Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


Nadie quiere los despojos de Videla Vida de dictador, muerte en cárcel "común"

E-mail Imprimir PDF

 

* Que la Cruz Roja y las Naciones Unidas abran sus archivos

* Acelerar los juicios abiertos y las condenas pendientes

La muerte del ex - general argentino Jorge Rafael Videla el tercer viernes de mayo reactualizó en la opinión pública los años trágicos de la última dictadura militar (1976-1983).

Treinta años después del fin de ese Gobierno de facto, su principal promotor, ideólogo y ejecutor falleció de muerte natural a los 87 años en la celda del presidio de Marcos Paz donde cumplía condena perpetua por  centenas crímenes de lesa humanidad. Una semana más tarde, la suerte de sus restos –contestados por la movilización de repudio en su ciudad natal de Mercedes- prolonga la sanción y revive el “Nunca más”.

 

Videla Bio
 
 
 

 

“La muerte de Videla  constituye un hecho político importante en la vida de la Argentina” sostiene Antonio Hodgers, parlamentario nacional suizo, presidente de su bloque en la Cámara de Diputados, quien como niño debió exiliarse con su familia en Suiza.

"Murió como un *preso común* más"

“Como hijo de desaparecido la noticia me toca mucho. Veo en Videla la imagen de uno de los responsables ideológicos de la desaparición de mi padre. Tal vez no el ejecutor directo, pero sí uno de los principales  estrategas de la  persecución contra los militantes sociales y los opositores” subrayó el parlamentario verde.

Constato, asegura Hodgers, que Videla nunca hizo una autocrítica pública. “Es un hecho lamentable teniendo en cuenta la magnitud de los hechos de los cuales fue responsable”.

Es importante visualizar el lugar físico donde murió Videla: una cárcel para detenidos sociales, lo que en Argentina se llama, una cárcel "común", sin privilegios. Es el símbolo de un proceso largo, complejo, pero dinámico, profundamente democrático, de juzgar a los responsables de la dictadura. Sin revanchismos personales ni politiqueros, sino por la vía de la justicia y de la Constitución, insiste Hodgers.

La soledad del tirano

Lamentablemente murió “respetando el pacto de silencio que guardan casi todos los represores argentinos”, afirma Alfredo Vivono quien entre 2005 y 2007 se desempeñó como Sub-Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fé,  Argentina.

Lo que complica que se avance “en clarificar los hechos sobre los miles de desaparecidos incluida la vida e identidad actual de más de 400 *niños apropiados*, que fueron robados a sus padres detenidos en centros clandestinos de detención”.

Consultado sobre la trascendencia política del fallecimiento de Rafael Videla, Vivono es contundente: “no modifica la realidad política de nuestro país ni de la región. Pero tiene un impacto significativo en tanto provoca reflexiones que movilizan a la opinión pública, nacional e internacional, sobre quien fuera el símbolo más visible del terrorismo de Estado en Argentina”.

Vivono, ex – preso político,  actúa como querellante y testigo en varias de las causas contra los responsables de la represión en esa época en su provincia, insiste en la “soledad política que acompañó el deceso del tirano”,  abandonado por los que lo impulsaron al poder.

Las asociaciones empresarias más poderosas del país que promovieron el Golpe de Estado de 1976 no dijeron ni una sola palabra, no publicaron ni un mínimo comunicado. Tampoco la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica argentina, cómplice en esos años por acción u omisión. Ni siquiera los grandes medios  de comunicación que festejaron entonces a los militares salieron hoy a defender al general fallecido”.

El hecho que Videla “murió en la cárcel condenado por los crímenes cometidos…Nos da la paz y la serenidad que muchas víctimas directas necesitábamos para confiar en las instituciones y en la democracia que estamos construyendo”, reflexiona.

De su análisis surgen varias conclusiones. “Constatamos que el trabajo y la perseverancia de los organismos de Derechos Humanos, en especial de las Madres de Plaza de Mayo ha dado sus frutos”. No hubo venganza ni revanchas: la sociedad argentina en general y las víctimas de la represión creen en la justicia, en la Constitución, sin necesidad que se creen tribunales ni leyes especiales.

“Que las organizaciones internacionales abran sus archivos”

“La justicia tardó pero llegó en mi país a diferencia de otras naciones del mundo donde hay todavía historias dictatoriales pendientes”, subraya David Andenmatten, argentino de origen helvético que luego de pasar más de tres años de prisión durante la dictadura pudo salir a Suiza.

