Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Luchas y Resistencias Las comunidades en resistencias


Colombia: Continúa la Guerra Sucia en La Marina (Chaparral, Tolima): Amenazas del Ejército contra la familia Díaz

E-mail Imprimir PDF

El día 2 de Febrero fue asesinado el guerrillero Giovanni Díaz “Carne Asada en la vereda Tulini, cerca del cruce de El Limón y La Marina, municipio de Chaparral Tolima.

Los hechos aún están por esclarecerse, pues mientras los campesinos del sector dicen que tanto el guerrillero como un campesino civil que lo acompañaba fueron asesinados a tiros por paramilitares que se desplazaban en una motocicleta, el Batallón No.17 “José Domingo Caicedo” de la Sexta Brigada ha reclamado la autoría del asesinato mediante un parte militar, diciendo que éste se habría dado, supuestamente, en medio de “fuertes combates”. Cabe recordar que, en el pasado, varios efectivos de este Batallón han sido señalados e incluso algunos judicializados por pertenecer a grupos paramilitares tales como los “Urabeños” y las “Águilas Negras”.

 
 

 

Más allá de la veracidad del comunicado militar en torno a los hechos, hay elementos en él que son extraordinariamente inquietantes. El comunicado del Batallón Caicedo revela la naturaleza real de la guerra sucia que se vive en Colombia en contra de las comunidades campesinas y el impacto particular que ésta tiene sobre el municipio de Chaparral. En el comunicado se lee lo siguiente:

"Vale la pena destacar que alias Carne Asada hace parte de una familia Fariana, ya que su padre alias Pompilio, su hermano Enzo Diaz Bermudez, su tío alias Arcesio y su prima alias Vanesa fueron capturados en diferentes años atrás por delitos como rebelión, secuestro y extorsión; actualmente los tres últimos se encuentran tras la rejas y alias 'Pompilio' salió libre en el 2010."[1]

Lo primero que resalta de este comunicado, es que se estigmatiza a toda la familia del joven asesinado. Niños, ancianos, hombres, mujeres, todos los que lleven el apellido Díaz se convierten en “farianos”, y por tanto, en objetivo militar. No exageraba don Reinel Villabón, ex inspector de policía de La Marina cuando afirmaba en una reciente entrevista que “el teniente Vélez declaró objetivo militar a todos los García, porque alguno de ellos se fue para el monte con la guerrilla. Entonces toda la familia García es perseguida, se les presiona, se les mata. Ya antes habían torturado y asesinado a don Tiberio García en la vereda Brisas de San Pablo”.[2]

Este señalamiento de toda una familia como objetivo militar no es una práctica nueva, y trae al recuerdo la triste práctica originada en la época de la Violencia de “no dejar ni la semilla”. Esta consistía en la pulsión al aniquilamiento total de todo lo que tenga que ver con el “adversario”, asesinar incluso su descendencia, erradicar de la faz de la tierra todos sus lazos filiales. Al respecto, Guzmán Campos, Fals Borda y Umaña Luna en su célebre tratado, “La Violencia en Colombia” de 1962, decían:

¿por qué matan a los niños? Para eso, para no ‘dejar ni la semilla’ del bando contrario (…) ‘No dejar ni la semilla’ es negar al hombre del bando opuesto el derecho a la procreación (…) El crimen culmina exterminando a la mujer como principio de vida y al niño como suprema concreción del amor (…) ‘Al enemigo hay que darle donde más le duela’, responden los ya degenerados (…) ‘¿Y qué es lo que más les duele?’ ‘Pues la mujer y los carajitos’, contestan”[3]

