Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Educacion


No vuelvan a llamarme Radio France… La desinformación de la radio pública francesa sobre Venezuela

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Correo al mediador de Radio France

¿Tiene por vocación  el servicio público francés de radiodifusión y televisión informar a los ciudadanos o ser el portavoz de la oposición venezolana? La pregunta se plantea, visto el nivel alcanzado por el  linchamiento liderado por sus diferente canales– encabezados por  France Inter y France Culture- contra la República Bolivariana de Venezuela, cuya violencia se duplicó (si fuera posible) con motivo de la elección presidencial del 20 de mayo, que vio la reelección del Presidente Nicolás Maduro.

Atención, la radio miente-Cartel del Taller Popular de Bellas Artes, París, mayo de 1968

La crítica del gobierno bolivariano es legítima, en el marco democrático, por parte de cada medio de  información o de análisis digno de este nombre. Sin embargo y sin entrar en un debate sobre Venezuela que requeriría largos y detallados desarrollos, ¿cómo la casi totalidad de sus propagandistas de micrófono puede afirmar que este último escrutinio se desarrolló sin oposición? ¡Hasta prueba de lo contrario, fue solo boicoteado por la derecha dura y la extrema derecha, provocando una abstención similar a las registradas, por ejemplo, en las presidenciales chilenas de 2013 y 2017, la colombiana de 2014 o… la segunda vuelta de las legislativas francesas de 2017!

¿De la misma manera, ¿por qué presentar sistemáticamente al candidato Henri Falcón como un «disidente chavista» – en líneas generales, un candidato títere – cuándo, tras haber pertenecido realmente a este movimiento político, cambió de bando para convertirse en el jefe de campaña de Henrique Capriles Radonski, representante de todas las derechas, en el seno de  la Mesa de Unidad Democrática (MUD), en la elección presidencial perdida en 2013 contra Maduro? ¿Quién puede imaginar a un chavista, incluso si es «disidente», abogar por la dolarización del país y el regreso del FMI? Y, vamos a divertirnos un poco: ¿presentaría usted a Bernard Guetta como un «disidente» de la Liga comunista revolucionaria (hoy NPA) a la que frecuentó [en su lejana juventud, NdlT]?

Salvo algunas excepciones– que aquí no nombraremos para evitarles todo problema con los maestros del pensamiento con los que se codean cada día –, la mayoría de sus periodistas y editorialistas están completamente alineados, tratándose de Venezuela, a las tesis del brillante presidente de los USA Donald Trump, de los muy  progresistas jefes (ex y actual) del Gobierno español José María Aznar y Mariano Rajoy, o del ex y peligroso jefe del Estado colombiano Álvaro Uribe, por sólo nombrar algunos, que se niegan a reconocer el resultado de esta elección  y se proponen sancionar a Caracas. Estamos de acuerdo, su posición merece ser expuesta para comprender la situación. ¿Pero por qué este silencio absoluto sobre las declaraciones del presidente boliviano Evo Morales, del ex jefe del Estado Rafael Correa (Ecuador) o incluso del español José Luis Rodríguez Zapatero? ¿Un temible «izquierdista populista», Zapatero?

Mediador en el diálogo celebrado en República Dominicana entre Gobierno y representantes de la MUD, Zapatero expresó su amargura cuando estos últimos, en el último momento, el 6 de febrero, bajo la presión de Washington, se negaron a firmar el acuerdo que se había celebrado (¡para, entre otras cosas, organizar esta elección tan controvertida!). Observador del escrutinio del pasado domingo, fue abucheado y atacado por algunos de sus nuevos amigos «demócratas» un tanto fascistoides, en un colegio electoral de un barrio elegante de Caracas y, tratándose del no reconocimiento del resultado por la Unión Europea, declaró: «Es muy grave decir a un país: estas elecciones no son útiles, no valen nada, antes de que tengan lugar. Es una marca de irresponsabilidad hacia un pueblo y su futuro. Que posiciones tan importantes hayan sido tomadas con tan pocos elementos de juicio me da miedo. » Aznar más bien que Zapatero: es una opción política posible (e incluso legitima en el Fígaro). Pero seguramente no es una elección editorial aceptable en una cadena pública de interés general. No tengan miedo del Consejo superior del sector audiovisual (CSA): «Zapatero» no es una palabrota prohibida a la antena (para hablar sólo de él).

No se contabilizarán aquí (¡esto requeriría demasiado espacio y tiempo!) los innumerables infundios malintencionados difundidos en sus antenas sobre Venezuela. Pero, para tomar como referencia este último período, desde la emisión « Cultures Monde »  (France Culture, del 18 de mayo), destinada a desacreditar a Maduro y a hacer la promoción de un documental acusándolo, programado en la cadena de televisión pública franco-alemana Arte el día siguiente, hasta la crónica hilarante (si el tema no fuera tan grave) del «especialista de todo» Anthony Bellanger en el matutino de France Inter (21 de mayo), su producción se convirtió en una verdadera maldición para el servicio público, que desacredita diariamente. ¿Por cierto, podemos todavía hablar de servicio público y de cualquier especificidad?