Andenmatten, actual dirigente del Sindicato de Servicios Públicos en Ginebra, pone el acento en los principales desafíos de futuro para poder concluir el juicio a las dictaduras. “Incluyendo también la anterior -1966 a 1973- responsable de causas hoy reabiertas como la de la Masacre de Trelew de 1972, cuando fueron fusilados 16 presos políticos luego de un intento de fuga”.

Por otra parte, “es esencial que los juicios abiertos a centenas de represores se aceleren. Y que se pronuncien, sin demora, las condenas respectivas”.

No menos esencial, insiste el sindicalista suizo-argentino, “es recrear correctamente el contexto nacional e internacional, las causas y los verdaderos responsables de la represión y los Golpes de Estado. No se trataba de militares patrióticos, como se presentaban a sí mismos en esa época, sino de brazos armados sostenidos por los Estados Unidos que trataron de destruir al movimiento social que estaba muy bien organizado y movilizado en defensa de sus derechos”.

Y concluye con un llamado a la comunidad internacional.  “Viendo que los máximos responsables del terror como Videla se llevan a la tumba informaciones vitales, más que nunca es imprescindible que organizaciones como la Cruz Roja Internacional y las Naciones Unidas hagan ya públicos sus archivos”.

Estos contienen, concluye Andenmatten,  informaciones esenciales sobre esa etapa de la historia argentina – por ejemplo en relación a las visitas de misiones internacionales a las cárceles. Lo que puede contribuir significativamente a la reconstrucción de la memoria colectiva, al juicio y castigo de los responsables y a la justicia reparadora hacia las víctimas, concluye.

*Sergio Ferrari para La Pluma, en colaboración con swissinfo.ch, 24 de mayo de 2013

La justicia y los derechos humanos

+ Según fuentes oficiales argentinas, solo en 2012, cerca de 400 responsables de la represión dictatorial fueron llevados a los tribunales. Según diferentes fuentes los militares enjuiciados podrían superar en total el número de 1.500. Miles son las ex víctimas que participan como querellantes o testigos en centenares de procesos.

+ La mayoría de los acusados son  ex militares y ex policías, fueron acusados por crímenes de lesa humanidad: secuestros, detenciones ilegales, torturas, violación sexual, apropiación de menores, homicidios y desapariciones forzosas. Hay también algunos civiles. Por el momento un sacerdote católico ha sido condenado.

+ Estos procesos jurídicos que se siguen multiplicando en todo el país – incluyendo ahora a responsables de ciertas cárceles- se reabrieron a partir del 2006.

+ En esa fecha el Gobierno  promovió la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de “Obediencia debida” y “Punto Final”, que promulgadas en los años ochenta habían indultado a los responsables de la represión.

+ En marzo del 2013 se abrió un nuevo proceso contra 25 responsables implicados en lo que se denominó Plan Cóndor, que extendió y coordinó la represión a toda la región sudamericana.

+ Jorge Rafael Videla había sido condenado en 1985 a perpetuidad en el Juicio a las Juntas Militares. En 1990 fue indultado por el entonces presidente Carlos Menem. En la actualidad había recibido una nueva condena perpetua y otra a 50 años de prisión. Otras causas, entre ellas la del Plan Cóndor, están en proceso.

 

 

Artículos de Sergio Ferrari publicados por La Pluma:

“El Foro Social en contacto con una realidad en ebullición produce una reacción química positiva”

De cara a la próxima edición de Túnez: El dilema permanente del Foro Social Mundial: su identidad

Indignación y altermundialismo: dos décadas de resistencias globales

El Foro Social Mundial: de Porto Alegre (2001) a Túnez (2013). "La sociedad civil planetaria recorre su propio camino que no es simple ni lineal"

Colombia y el diálogo para la negociación de la paz: "Terminar la guerra, construir una paz durable"

Colombia. Marylén Serna: "Que no se repita la historia de negociación seguida de represión contra el pueblo"

La "tragedia oculta" de las prisiones colombianas

En el retorno a sus tierras está en juego la supervivencia de los desplazados

Nicaragua a 31 años de la victoria sandinista de 1979

 

Palabras clave:Sergio Ferrari para La Pluma  Argentina  violación DDHH  dictadura  Crimenes de lessa humanidad  Jorge Rafael Videla  dictadura  

Actualizado ( Domingo, 26 de Mayo de 2013 02:58 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy58986
mod_vvisit_counterAyer53646
mod_vvisit_counterEsta semana58986
mod_vvisit_counterSemana precedente390448
mod_vvisit_counterEste mes828454
mod_vvisit_counterMes precedente2279838

We have: 851 guests, 12 bots online
Tu IP es: 54.224.17.157
 , 
Hoy es el 15 de Jul de 2018