombiana amo la paz y la reconciliación.

FSJ: ¿Qué tan pesado, emocionalmente hablando, es vivir siendo la hermana de un miembro del secretariado de las Farc?

N: Ha sido una carga emocional tremenda. Vivir perseguido, ocultándote, aislados, asilados en países diferentes, soledades, injusticias, persecución, en fin. Fue su opción de vida pero no lo recrimino, los culpables de tanta sin razón han sido el Estado y sus enemigos políticos que nos utilizaron como forma de chantaje emocional para él y de persecución contra nosotros. Pero no consiguieron nada con eso, solo hacernos padecer un sufrimiento inútil. Sueño con la paz y espero que se firmen pronto los acuerdos para que los colombianos podamos vivir en un país sin guerra y con justicia social.

Fernanda Sánchez Jaramillo, Especial para La Pluma, Bogotá, Colombia, 15 de septiembre de 2014

Artículos de Fernanda Sánchez Jaramillo publicados por La Pluma:

Colombia: Leiderman Ortíz Berrío periodista amenazado pero no amordazo en el Bajo Cauca”

Colombia: “Una masculinidad alternativa garantizaría que los procesos de reconciliación sean efectivos y que no haya repetición”, Javier Ómar Ruiz

Entrevista a los Comandantes Jesús Santrich, Andrés París y Rubén Zamora miembros y voceros de la delegación de paz de las Farc-EP sobre Comisión de la Verdad, Foros de Víctimas, y Medios de Comunicación y Paz

Parte 1 de 3: Colombia: “No se puede seguir instrumentalizando, ni manipulando de manera utilitarista y simplista, el concepto de la paz”, Jesús Santrich

Parte 2 de 3: Colombia: “De lo que nunca hemos hablado es de indeminzaciones materiales para nadie”, Andrés Parí

Parte 3 de 3: Colombia: “De lo que nunca hemos hablado es de indeminzaciones materiales para nadie”, Andrés París

Colombia-Buenaventura: Genocidio “invisible” ante nuestros ojos

Carta desde Colombia: Saludo para Mario González y todos los prisioneros políticos (+Audio)

Colombia: Foros de víctimas con sabor agridulce

En Colombia se aplica el derecho penal del enemigo contra prisioneros políticos

Colombia: Gustavo Bocanegra fue declarado inocente y absuelto del cargo de rebelión

Colombia: Pre-Constituyentes de Víctimas del Nororiente por la Paz con Justicia Social

Colombia Foro Regional de Víctimas : Multinacionales también deben responder: víctimas

Colombia: Foro Regional de Víctimas (Día 2)

Colombia: Foro Regional de Víctimas (Día 1)

Colombia: Por un periodismo provocador… (+ Audio)

Colombia: Deconstruyendo el liderazgo prefabricado (+ Audio)

Colombia: De la violencia lingüística

Desenmascarando las intenciones de las ONG canadienses

Colombia: Entrevista a René Nariño, prisionero de guerra y prisionero político, recluido en Eron Picota y antes en la cárcel Modelo

En Primera Persona apoyo a la paz

Presos Políticos Colombianos: la batalla contra la aniquilación del pensamiento crítico

Resistencia lingüística mapuche en la voz de una lideresa: entrevista a Elisa Loncon Antileo. Mapuce zomo weycafe igkanielu mapuzugu

Palabras clave:Colombia  Gobierno  FARC-EP  Proceso de paz  La Habana  Cuba  Conflicto social  politico y armado  Victimas  Nubia Torres Victoria  Pablo Catatumbo  Fernanda Sánchez Jaramillo  

Actualizado ( Sábado, 20 de Septiembre de 2014 03:29 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1913
mod_vvisit_counterAyer70280
mod_vvisit_counterEsta semana479498
mod_vvisit_counterSemana precedente543069
mod_vvisit_counterEste mes1885550
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 673 guests, 11 bots online
Tu IP es: 54.162.184.214
 , 
Hoy es el 25 de May de 2018