Cuando Nicolas Demorand dejó el programa matutino de France Inter en 2010, fue para incorporarse a Europe 1, luego, en 2011, la codirección de los titulares enganchadores  del diario Libération. Cuando, después de haber fallado en  enderezar las ventas de este diario, volvió de nuevo a  animar el mismo tramo de France Inter, y Patrick Cohen, quien lo había reemplazado frente al micrófono , se va su vez a Europe 1, pero no logra reanimar a la audiencia (lo que prueba, entre paréntesis, que si France Inter sigue siendo la estación de radio más escuchada por  la mañana y al anochecer, no es a estos reyes de la charlatanería que lo debe, sino al compromiso de los franceses al servicio público, contra viento y marea). Depuesto de las «20 horas» de France 2, David Pujadas abandonó France Televisión y se incorporó a la cadena de info LCI (subproducto de TF1, la televisión privada del rey del concreto Bouygues).

Contactado por Arnaud Lagardère, el nuevo vicepresidente director general de Europe 1 (como también de RFM y Virgin Radio), Laurent Guimier asumió oficialmente sus funciones el 22 de mayo en esa radio, donde había comenzado su carrera antes de convertirse en el número dos de… Radio France. Inicialmente, corrió el rumor de que Matthieu Aron, un antiguo de la Casa de la radio, actualmente consejero editorial y director adjunto de la redacción en L’ Obs, dejaría el semanal en manos de los accionistas del Monde para incorporarse a la dirección de las antenas del servicio público, donde se ocuparía de la información. Para que conste, Aron había sido nombrado en agosto de 2016 en L’ Obs para reemplazar a Aude Lancelin, que había sido licenciada puesto que su  «línea de pensamiento» .no era suficientemente conforme.

Es finalmente Guy Lagache que sucederá a Guimier y asumirá el 25 de junio sus funciones de director delegado DE las antenas y de la estrategia editorial de Radio France.  Hasta entonces, había efectuado toda su carrera en cadenas de televisión privadas, esencialmente en M6 donde, de 2003 a 2011, presentó la revista económica «Capital». Los nombres de Aron y de Catherine Nay (directora de la información de France Inter después de haberlo sido de… TF1) circulan para un eventual puesto de director (a) de la información de Radio France, como asistente de Laurent Guimier.

La policia les habla todas las noches a las 8 pm

¿Dijo servicio público o «casta de información» no diferenciada?

En cuanto a las cadenas privadas, basta con evitarlas o con pulsar el botón si los programas o la ideología desagradan. Pero, que lo valoren o no, todos los franceses (o casi) están obligados a pagar el importe del canon para el servicio público. Por lo tanto, tienen derechos. Entre otras cosas el de recibir una información digna de este nombre, pluralista, verificada y confirmada, en vez de un discurso de propaganda. ¿En nombre de qué deberían aceptar financiar con su dinero a los portavoces de la derecha y de la extrema derecha venezolana, como es el caso actualmente? Incluso camuflada bajo un manto democrático, la extrema derecha es la extrema derecha, ya sea en Caracas o en París. ¿Y quién dice que un día, exasperados, muchos de sus usuarios no se organizarán para boicotear el pago injustificado de un servicio que se vuelve contra sus intereses (porque que, en términos mediáticos, Venezuela no constituye una excepción)?

Que los partidarios de la laicidad nos perdonen, pero una excelente cita se impone: ¿«Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? » (Evangelio, Lucas, 6,41). En vez de darle la lata a sus auditores y telespectadores con las «fake news» (reales o supuestas) de los otros, comiencen por hacer la caza a las que salen de sus estudios. Entre otras cosas, aquélla afirmando que existe una «dictadura» en Venezuela. Si no, usted  solo reforzará el creciente sentimiento de desconfianza hacia  los periodistas, que Uds. denuncian permanentemente. El ciudadano no se beneficia. Y no se haga  ninguna ilusión. Aquellas personas a las a que usted les «sirve la sopa» no le estarán de ninguna manera agradecidos.

Lo demuestra la gloriosa prestación de los sesentayochistas que accedieron  a la casta, Daniel «yo, yo» Cohn-Bendit y Romain Goupil, ex trotskista admirador de George W. Bush, invitados el 21 de mayo a la matinal de France Culture, después de disfrutar de una complaciente alfombra roja, en todas las redacciones, por su última producción cinematográfica. La columna chistosa del talentoso Aurélien Bellanger haciendo un retrato humorístico de su nuevo ídolo, Emmanuel Macron, le costó el maltrato verbal en directo: lo tutearon como un criado, gratificándolo con un impulso de odio chillón «¡Mélenchon –Castro!» (de ninguna manera mencionados en su texto), sin que el valiente Guillaume Erner, productor y animador de las «Mañanas» más bien obsesionado por los «populismos», piense a elevar la voz para protestar y fustigar estos matoncitos del patio de recreo.

Todos somos judíos y alemanes

Maurice Lemoine

Original: Ne m’appelez plus Radio France…
Courrier au médiateur

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 27 de mayo de 2018

Editado por Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Artículos de Maurice Lemoine publicados en La Pluma



Palabras clave:Mediamentiras  Radio pública francesa  Propaganda antichavista  Revolución bolivariana  Francia-Venezuela  Abya Yala  Maurice Lemoine  

Actualizado ( Viernes, 13 de Julio de 2018 00:52 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy64139
mod_vvisit_counterAyer59920
mod_vvisit_counterEsta semana188723
mod_vvisit_counterSemana precedente390448
mod_vvisit_counterEste mes958191
mod_vvisit_counterMes precedente2279838

We have: 693 guests, 13 bots online
Tu IP es: 54.198.77.35
 , 
Hoy es el 17 de Jul de 2018