Esto no se dejó de practicar terminado ese primer ciclo de violencia; se practica hoy aún y eso es lo que nos da razones para estar preocupados por este comunicado amenazante y matonesco del Batallón Caicedo. Recordemos el caso de la masacre de San José de Apartadó el 21 de Febrero del 2005. Durante el juicio a los militares y paramilitares implicados en la brutal masacre, entre las cuales se encontraban niños de 11 años, 5 años y 21 meses, se escuchó el siguiente testimonio como una escalofriante justificación del infanticidio: “estos niños serían una amenaza en el futuro diciendo textualmente de manera que ellos crecían y se volverían guerrilleros (…) por ese motivo se ordenó a la tropa (…) ejecutarlos en silencio”[4]

Hoy existe alarma entre los vecinos de la Marina, pues el abatido guerrillero deja una compañera sentimental, dos hijos pequeños, una familia, padres y hermanos. Todos declarados objetivo militar, todos acosados, hostigados y perseguidos por el crimen de sangre. El Ejército ha declarado la guerra a los Díaz en La Marina y cargar este apellido es estar en la mira.

El comunicado, para añadir a la confusión, habla de “alias” Arcesio y de “alias” Pompilio, en circunstancias que esos son los nombres reales de estas personas. Uno de ellos, Arcesio, se encuentra hoy injustamente preso por su condición de dirigente agrario de Astracatol, en proceso con ocho compañeros más, perseguidos por su oposición al proyecto hidroeléctrico de ISAGEN en el Ambeima[5]. Arcesio es padre de Vanessa –nombre real, no alias-, insurgente presa, capturada herida en combate que por falta de atención médica perdió un pie en prisión. El otro, Pompilio (padre del abatido Giovanni y de Enzo, quien se encuentra en la cárcel desde hace unos cuatro meses sin méritos), ha sido también perseguido en el pasado por su compromiso con la lucha por la tierra para los campesinos en Colombia; él salió de la cárcel el 2010 por falta de méritos. Que el ejército ignore la resolución de una corte de justicia y siga insistiendo en este comunicado que “alias” Pompilio es un guerrillero, demuestra la prepotencia del estamento militar que en las zonas de “consolidación” se ha convertido en jueces y verdugos. 

Hoy es importante que toda Colombia y que el mundo se enteren de lo que está pasando en La Marina. Es importantísimo acompañar a los procesos campesinos de esa zona, más aún cuando hoy está nuevamente la lucha por la tierra a la orden del día en la agenda nacional. Es importante poner la lupa en este rincón del Tolima donde el ejército viene implementando la guerra sucia en contra de los familiares de los insurgentes así como de toda expresión de resistencia y organización campesina. Denunciar esta situación, es hoy una manera de rodear a la familia Díaz y evitar que la guerra sucia pueda seguir impunemente por los siglos de los siglos.

Notas:

[1] http://www.quintadivision.mil.co/?idcategoria=341903
[2] http://www.anarkismo.net/article/24716
[3] “:La Violencia en Colombia”, Germán Guzmán Campos, Orlando Fals Borda, Eduardo Umaña Luna. Ed. Carlos Valencia, 1980, Tomo I pp.227-228
[4] http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-...rtado
[5] http://www.anarkismo.net/article/24841

José Antonio Gutiérrez D. especial para La Pluma, 10 de Febrero, 2013  

Nota de La Pluma

El día 14 de febrero debe celebrarse una nueva audiencia en el juicio contra los ocho dirigentes campesinos de La Marina acusados de “auxiliadores de la subversión”y de rebelión. Edwin Lugo Caballero, José Norbey Lugo Caballero, Arcesio Díaz, Aycardo Morales Guzmán, Saan Maceto Marín, Fredynel Chávez Marín, Alexander Guerrero Castañeda y Armando Montilla Rey han sido acusados por falsos desmovilizados, testigos a sueldo de la red de cooperantes, como parte de la persecución que se vive en las zonas de consolidación militar contra toda forma de organización del pueblo. Su juicio se basa en el testimonio de una persona sin identificar. Se les persigue, en realidad, por su oposición al proyecto hidroeléctrico de ISAGEN en el Ambeima y por su defensa de los intereses de los campesinos en la Junta de Acción Comunal y en el sindicato agrario ASTRACATOL. Hay un llamamiento internacional de solidaridad para conseguir fondos que permitan a los testigos de la comunidad pagar el transporte para poder prestar declaración ante el tribunal:

