La pluma dice lo que el hombre calla...

20 septiembre 2018 - 22:22
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


La batalla de Grecia

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Juan Diego GarcíaA las autoridades de la Unión Europea y al FMI más que cobrar la deuda griega les interesa sentar un claro precedente de hasta dónde están dispuestos a llegar para someter al gobierno que se atreva a poner en tela de juicio las actuales reglas de juego.

Se trata de enviar un mensaje claro a posibles gobiernos de la región que, como Podemos en España, querrían imitar a Grecia oponiéndose al modelo neoliberal o al menos ensayando alguna reforma que mitigue sus manifestaciones más perversas tales como recorte de pensiones, más reducciones de salarios, desmantelamiento del movimiento sindical, mantener un sistema fiscal que favorece al capital, aumento del IVA, privatización de lo público, etc., acompañado además de nuevas leyes que convierten las protestas ciudadanas en actos criminales. Es precisamente lo que exige la Troika y Atenas rechaza.

El modelo actual de la construcción europea resulta ya casi diametralmente opuesto a la idea original que fue en su momento el resultado del acuerdo capital-trabajo impulsado por gobiernos socialdemócratas-democristianos con el respaldo de un fuerte movimiento obrero y popular y gran protagonismo de sindicatos y partidos de izquierda (comunistas y socialistas, sobre todo). Se ha ido desmantelando poco a poco ese pacto social y en su lugar se impulsa la “americanización” de la UE, la ley de la selva en las relaciones políticas, la cultura de la competencia sin límites y del egoísmo a ultranza como valor primero en las relaciones sociales y, para culminar el proyecto, el regreso al militarismo, las guerras imperialistas y un renacer del colonialismo en sus formas más groseras. El extremismo islámico, que Occidente propició, le sirve ahora de magnífica coartada.

Con independencia del realismo que puedan tener las propuestas de gobiernos como el de Grecia o el posible de Podemos en España de reformar el sistema con fórmulas keynesianas, quienes gobiernan la UE y el FMI consideran que el solo intento debe ser sofocado; ni siquiera es aceptable para la Troika la reforma parcial del actual modelo neoliberal para aliviar la suerte de los colectivos sociales más afectados por la crisis (ya no solo en Grecia sino en todo el continente). Ni los llamados a la sensatez de quienes ven los riesgos enormes de llevar las cosas al límite y piden dar un respiro a Atenas han servido para ablandar a los banqueros alemanes (principales protagonistas del drama). Evidentemente se trata de hundir a Grecia y sentar así un precedente.

El pueblo griego irá a las urnas este domingo para apoyar o rechazar la fórmula que la Troika intenta imponer. Nada más democrático, nada más ajustado al respeto a la soberanía de un pueblo, a su derecho a decidir su propio destino. Y si de pagar una deuda se trata, se podría empezar por exigir a la propia Alemania que cancele sus propias deudas; aún debe a Grecia las indemnizaciones por la agresión a su país durante la Segunda Guerra Mundial. Una deuda ésta mucho más elevada que aquella que Atenas debería saldar a los banqueros de Frankfurt.

Juan Diego García para La Pluma, 30 de junio de 2015

Lea en La Pluma:

Especial Grecia: ΌΧΙ

Juan Diego García (Cali, 1945). Doctor en sociología, Universidad de Frankfurt/RFA Reside en España desde hace varios años. Escribe una columna semanal que publican diversos medios. Corresponsal de La Pluma.net

Artículos de Juan Diego García publicados en La Pluma:

La democracia española

Naufragios

La Cumbre y el imperio

Colombia: Legalidad y legitimidad

La ofensiva

Grecia

Cría cuervos...

Cuba

El estado fallido

Colombia: Los riesgos del proceso de paz

El auge nacionalista

La crisis de un modelo

La nueva izquierda en Europa

Colombia: Balance (provisional) de un proceso

Las perspectivas para la paz en Colombia

Palestina

Guerras en curso

¿Entre la paz y la guerra?

La batalla de Venezuela

Colombia: El poder de los cuarteles

Colombia: Obstáculos al proceso de paz

Un proceso revelador

Colombia: Un avance considerable hacia la paz

Colombia: entre la ilusión y el pesimismo

El paro nacional del 19 A

Cuestión de legitimidad

Colombia: Arde Catatumbo

Colombia: La reforma política

Colombia: Santos el imprudente (¿?)

Proceso de paz y contexto internacional

9 de abril

Manipulación mediática y hechos irrefutables

Los diálogos estancados

Nuevos desafíos

Los límites de la indignación

Los diálogos de paz. Un balance y unas perspectivas

La batalla de Venezuela

Construyendo legitimidad

Abstención

¿Salidos del guión?

El volcán europeo

Colombia: Un proceso esperanzador

Horizontes de paz

La vieja maldición de la minería

Santos y los caminos de la paz

Paraguay

Las llaves de la paz

Extractivismo y desarrollo

La marcha patriótica

Obstáculos a la paz

Crisis y alternativas

Un toque final

Panorama de los Derechos humanos.

La CELAC

Sobre la educación y la ciencia

Alfonso Cano

Arrollados por el progreso

Los paramilitares secuestran, violan, descuartizan y desplazan a pobladores de Nariño y Cauca

Ofensiva neoliberal

Oslo

Reformismo y revolución

Tramacúa

El 15 M

Un nuevo proceso de paz.

El desarrollo de las fuerzas destructivas

Las nuevas guerras coloniales

La revuelta árabe

El Buen Vivir

La NEP cubana

Año borrascoso

Democracia en declive

 


Palabras clave:Grecia  Referéndum  Alexis Tsipras  Syriza  austeridad  Crisis  Deuda  Eurogrupo  Eurozona  FMI  izquierda  Juan Diego García  

Actualizado ( Viernes, 03 de Julio de 2015 03:23 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

Otros artículos relacionados

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy27429
mod_vvisit_counterAyer25265
mod_vvisit_counterEsta semana142835
mod_vvisit_counterSemana precedente161906
mod_vvisit_counterEste mes478827
mod_vvisit_counterMes precedente1136529

We have: 171 guests, 2 bots online
Tu IP es: 54.198.52.82
 , 
Hoy es el 20 de Sep de 2018