La pluma dice lo que el hombre calla...

20 septiembre 2017 - 13:53
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


Campaña presidencial francesa: el “convivir” con la bomba

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_5189BisAunque la guerra hace soñar menos a las muchedumbres que la paz, aunque el camino hacia el Elíseo es un via crucis, y no solamente para Fillon, todos los aspirantes (o casi) tienen muchos peces más grandes para pescar que el desarme.

 

Marine Le Pen quiere desarmar a Macron. Hamon se esfuerza por desarmar a Mélenchon. ¿Pero para el resto? Nuestros candidatos-estrella no preconizan el crecimiento cero de los esfuerzos militares. Aquellos que nos prometen el “cambio” o “la alternancia' tienen la lamentable manía de referirse a los principios demasiado convencionales de la disuasión nuclear, a pesar de que estos últimos fueron concebidos durante la guerra fría y no se justifican 25 años más tarde. Aquellos que nos proponen una  nueva constitución y una VI República omitieron simplemente revisar su copia, pese a que la V República y la fuerza de choque (la fuerza de disuasión nuclear francesa) están ideológicamente vinculadas.

Si se miran atentamente los programas de defensa de nuestros candidatos, todos están de acuerdo en decir que no hay que 'bajar la guardia'. ¡Qué unanimidad!

En el aprendizaje del oficio de presidente-jefe-de-los-ejércitos, no es suficiente disponer de nervios de acero ante al botón nuclear en el PC Júpiter. Hay que conocer los principios ‘fundamentales‘. SE Debe saber por ejemplo que la guerra mata. Que el terrorismo también mata. Que un ataque terrorista no significa que el país está en guerra. La dificultad consiste concretamente a no fallar sobre el número exacto de  nuestros submarinos nucleares, y distinguir entre SNA (*) y SNLE (**) En 2007, Sarko y Ségolène Royal fallaron la prueba, en directo a la antena…

 

Todos de acuerdo: ¡Viva la bomba!

Europa y OTAN

Hay unanimidad ya que gracias al Brexit, Francia es ahora el único Estado de la UE que dispone del gatillo nuclear. Cuando tiene este joker, este no es el momento de lanzarlo a las ortigas, sino de valorizarlo. El camino a seguir parece simple: en primer lugar, no dejarse distanciar por Alemania, que invierte tantos euros como nosotros en su defensa, mientras que carece de submarinos nucleares y no tiene la proyección (sic) para llevar a cabo operaciones en el exterior. En segundo lugar, para evitar el nacionalismo puro y duro, negociar a nivel europeo el paraguas nuclear y, en nombre de la 'mutualización ', cobrar los dividendos de una protección ampliada. (ampliada a los candidatos de esta protección). Tercero, anunciar alto y fuerte que vamos a salir de la OTAN, sin explicar el camino a seguir, insistiendo en que la OTAN amenaza la paz, ya que la OTAN pone en peligro la integridad de sus miembros. Zapeando al mismo tiempo los desafíos en torno a la retirada o la modernización de las armas nucleares tácticas (US) que contaminan el paisaje europeo.

El jefe del estado mayor del ejército tiene razón cuando advierte que  ‘Nuestros aspirantes deben estar ‘intelectual y psicológicamente preparados para estar a la altura de sus funciones de jefes de los ejércitos, desde su toma de posesión’. ¿El mensaje fue recibido? En todo caso, el candidato Hamon no fue el único en haber visitado a Brest para familiarizarse con los sitios tan estratégicos de la Marina nacional y jurar lealtad al credo nuclear. 

La ONU contra la bomba

El 27 de marzo de 2017, La ONU dio de que hablar. Organizó con gran pompa en Nueva York una conferencia para redactar un tratado cuyo objetivo es prohibir las armas nucleares y dibujar la arquitectura diplomática de un planeta sin la bomba. Ni más ni menos. Bajo la presidencia de Hollande, la respuesta francesa fue de baja intensidad, al igual que la de Putin y Trump quienes siempre tienen miedo de quedarse sin municiones. ¿Podía reaccionar  de otra manera en función de las elecciones del mes de mayo?

A nadie le importa un bledo. Los pacifico-escépticos experimentan  hastío frente a las obligaciones que los vinculan al Tratado de No Proliferación (TNP), un texto que sirvió a 5 potencias nucleares para otorgarse un permiso para destruir con el único objetivo de prohibirlo a todos los demás. Sin duda algunos apuestan a una conferencia internacional de desarme nuclear, pero como las posibilidades de un consenso son nulas el desarme propuesto (por la forma) será postergado hasta que San Juan agache el dedo.

Por otra parte, la primera Resolución de la ONU “para eliminar los armamentos nacionales” se remonta a 1959. Los más excéntricos que son maestros en las propuestas cajón de sastre reanudarán a su cuenta los propósitos oscuros de la embajadora francesa Alice Guitton para quien “el desarme nuclear solo tendrá éxito mediante los esfuerzos constantes para establecer las condiciones necesarias para el desarme”. En cuanto a las pacifistas antibombas, no nos tranquilizan declarando el nuclear puede ser proscrito al mismo título que el cigarrillo en los lugares públicos; que la munición dopada al arma A o H merita el mismo tratamiento que las minas antipersonas, las armas químicas o las armas de racimo

En resumen, en el momento en que se confirma la no renovación del pensamiento estratégico francés, nos damos  cuenta de que el desarme no tiene abogados creíbles, que los conflictos verdes no están previstos y que el concepto (de seguridad está atrapado en un puro cepo militar. ¿Por qué? Porque la ambición de desprenderse de las antiguas creencias y de los viejos mitos no se casa con una cierta visión de la 'grandeza de Francia' y sobre todo la grandeza…que reclaman aquellas y aquellos que pretenden servirla.

Los insumisos Aterrados

*Submarinos nucleares de ataque

**Submarinos nucleares de misiles balísticos

 

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_15733.jpg

Ración periódica de armas nucleares: Dibujo de Ganf, en la revista Krokodil, Moscú, agosto de 1958

Ben Cramer

Original: Campagne présidentielle française : le ‘vivre ensemble’ avec la bombe

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 18 de abril de 2017

Artículos de Ben Cramer publicados por La Pluma:

 

Campaña electoral francesa: Salir de la energía nuclear, bueno, ¿pero dónde está la salida?

 

Alemania lista a coquetear con la bomba francesa


Palabras clave:Bomba francesa | Fuerza de disuasión nuclear | Elección presidencial francesa | Ben Cramer  

Actualizado ( Martes, 18 de Abril de 2017 21:40 )