Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


El perdón de las Farc

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Horacio Duque Giraldo1BisAtacar a las Farc y a su comandante, camarada Timoleón Jiménez, con ocasión del perdón pedido a las víctimas de errores durante el prolongado conflicto armado, como lo hace Isa Conde, es arbitrario y caprichoso.

Una crítica de ese tono desconoce la realidad y la correlación de fuerzas en que se dieron los diálogos y conversaciones de las Farc con el gobierno del señor Santos, en los últimos seis años para poner fin al prolongado conflicto interno.

Acusar de traición a la comandancia de las Farc por tal acto es delirante e injusto.

Timoleón Jiménez. Foto: Resumen Latinoamericano

El pedido de perdón de las Farc a las víctimas de la guerra está siendo objeto de cuestionamientos desde algunos sectores de la izquierda, para descalificarlo y estigmatizarlo como una renuncia a los principios revolucionarios.

La dirección de la guerrilla ha dado un trascendental paso para admitir errores en la prolongada confrontación irregular que ha lesionado a importantes segmentos de la población civil con eventos de guerra y confrontación bélica.

En efecto, en su discurso en Cartagena con ocasión de la firma de los Acuerdos de Paz, el Comandante Timoleón Jiménez ha dicho que en nombre de las FARC-EP, ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto, por todo el dolor que hayamos podido ocasionar en esta guerra ( http://bit.ly/2cGYnlg ).

Con anterioridad, en una reunión desarrollada en La Habana, la delegación de la insurgencia se encontró con familiares de los diputados del Valle para pedirles perdón por los hechos en que murieron 11 diputados que habían sido retenidos por las Farc.

Hoy 30 de octubre se han dado similares reuniones con las víctimas de la guerra en Apartadó y Bojayá, para pedir perdón por las personas que perecieron en hechos macabros ocurridos en el barrio la Chinita y en la población del Chocó.

Estos gestos están siendo duramente criticados por algunos militantes de la izquierda internacional.

Me refiero al caso de las observaciones y descalificaciones adelantadas por Narciso Isa Conde, un conocido líder de la Izquierda dominicana y latinoamericana, ciertamente compañero de las luchas revolucionarias de la resistencia campesina revolucionaria colombiana.

Plantea Isa Conde que “en ese contexto y con esa realidad en cuanto a responsabilidad en el ejercicio de la violencia y del terror de Estado a nivel local y supranacional, me chocó y me provocó "vergüenza ajena", el perdón unilateral (que a su vez establece una culpa histórica irreal e unilateral en términos esenciales) proclamado por el ex -comandante Timoleón Jiménez (Timochenko), representante de una insurgencia excepcionalmente meritoria, que sin dejar de reconocer sus fallas y errores humanos en el curso de tan desigual, prolongada y compleja confrontación armada, a mi entender allí fundamentalmente debió expresar el orgullo de su heroicidad, la justeza y dignidad de su trayectoria, simbolizada en Manuel Marulanda Vélez ( Comandante "Tiro Fijo"), artífice de una hazaña guerrillera de dimensión planetaria que no deja espacio para avergonzarse o arrepentirse”.

“Esa inconsistente actitud del nuevo comandante en jefe de las FARC-EP - difícil de explicar sin la gravitación de una especie de "quiebra ideológica" en importantes componentes de su dirección colectiva- contrasta con la dureza extrema e implacable del Presidente-adversario, Juan Manuel Santos, que recibe con beneplácito y supuesta benevolencia la aceptación del desarme de esa fuerza insurgente ("el cambio del fusil por el voto") y la incorporación de las FARC a su "democracia" (abandonando su condición de "Ejercito del Pueblo" como garante de la paz por construir), algo enfáticamente prometido hasta la eternidad en esa solemne ocasión por Timochenko; dejando de paso la impresión de una culpabilidad fariana inexistente y sugiriendo indirectamente que la razón, la justicia, la democracia y el humanismo han estado del lado de los opresores y masacradores del pueblo colombiano”.

“Es penoso que lo que ese poderoso y perverso enemigo local y transnacional no pudo conquistar con su despliegue de violencia, ahora se la conceda sin necesidad y sin razón que lo fundamente; mientras, engolfado en el poder y sediento de oro y sangre, ese enemigo reitera su dureza implacable”( http://bit.ly/2cH8HJK )

Las afirmaciones de nuestro compañero son a todas luces desproporcionadas e injustificadas.

Pedir perdón a las víctimas de la guerra, como lo ha hecho nuestro camarada Timoleon Jiménez, no es una traición a los principios éticos y revolucionarios ni mucho menos una renuncia a los ideales y objetivos estratégicos de las Farc, defendidos por sus fundadores y por la actual dirigencia fariana.

Reconocer los errores es propio de los revolucionarios y eso en nada diezma la potencia y el compromiso emancipatorio de los combatientes comunistas colombianos comprometidos con la resistencia campesina y popular.

Los acuerdos alcanzados para la paz y las nuevas tareas planteadas por la X Conferencia realizada en los llanos del Yarí nos están confirmando que las Farc y sus principales dirigentes conservan intactos sus principios y sus banderas de cambios radicales de la sociedad y el Estado oligárquico.

Es muy fácil, compañero Isa Conde, omitir desde la ausencia que produce la falta de experiencia directa en la guerra, las condiciones concretas en que se desenvuelve la acción política y las correlaciones reales de fuerza en las que un potente enemigo aun dispone de importante capacidad de maniobra para hacer prevalecer sus estructuras de poder.

Sus apreciaciones me parecen equivocadas además de injustas con una organización que se la ha jugado a fondo por los derechos esenciales de millones de colombianos.

Hacer comparaciones históricas en abstracto, sin considerar las especificidades de nuestra lucha revolucionaria y democrática, dejan ver cierta arbitrariedad en el análisis.

Lo digo desde mi consideración personal. Misma que no compromete a nadie más.

Horacio Duque Giraldo

Fuente: ALAI, 30 de septiembre de 2016

Artículos de Horacio Duque Girado publicados por La Pluma


Lea en la Pluma:

Colombia: El perdón y el avión

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Nuestra única arma será la palabra (+Video)

Especial #« ¡Por la PAZ, hasta la última gota de nuestros sueños! »

Especial: FARC-EP: X Conferencia Nacional Guerrillera




Palabras clave:Colombia  Cartagena de Indias  FARC-EP/Juan manuel Santos  firma acuerdo fin de guerra  perdón  Paz con justicia social  entrega de armas  desmovilización  Narciso Isa Conde  Horacio Duque Giraldo  

Actualizado ( Sábado, 01 de Octubre de 2016 23:07 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy71047
mod_vvisit_counterAyer77706
mod_vvisit_counterEsta semana148753
mod_vvisit_counterSemana precedente626607
mod_vvisit_counterEste mes1547852
mod_vvisit_counterMes precedente2540693

We have: 864 guests, 3 bots online
Tu IP es: 23.20.236.61
 , 
Hoy es el 18 de Jun de 2018