Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


Colombia: Descripción de Tragicomedia, guerra, ambiente y paz

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Tragedia tras tragedia, Colombia vive la gran tragedia desde la llegada de los conquistadores, en cuyo marco se han vivido y se siguen viviendo, unas mayores que otras. El mes de noviembre del año 1985 estuvo cargado de sucesos en los que, hasta la naturaleza, jugo su propia historia, hábilmente manejada por gobernantes y medios de comunicación para ocultar crímenes e injusticias que se esconden tras la politiquería, la corrupción e inequidad en la que los gobernantes como principales causantes, saben salir limpios, mostrándose luego como los señores doctores, impecables e impolutos ante sus ignominias.


Por el mes de noviembre del 85 ocurrió la toma del palacio de justicia en Bogotá, de parte del M-19 que tuvo cerca de 350 rehenes entre magistrados, consejeros de Estado, servidores judiciales, empleados y visitantes, cuya reacción de parte del estado en la retoma, trajo como consecuencia una serie de asesinatos y desapariciones. El 20 de noviembre del mismo año, fue asesinado Oscar William Calvo Ocampo, vocero oficial del Partido Comunista de Colombia Marxista Leninista y su brazo armado el Ejército Popular de Liberación EPL, en el proceso de negociación de paz que se adelantaba por aquella época con el gobierno de Belisario Betancur. La naturaleza, por su parte, el 13 de noviembre, había desaparecido la población de Armero en el Norte del Departamento del Tolima, que registró cerca de 20.000 personas muertas, según cifras oficiales, que el Gobierno de Belisario y el Estado colombiano hubieran podido evitar.

Para los colombianos y Tolimenses, la muerte es un puñal que nos ha desgarrado, desde tiempos inmemoriales, y la muerte nos ha visitado con sus mil caras. Hace ya 31 años, que Armero fue borrado del mapa, en un hecho que debería ser considerado un crimen de parte del estado, que, aunque es un hecho natural, el estado, sabiendo qué sucedería, nada hizo para evitarlo. En el Líbano Tolima, municipio cercano a la que fuera la población de Armero, por la época, el profesor de biología, Fernando Gallego contaba, “Un día se me ocurrió dar unas conferencias en las que decía que iba a explotar el volcán Nevado del Ruiz, que iba a desaparecer Armero, pero nadie me creyó. Me vetaron públicamente y me dijeron que estaba loco”, a Fernando Gallego, también lo amenazaron con cárcel para que se callara. Igual sentencia de cárcel, la dictada por la policía contra el escritor Armerita Hugo Viana, en el propio Armero; paradójicamente, la policía que lo amenazo para que se callara, terminaron también enterrados en la avalancha que arrasó la población.

Al parecer, una nueva avalancha se desencadena desde los Estados Unidos y amenaza el mundo; actualmente decenas de analistas han coincidido que la victoria de Trump en los Estados Unidos confirma la crisis del sistema político estadounidense, extendiéndolo a la crisis política de la burguesía imperialista en todo el mundo. En este panorama, en Colombia, los bancos han ganado 1.7 billones de pesos más que en 2015. Lo dice el diario el espectador y agrega que según el más reciente informe de la Superintendencia Financiera, los bancos ganaron $9.3 billones de pesos entre enero y septiembre. Prueba entonces de que la crisis es descargada en los pobres.

En el panorama mundial, igual Trump que Hillary Clinton, como en Colombia, igual Santos que Uribe, pues no se trata de personas, se trata de políticas imperiales. Trump sostiene que no existe calentamiento global y, por tanto, impulsara un gasto acelerado de los recursos del planeta, que necesariamente impactara en nuestro país y sus políticas extractivistas.

Para el analista uruguayo, Raúl Zibechi, Trump ahonda la fractura existente en las clases dominantes del mundo, que hoy están divididas, lo que agravara la situación de los de abajo, sostiene. Para las organizaciones sociales y populares, más allá de las buenas intenciones y de sus claroscuros, está la defensa de la vida y como también lo señala Zibechi, toca poner el cuerpo, es decir toca ir a la lucha.

