Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


¡El neoliberalismo es una “reliquia bárbara”!

E-mail Imprimir PDF

Los dogmas –como los prejuicios– hacen estragos en la sociedad y, se debiese agregar, en las economías. ¿La austeridad y la ortodoxia presupuestaria no son consideradas como verdades reveladas por los mismos que parten del principio –intocable– según el cual las recesiones y un alto desempleo son el precio a pagar para alcanzar el sacrosanto equilibrio de las cuentas públicas?

Manifestation à Paris contre le chômage, décembre 2013 - MEUNIER AURELIEN/SIPA

Manifestació en Paris contra el desempleo, diciembre de 2013 - MEUNIER AURELIEN/SIPA

Confortados por la inmensa mayoría de los economistas y por el mundillo académico, la casi totalidad de nuestros responsables políticos y económicos sólo tienen ojos para esta doctrina neoliberal, y desprecio hacia los neo-keynesianos y otros progresistas que operan una distinción neta entre el Presupuesto de un Estado soberano… y el presupuesto de un hogar.

Aplicados de manera idiota y a la letra, los dogmas son a menudo crueles y destructores. Qué importa: nuestros políticos, como nuestras elites intelectuales, imponen el rigor con la misma alegría con la que los apotecarios de antaño practicaban los sangramientos.

¡Nuestros nuevos charlatanes prescriben hoy día cada vez más y más austeridad a ciudadanos ya ahogados por la recesión! Es – ¡habrase visto! – notable que estos fanáticos hayan consolidado aún más su control sobre nuestro sistema, cuando es precisamente su creencia neoliberal la que precipitó nuestras economías al abismo. Consagrando al mismo tiempo la corrupción y el capitalismo salvaje en el capítulo de las divinidades.

¿No es lamentable que aquellos que hasta ayer reivindicaban estar por el crecimiento y el empleo se hayan transformado hoy día en ardientes defensores de “la sangre y las lágrimas?”. Del credo del equilibrio presupuestario – calificado religiosamente de “regla de oro” – recitado incansablemente por el actual ejecutivo “socialista” (el gobierno de François Hollande. NdT), a las dramáticas consecuencias de las reducciones de los gastos presupuestarios en la economía francesa, fatalmente condenada a encoger. Pasando por el acto de contrición del Presidente de la República, que consagra nuestra sumisión absoluta y definitiva a una ortodoxia que ahora reina sin contrapeso.

El lavado de cerebro emprendido por la secta neoliberal ha sido globalmente coronado por el éxito, puesto que incluso la izquierda francesa sigue sus pasos. Secta que, siguiendo el ejemplo de los fanáticos religiosos, rehúsa categóricamente someterse a la evidencia según la cual una nación soberana, que emite una moneda soberana (intercambiable libremente en los mercados), no está sometida en ningún modo a acreedores que pudiesen especular con sus gastos de financiamiento.

Puesto que una nación soberana y dirigentes dignos de ese nombre pueden – y deben – gastar más de lo que permiten sus ingresos, si su objetivo es el de yugular la recesión.

¿Sabe el descalabrado ciudadano que a un banco central le basta con pulsar un botón para creditar algunas cuentas, crear moneda, con el doble objetivo de resucitar su economía y proteger a su población del tormento de los mercados financieros?

¿Quién se ha tomado la pena de explicarle al desempleado sin derechos que un país con moneda soberana puede mantener déficits presupuestarios sobre períodos extremadamente largos, sin impacto negativo sobre su crecimiento económico?

El asalariado que lucha cotidianamente para asegurar la subsistencia de su familia se indignaría si supiese que la austeridad (que él es el primero en sufrir) no hace sino agravar la recesión económica.

Puesto que, como decía el economista Irving Fisher, en el marco de una recesión: “mientras más pagan (su deuda) los deudores, más dinero deben”. Una nación y un hogar deben pues aplicar estrategias diametralmente opuestas cuando sus ingresos caen: mientras que la reducción del gasto del individuo tiene un efecto despreciable en la economía de su país, la reducción del tren de vida del sector público tiene un impacto desastroso tanto sobre el sector privado como sobre el consumo.

¡Toda otra estrategia está condenada al fracaso, a pesar de las declaraciones teñidas de conmiseración de los doctrinarios neoliberales que explican que la economía de la Unión Europea se agrava por no haber optado por aún más rigor, y por no haberlo prescrito suficientemente temprano!

Son pues dos visiones del mundo que se afrontan: sangrar aún más a un paciente moribundo o enviar al diablo a los neoliberales y su “superstición”, para retomar la expresión de Paul Samuelson, premio Nobel de economía, que calificaba así la postura que consiste en obstinarse en equilibrar el presupuesto de un país.

No: los EEUU, Gran Bretaña y Japón – que disponen de una moneda que pueden imprimir cuando les da la gana – no han sufrido la escalada de los gastos de financiamiento de su deuda pública.

Sí: el nivel de desempleo en los EEUU está en neta disminución como resultado de los estímulos utilizados. Y, sí: el relance de la economía estadounidense y la reducción de su desempleo habrían sido netamente más espectaculares si esos estímulos hubiesen sido más generosos, como preconizaban los neo-keynesianos. Por fin, sí: a pesar de la masiva creación monetaria que tuvo lugar en los EEUU (con los programas QE1, QE2, QE3 y la operación “Twist”), ¡el déficit presupuestario americano se ha reducido estos últimos tres años a un ritmo sin precedente desde el fin de la segunda Guerra Mundial! Las economías presupuestarias realizadas por la administración Obama permitirán incluso la drástica reducción de la deuda federal que debiese caer a un 83% del PIB en el horizonte 2022.

Después de haber inflado múltiples burbujas especulativas desde mediados de los años 1980, la ideología neoliberal arrasa ahora Europa, imponiendo a través del continente el fuego de la austeridad y la locura destructora de los equilibrios presupuestarios. Hay que rehusar claramente esos programas insensatos, como es imperativo oponerse a toda reducción del gasto social, reducción cuya eficacia ha sido sistemáticamente desmentida por la realidad.

El Estado debe mostrarse generoso e invertir en su propia economía – ¡o sea aumentar los déficits! – mientras perdure el contexto recesivo.

No se equivoque, porque, detrás de este debate técnico, se disimula una batalla mucho más significativa: la elección de un tipo de sociedad. La economía debe transformarse en un sistema social al servicio del ciudadano. Y el dinero en un simple instrumento puesto a disposición de ese sistema, instrumento dosificado con la única preocupación de la prosperidad colectiva.

He ahí por qué – hoy en día – el neoliberalismo no es sino una “reliquia bárbara” *.

* John Maynard Keynes, en un artículo titulado “A tract on Monetary Reform”, publicado en Londres en 1923, calificó de “reliquia bárbara” el oro y por vía de consecuencia al padrón-oro.[NdT]

Michel Santi

Original : Le néo-libéralisme est une «relique barbare»!

Traducido por  Louis Casado

Fuente : Tlaxcala, 22 de febrero de 2014

Palabras clave:Neoliberalismo  Francia  EE.UU.  Europa  Crisis del capitalismo  Austeridad  Presupuestos deficitarios  Michel Santi  

 

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy451
mod_vvisit_counterAyer68588
mod_vvisit_counterEsta semana247269
mod_vvisit_counterSemana precedente379333
mod_vvisit_counterEste mes963091
mod_vvisit_counterMes precedente2279838

We have: 863 guests, 11 bots online
Tu IP es: 54.198.3.15
 , 
Hoy es el 18 de Jul de 2018