Las donaciones pueden realizarse a: Fundación Lazos de Dignidad, Banco Davivienda, Cuenta Número 009800160823, indicando que es para los presos de La Marina

 

Traducciones disponibles: Français

*José Antonio Gutiérrez D. es militante libertario, residente en Irlanda donde participa en los movimientos de solidaridad con América Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), así como del sitio web internacional www.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugués -Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orígenes Libertarios del Primero de Mayo en América Latina" (Quimantú ed. 2010). Colaborador de La Pluma

Artículos de José Antonio Gutierrez publicados por La Pluma:

Colombia: Para los de ruana, la arbitrariedad y la injusticia: sobre los presos de La Marina (Tolima) Colombia: Se consolida la represión y el terror de Estado en la Marina, Chaparral (Tolima)

El terrorismo de Estado se pasea a sus anchas en Europa

¿Dar la cara a las víctimas?

Masacre de Santa Rosa de Osos, ¿qué nos dice del paramilitarismo en Colombia? Empezamos maluco: Negociación de paz y el cuento chino de la “democracia” asediada

Representación Política, Legitimidad e Insurgencia

En Ituango, en Caloto, en todo el territorio… que cese la represión contra el pueblo organizado

Si el río suena… ¿significa paz a la vista?

El juego de "divide y reinarás" de Santos en el Cauca y la apuesta por la unidad de los que luchan

Memoria selectiva : sembrar cizaña para dividir , José Antonio Gutierrez y Jaime Jimenez

El Cauca, síntoma del agotamiento de la Unidad Nacional y desafío para el movimiento popula

Atentado a dos Londoños: la estridencia y el silencio

Entrevista con Franklin Castañeda, abogado defensor de derechos humanos: “se dice que no hay presos políticos en Colombia, pero hay presos claramente discriminados por razones políticas”

A raíz del Caso Langlois: Medios y Conflicto en Colombia

Colombia empalada

Colombia: Para la paz es necesario: voluntad, levantar calificativo de terroristas y reconocimiento del derecho a la rebelión. Conclusiones Seminario conflicto y paz en Dubín

La Geopolítica de la Paz y los Conflictos: Colombia, Kurdistán, Sri Lanka e Irlanda del Norte

¡Para hablar de Paz hay que hablar de Guerra! (1a parte)

Las cárceles convertidas en trinchera de lucha

Hablemos del conflicto social y armado colombiano

El paro armado de los Urabeños: ¿Cría cuervos y te sacarán los ojos?

La reforma a la justicia es más grave que el caso del ladrón detrás del juez

El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las FARC-EP

Santos: luz verde para la guerra sucia en Colombia

Colombia no es Porto Alegre: Boaventura de Sousa Santos y la socialdemocracia

La otra guerra de Uribe: los estudiantes y las universidades públicas por CILEP.

¿Quién mató a Facundo Cabral?

Chávez colabora con el linchamiento judicial de luchadores colombianos

Palabras clave:José Antonio Gutiérrez D.Colombia  La Marina  Chaparral  Tolima  Colombia  Represión  Campesinos  Presos políticos  Derechos humanos  Consolidación  Guerra sucia  contra-insurrección  Luchas campesinas  FARC-EP  Batallón No.17 Sexta Brigada  

Actualizado ( Miércoles, 20 de Febrero de 2013 22:12 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy3296
mod_vvisit_counterAyer57378
mod_vvisit_counterEsta semana253846
mod_vvisit_counterSemana precedente390448
mod_vvisit_counterEste mes1023314
mod_vvisit_counterMes precedente2279838

We have: 782 guests, 8 bots online
Tu IP es: 54.196.31.117
 , 
Hoy es el 19 de Jul de 2018