En lo relacionado con la megaminería en Colombia, hoy a punto de definir en el país sus daños, Reporte Colombia entrevisto a Renzo Alexander García, integrante del comité ambiental en el Departamento del Tolima, a punto de definir por vía de consultas populares, que va a pasar en los territorios del Tolima con la megaminería, en este caso de la Anglo Gold Ashanti. Pero también escucharan ustedes la entrevista realizada a Camilo Delgado, Concejal del Municipio de Cajamarca, población en la que esta asentada la mina “la Colosa”, de la cual la Anglo Gold Ashanti, aspira a destruir el territorio extrayendo cerca de 35 millones de onzas de oro, a cambio de contaminar el agua y las tierras, históricamente dedicadas a la vocación agrícola de sus gentes.

De la paz, diremos que el gobierno y las FARC informaron de haber alcanzado un nuevo acuerdo final para la terminación del conflicto armado, luego que la realización del plebiscito para el primero, recibiera rechazo y se impusiera la abstención. El pasado 15 de noviembre fue convocada una movilización en Bogotá para celebrar esta nueva firma, la cual ya deja entrever, por su escasa concurrencia, que continuara la apatía. En cuanto a los diálogos con el ELN, se sabe de fuentes confiables que vienen avanzando diálogos entre esta insurgencia y gobierno para dar inicio a la postergada mesa y que igual que con las FARC, las conversaciones se adelantaran en medio de combates, para lo cual ya los grandes medios y el gobierno le endilgan a esta insurgencia el ataque contra un camión del ESMAD de la policía nacional en la ciudad de Cúcuta, que dejo 19 policías heridos.

En los territorios, lograr la paz, es otra cosa diferente al enfrentamiento entre fuerzas insurgentes y gobierno, significa nada más y nada menos que el poder vivir bien, sin sobresaltos, y especialmente que también en su entorno se respire vida sin que siga ocurriendo en el país, que el atún que consumimos los colombianos producido en la ciudad de Cartagena, ahora este contaminado con mercurio, según ha trascendido por los grandes medios y dado a conocer por el propio Instituto nacional de medicamentos y alimentos IMVIMA, siendo denunciado además por los propios trabajadores agrupados en el Sindicato Nacional de Trabajadores del sector Agroalimentario “SINALTRAINAL”. Menos aún que la contaminación sea la de ese líquido vital llamado agua, para lo que se prestan algunos bufones colocados al servicio del capital transnacional y que ponen todas las trabas posibles a la defensa del Territorio.

En relación con el proceso de paz con las FARC, en las últimas horas se presentaron combates entre el ejército y esta fuerza insurgente, considerado ya como delicada violación al cese bilateral de fuego. Enrique Santiago, asesor jurídico de las FARC ha denunciado que fueron ejecutados dos guerrilleros por un francotirador del ejército mientras se dirigían a zona de agrupamiento. Por su parte, el Ejercito asegura que estaban realizando acciones delictivas. De otro lado, en la defensa del territorio, del ambiente y del agua, muchas son las dificultades que se presentan en el camino, especialmente al enfrentar el enorme poder de las multinacionales y la contumacia del gobierno y sus instituciones por continuar sentando posición del lado de las mismas, siendo una de ellas la manera como se viene dilatando la realización de las consultas populares en el Tolima.

Esto y más podrán ustedes escuchar en “reporte Colombia”, un programa de Radio Salmon y Radicales Libres, para Alternativa Latinoamericana y para el mundo.

Fuente: Radio Salmón / Colombia, 19 de noviembre de 2016

Lea en La Pluma:

Colombia FARC-EP: Carta abierta al Señor Presidente Juan Manuel Santos

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Especial Colombia tras el "NO pero SI"





Palabras clave:Colombia / Acuerdo final / Implementación de acuerdos / FARC-EP / Paz con justicia social / Plan Pistola / esterminio / asesinatos selectivos / atentados / desplazamiento / nuevo genocidio /impunidad / guerra sucia /desarticulación paramilitarismo / violación cese al fuego